LECCIONES DEL LLAMAMIENTO DE MOISES PARA NUESTRA VIDA

TEMA:  LECCIONES DEL LLAMAMIENTO DE MOISES PARA NUESTRA VIDA

TEXTO: EXODO 3:1-6 Apacentando Moisés las ovejas de Jetro su suegro, sacerdote de Madián, llevó las ovejas a través del desierto, y llegó hasta Horeb, monte de Dios. 2 Y se le apareció el Ángel de Jehová en una llama de fuego en medio de una zarza; y él miró, y vio que la zarza ardía en fuego, y la zarza no se consumía. 3 Entonces Moisés dijo: Iré yo ahora y veré esta grande visión, por qué causa la zarza no se quema. 4 Viendo Jehová que él iba a ver, lo llamó Dios de en medio de la zarza, y dijo: ¡Moisés, Moisés! Y él respondió: Heme aquí. 5 Y dijo: No te acerques; quita tu calzado de tus pies, porque el lugar en que tú estás, tierra santa es. 6 Y dijo: Yo soy el Dios de tu padre, Dios de Abraham, Dios de Isaac, y Dios de Jacob. Entonces Moisés cubrió su rostro, porque tuvo miedo de mirar a Dios.

DESCARGA EN PDF: https://elblogdelpastoroscarflores.com/wp-content/uploads/2023/01/LECCIONES-DEL-LLAMAMIENTO-DE-MOISES-PARA-NUESTRA-VIDA.pdf

Esta historia que acabamos de leer ocurrio hace mas de TRES MIL QUINIENTOS años, pero sigue teniendo enseñanzas maravillosas para la vida de cada uno de nosotros, pues de la misma forma como hace muchísimos años Dios llamó a Moises, también HOY, EN LA ACTUALIDAD, DIOS SIGUE LLAMANDO PERSONAS PARA CUMPLIR SUS PROPÓSITOS EN ESTE MUNDO, en sus países, en sus comunidades, y en sus familias.

Dios llamó a Moisés para encargarle una misión: LIBERAR A SU PUEBLO DE LA ESCLAVITUD DE EGIPTO, esto era verdaderamente una misión que parecia imposible de realizar para un solo hombre, liberar a todo un pueblo que estaba viviendo bajo el dominio, bajo la esclavitud del imperio mas poderoso de aquella epoca, pero Moises acepto el llamado.

Este dia vamos a reflexionar en varias lecciones muy importantes que podemos tomar para nuestra vida del llamado de Dios para Moises, pues tenemos que recordar que Dios sigue llamando personas, y él también nos llama a cada uno de nosotros (Mateo 20:16) Así, los primeros serán postreros, y los postreros, primeros; porque muchos son llamados, mas pocos escogidos. Los escogidos son todos aquellos que acepten el llamado del Señor para sus vidas.

VEAMOS EN LA PALABRA DE DIOS CUÁLES SON ESAS LECCIONES QUE PODEMOS TOMAR PARA NUESTRA VIDA DEL LLAMADO DE MOISÉS:

I) EL LLAMADO DE DIOS NO ES “POR CAUSA DE” SINO “A PESAR DE…” (ÉXODO 3:1-2) Apacentando Moisés las ovejas de Jetro su suegro, sacerdote de Madián, llevó las ovejas a través del desierto, y llegó hasta Horeb, monte de Dios. 2 Y se le apareció el Ángel de Jehová en una llama de fuego en medio de una zarza; y él miró, y vio que la zarza ardía en fuego, y la zarza no se consumía.

Muchos podemos creer o pensar que Dios llama a alguien porque es el más preparado, él más apto, el que tiene más cualidades, es decir, por causa de lo bueno que alguien es, PERO NO ES ASÍ.

Dios llamó a Moisés A PESAR DE que él era ya un anciano, a pesar de sus errores cometidos anteriormente, pues él había matado a un Egipcio en su juventud, a pesar de todo él lo llamó.

Igualmente a nosotros Dios nos llama a pesar de nuestros errores, de nuestros pecados, de nuestras debilidades que él conoce perfectamente, a pesar de nuestros fracasos, a pesar de que consideramos no estar preparados. AÚN ASÍ , DIOS NOS LLAMA.

