LA VERDADERA LIBERTAD

TEMA: LA VERDADERA LIBERTAD

TEXTO: ISAIAS 61:1

{{
}}

Esta semana hemos celebrado en nuestros países centroamericanos y en México nuestra independencia, lo hemos celebrado a nivel de país, de nación, pero lastimosamente a nivel personal e individual millones de personas en nuestros países siguen siendo esclavos del pecado.

Para esa esclavitud espiritual no solo se necesita una declaración de independencia, sino una verdadera libertad, que no puede ser hecha por ningún hombre, sino solamente por nuestro Dios.

En el versículo que hemos leído para comenzar esta mañana vemos que nuestro Dios ha proclamado libertad a los cautivos y a los presos apertura de su cárcel.

Pero para que ese versículo sea realidad en nuestra vida tenemos que comprender en que consiste esa verdadera libertad que solamente nuestro Dios puede darnos y como la podemos obtener cada uno de nosotros.

Reflexionemos en lo que nos enseña la palabra de nuestro Dios sobre esa verdadera libertad:

  1. PRIMERAMENTE, TENEMOS QUE RECONOCER QUE LA LIBERTAD QUE OFRECE EL MUNDO ES UN ENGAÑO (2 PEDRO 2:19)

 

  • Toda la maquinaria publicitaria de satanás por medio de los engaños de las cosas atractivas del mundo hace creer a las personas que vivir en pecado es vivir en libertad, pero es totalmente lo contrario.

 

  • Satanás promete una vida de libertad, y hace creer a las personas que vivir una vida de libertinaje sexual, de vicios, de placeres desenfrenados es vivir libres, pero en realidad es volverse cada día más esclavos del pecado.

 

  • Y esa supuesta libertad que satanás promete es una vida lejos de Dios (Salmo 10:4)

 

  1. PERO TENEMOS QUE COMPRENDER QUE UNA VIDA LEJOS DE DIOS ES UNA VIDA DE ESCLAVITUD ESPIRITUAL

 

  • La falsa libertad del pecado se convierte en cadenas que esclavizan nuestra vida (Proverbios 5:22)

 

  • Esclavos de la amargura y la maldad que hay en sus corazones (Hechos 8:23)

 

  • Esclavos de la ley del pecado que está en nuestros miembros (Romanos 7:23)

 

  • Esclavos a la voluntad del diablo (2 Timoteo 2:26)
  • LA VERDADERA LIBERTAD UNICAMENTE SE LOGRA POR MEDIO DE JESUCRISTO (JUAN 8:34-36)

 

  • La proclamación de libertad de nuestro Dios para los cautivos y para los presos del pecado, de la amargura, de la condenación, de la maldad, solamente se hace realidad en la vida del ser humano por medio del hijo de Dios, nuestro Señor Jesucristo.

 

  • Él nos hizo comprender el engaño de satanás, nos hizo comprender que no éramos libres, sino que esclavos, por medio de su palabra que es la verdad (Juan 8:32)

 

  • Él nos liberto de la potestad de satanás pagando nuestro precio por medio de su sangre (Colosenses 1:13-14)

 

  • Pero lo maravilloso es que Dios no nos compró para que seamos esclavos sino para hacernos sus hijos (Romanos 8:15)

 

  1. EL SEÑOR SOLAMENTE NOS HACE ADVERTENCIAS PARA LA VERDADERA LIBERTAD QUE NOS HA DADO

 

  • Que nos mantengamos firmes en la libertad y no volvamos a la esclavitud (Gálatas 5:1)

 

Pues cuando habiendo sido hecho libres por el Señor volvemos atrás a nuestros pecados pasados, nuestro estado es peor que el primero (2 Pedro 2:20-21)

 

  • Que no usemos esa libertad para el pecado y hagamos tropezar a otros (1 Corintios 8:9)

 

 

Deja un comentario