ESTUDIO BÍBLICO ¿CÓMO SER LIBRES? II PARTE: ¿CÓMO SER LIBRES DEL RENCOR?

ESTUDIO BÍBLICO ¿CÓMO SER LIBRES? II PARTE: ¿CÓMO SER LIBRES DEL RENCOR?

TEXTO: AMOS 1:11

{{
}}

Este día continuamos con el tema del mes de septiembre ¿Como ser libres?, y hoy vamos a estudiar por medio de la palabra de Dios un tema muy importante: ¿Cómo podemos ser libres del rencor? 

Verdaderamente tenemos que reconocer que muchos de nosotros vivimos presos del rencor, y ese rencor no nos permite disfrutar del gozo y la paz del Señor en nuestra vida. 

Veamos dos conceptos que tenemos que comprender

RESENTIMIENTO: Es un sentimiento persistente de disgusto o enfado hacia alguien por considerarlo causante de cierta ofensa o daño sufridos y que se manifiesta en palabras o actos hostiles.

Cuando no perdonamos y permitimos que el resentimiento permanezca en nuestro corazón entonces ese resentimiento se convierte poco a poco en rencor.

RENCOR: Sentimiento de gran resentimiento y manifestada en una actitud de hostilidad hacia una persona a causa de una ofensa o un daño recibidos.

El rencor es el deseo de dañar, de pagar con la misma moneda, de castigar a la persona que nos ha hecho daño, que nos ofendió. 

Posiblemente en este momento nuestro corazón está lleno de rencor y de amargura, a causa de personas de nuestra misma familia o de nuestra misma iglesia, que nos dañaron que nos lastimaron, con su abandono, con su infidelidad, con sus maltratos o abusos, con sus palabras hirientes o de burla, y aunque somos cristianos no podemos experimentar en nuestra vida el gozo de la salvación, y no tenemos paz en nuestro corazón, es por eso que es tan necesario que seamos libres de las cadenas del rencor en nuestro corazón.

Antes de responder la pregunta principal de este estudio, vale la pena que respondamos primeramente esta pregunta ¿PORQUE TENEMOS QUE SER LIBRES DEL RENCOR? 

PRIMERAMENTE TENEMOS QUE COMPRENDER Y RECONOCER QUE EL RENCOR ES UN PECADO (AMOS 1:11) 

  • Por lo tanto para ser libres del rencor lo primero que tenemos que hacer es reconocer con sinceridad ese pecado en nuestro corazón y confesarlo a nuestro Señor para recibir de él su perdón. 
  • Esto es algo que muchas veces no reflexionamos o no comprendemos, tener rencor en nuestro corazón significa negarnos a perdonar al que nos ha ofendido y también negarnos a recibir el perdón de Dios en nuestra vida.

TENEMOS QUE COMPRENDER QUE GUARDAR RESENTIMIENTO Y EL RENCOR EN NUESTRO CORAZÓN ES DARLE LUGAR AL DIABLO EN NUESTRA VIDA (EFESIOS 4:26-27) 

  • Cuando nos negamos a perdonar y guardamos resentimiento y rencor en nuestro corazón estamos dándole lugar u oportunidad al diablo para que nos llene de amargura, para que llene nuestra boca de palabras ofensivas e hirientes hacia nuestro prójimo. 
  • Guardar resentimiento y rencor es darle oportunidad al enemigo para que pueda dividir, para que contamine con pleitos y enemistades nuestra familia. 

TENEMOS QUE COMPRENDER QUE LAS CONSECUENCIAS DEL RESENTIMIENTO Y DEL RENCOR LAS SUFRIMOS NOSOTROS MISMOS (ROMANOS 6:23) 

  • La palabra de Dios nos dice que la paga del pecado es muerte, eso significa que la paga del pecado del rencor en nuestra vida la vamos a sufrir nosotros, no la persona con la que estamos resentidos. 
  • Hay una frase que nos debe hacer reflexionar sobre los efectos del resentimiento y del rencor en nosotros mismos: El rencor es como tomar veneno y esperar que mate a nuestros enemigos. 
  • Eso significa que los únicos que estamos sufriendo verdaderamente los efectos del resentimiento y del rencor que tenemos guardados en nuestro corazón somos nosotros mismos, nos estamos dañando a nosotros mismos. 

Ahora que ya comprendimos la importancia de ser libres del resentimiento y del rencor en nuestro corazón respondamos la pregunta inicial ¿CÓMO PODEMOS SER LIBRES DEL RESENTIMIENTO Y DEL RENCOR? La respuesta a esa pregunta la podemos resumir en una sola palabra: PERDONAR.

I) PARA SER LIBRES DEL RESENTIMIENTO Y DEL RENCOR TENEMOS QUE DECIDIR PERDONAR A QUIEN NOS OFENDIÓ (COLOSENSES 3:12-13)

El énfasis en este punto es la palabra DECIDIR, el perdón tiene que ver con lo que nosotros decidimos o elegimos, no con lo que sentimos, pues posiblemente no sintamos deseos de perdonar a las personas que nos han ofendido, pero Dios quiere que decidamos perdonar, aunque nuestros sentimientos no quieran hacerlo, que decidamos perdonar por OBEDIENCIA A DIOS.

Tenemos que perdonar de la manera como Cristo nos perdonó a nosotros, ¿Cómo nos perdonó Cristo a nosotros? (vs 13) NOS PERDONÓ DE MANERA UNILATERAL es decir él decidió perdonarnos, aunque nosotros no le hayamos pedido perdón, 

Unilateral significa: De un solo lado, es decir YO DECIDO PERDONARTE, aunque tu no me pidas que te perdone, 
Posiblemente la persona que te hizo daño no vendrá a ti pidiéndote perdón, quizás ese padre que te abandono cuando eras un niño o una niña no vendrá a ti a pedirte perdón, posiblemente ese esposo que te trato con violencia y te humillo no vendrá a pedirte perdón, pero tú puedes decidir UNILATERALMENTE perdonar, así como Cristo nos perdonó a nosotros, recordemos que en la carne es muy difícil o casi imposible que podamos hacerlo, pero en Cristo si podemos, porque todo lo podemos en Cristo que nos fortalece.

Deja un comentario