DESPUÉS DE UNA NOCHE TRISTE SIEMPRE HAY UN NUEVO AMANECER

TEMA: DESPUÉS DE UNA NOCHE TRISTE SIEMPRE HAY UN NUEVO AMANECER

 

TEXTO: LUCAS 5:4-6

Generalmente cuando reflexionamos en este texto siempre nos enfocamos en la pesca milagrosa, en la fe de Pedro en las palabras de nuestro Señor, pero este dia vamos a enfocarnos para meditar un momento en la noche anterior a ese encuentro maravilloso con Jesús.

 

El texto solamente nos muestran las palabras de Pedro: Toda la noche hemos estado trabajando y nada hemos pescado (Vs 5).

 

Verdaderamente esa noche debe haber sido una noche muy difícil para esos pescadores que salieron en su barca con la esperanza de tener una buena pesca, con la esperanza de tener éxito, pero en la realidad fue todo lo contrario.

 

Pero no podemos negar que cada uno de nosotros alguna vez en la vida o quizás varias veces en la vida hemos pasado por tiempos muy similares a esa noche triste de Pedro y los otros pescadores, ¿Como habrá sido esa noche? Reflexionemos cómo pudo haber sido y esa noche y comparemos con lo que hoy estamos enfrentando nosotros en nuestra vida:

 

I) FUE UNA NOCHE DE TRABAJO SIN FRUTO: Toda la noche estuvieron trabajando, lanzando las redes, recogiéndolas y volviéndolas a lanzar pero lastimosamente todo el esfuerzo y él trabajo fue en vano pues no pescaron nada.

 

Posiblemente algunos de nosotros podamos estar pasando por tiempos en nuestra vida comparados a esa noche de trabajo sin fruto, pues nos estamos esforzando por nuestro matrimonio pero nada cambia, quizás habrá jóvenes que se esfuerzan por agradar a sus padres pero nunca logran llenar sus expectativas, solamente hay reproches y regaños, posiblemente nos estamos esforzando para mejorar la economía de nuestra familia pero aunque nos esforzamos no hemos podido salir de las deudas.

 

II) FUE UNA NOCHE DONDE EXPERIMENTARON EL FRACASO: Para un pescador trabajar toda la noche y no pescar nada es un fracaso, esa noche Pedro y los demás pescadores probaron el sabor amargo del fracaso.

 

Quizás en nuestra vida también nosotros estamos experimentando esa noche de fracaso, pues las cosas no van como las planificamos, posiblemente hemos experimentado un fracaso matrimonial, o quizás una ruptura sentimental con alguien que amabamos y teníamos muchos planes para el futuro, o quizás nos podamos sentir fracasados porque el negocio que con tanta ilusión comenzamos al final quebró y en nuestra vida estamos experimentando el amargo sabor del fracaso.

 

III) FUE UNA NOCHE EN LA CUAL TUVIERON PÉRDIDAS: Definitivamente esos pescadores para salir a pescar toda la noche tuvieron que invertir con el objetivo de obtener ganancias con lo que pescaran, invirtieron su tiempo, su esfuerzo, su barca, sus redes, pero esa noche no tuvieron ganancias, sino que pérdidas.

 

Posiblemente hoy en nuestra vida estamos viviendo esa noche de pérdidas, pues quizas por mas que luchamos perdimos nuestra casa, no pudimos pagar,  quizás invertimos tiempo, amor, esfuerzo en una relación en la cual no nos valoraron, en la cual al final todo se perdió, muchas personas también invierten todo lo que tienen para lograr el sueño de emigrar a otro país, pero muchos no lo logran y pierden todo lo que invirtieron para hacer realidad ese sueño.

 

PERO DESPUÉS DE ESA NOCHE TRISTE, POR LA MAÑANA LLEGÓ JESÚS Y SU VIDA CAMBIÓ (LUCAS 5:1-7)

 

Jesús llegó en la mañana y él transformó esa noche de esfuerzo sin fruto, esa noche de fracaso, esa noche de pérdidas, en una mañana milagrosa, en una mañana donde pudieron ver él poder de Dios en sus vidas, fue tan grande la pesca que sus redes se rompían, esas mismas redes que por la noche estuvieron vacías, JESÚS LAS LLENO!! Aleluya!!

 

Y también para nosotros la palabra de Dios nos declara que aunque estemos pasando la noche más triste de nuestra vida, es decir una época de fracaso y pérdidas, nuestra mañana ya viene, ya viene para nosotros también un nuevo amanecer y nuestro Señor hará maravillas.

 

  • Quizás hoy no ha tocado llorar, pero tenemos que esperar en Dios, porque en él está nuestra alegría (Salmo 30:5)

 

  • A pesar de lo oscura que pueda ser para nosotros la noche de nuestra aflicción, tenemos que confiar que para nosotros habrá un nuevo amanecer de parte de Dios (Isaías 60:2)

DESCARGA EN PDF: DESPUÉS DE UNA NOCHE TRISTE SIEMPRE HAY UN NUEVO AMANECER

Anuncios

Deja un comentario