Tenemos que comprender que posiblemente hay personas mas preparadas, mas capacitadas, con más cualidades, pero Dios no está buscando las personas mas preparadas, sino las personas que tengan un corazón DISPUESTO Y DISPONIBLE para nuestro Dios, que a pesar de sus debilidades, a pesar de sus fracasos anteriores, a pesar de sus temores, puedan decir HEME AQUI ENVIAME A MI.

II) DIOS NOS HACE UN LLAMADO ESPECÍFICO PARA NOSOTROS, DIOS TIENE UN PROPÓSITO QUE NOSOTROS DEBEMOS CUMPLIR (ÉXODO 3:4-6) Viendo Jehová que él iba a ver, lo llamó Dios de en medio de la zarza, y dijo: ¡Moisés, Moisés! Y él respondió: Heme aquí. 5 Y dijo: No te acerques; quita tu calzado de tus pies, porque el lugar en que tú estás, tierra santa es. 6 Y dijo: Yo soy el Dios de tu padre, Dios de Abraham, Dios de Isaac, y Dios de Jacob. Entonces Moisés cubrió su rostro, porque tuvo miedo de mirar a Dios.

Podemos ver que Dios llamo a Moises por su nombre, era un llamado directo, específico para él , la misión de rescatar a Israel de Egipto era ESPECÍFICAMENTE para él

Dios tiene un propósito específicamente para cada uno de nosotros, un llamado directo e individual para nuestra vida.

Como lo podemos ver en el caso del llamamiento de Jonas, aunque Jonas huyo del llamado, aunque Jonas se fue, tomó un barco, rechazó el llamado el llamado de Dios (Jonás 1:1-3) Vino palabra de Jehová a Jonás hijo de Amitai, diciendo: 2 Levántate y ve a Nínive, aquella gran ciudad, y pregona contra ella; porque ha subido su maldad delante de mí. 3 Y Jonás se levantó para huir de la presencia de Jehová a Tarsis, y descendió a Jope, y halló una nave que partía para Tarsis; y pagando su pasaje, entró en ella para irse con ellos a Tarsis, lejos de la presencia de Jehová.

Pero Dios no busco a otro, Dios no llamó a otro para enviarlo a Nínive, sino que mandó una gran tempestad y un gran pez , para traer de regreso a Jonas a cumplir su misión (Jonás 1:15-17) Y tomaron a Jonás, y lo echaron al mar; y el mar se aquietó de su furor. 16 Y temieron aquellos hombres a Jehová con gran temor, y ofrecieron sacrificio a Jehová, e hicieron votos. 17 Pero Jehová tenía preparado un gran pez que tragase a Jonás; y estuvo Jonás en el vientre del pez tres días y tres noches.

Dios te está llamando, Dios está esperando que atiendas su llamado, Dios tiene un plan y un propósito para cumplir por medio de tu vida, ¿Cuando vas a aceptar el llamado del Señor? ¿Cuanto más vas a hacer esperar al Señor?  EN TU FAMILIA DIOS TIENE UN PROPÓSITO PARA CUMPLIR, EN TU LUGAR DE TRABAJO, CON  TUS AMIGOS INCONVERSOS, Dios te quiere usar, acepta el llamado.

Por medio de este mensaje DIOS TE ESTÁ LLAMANDO POR TU NOMBRE….

III) DIOS NOS LLAMA A PESAR DE NUESTRAS DEBILIDADES Y DEFECTOS Y DEL  CONCEPTO QUE TENGAMOS DE NOSOTROS MISMOS (ÉXODO 3:9-12) El clamor, pues, de los hijos de Israel ha venido delante de mí, y también he visto la opresión con que los egipcios los oprimen. 10 Ven, por tanto, ahora, y te enviaré a Faraón, para que saques de Egipto a mi pueblo, los hijos de Israel. 11 Entonces Moisés respondió a Dios: ¿Quién soy yo para que vaya a Faraón, y saque de Egipto a los hijos de Israel? 12 Y él respondió: Ve, porque yo estaré contigo; y esto te será por señal de que yo te he enviado: cuando hayas sacado de Egipto al pueblo, serviréis a Dios sobre este monte.

Moises no se sintió digno ni capaz de poder realizar lo que Dios les estaba pidiendo, su propio concepto de él mismo le estaba impidiendo aceptar el llamado de Dios para su vida.

Moises se miraba a si mismo viejo, con incapacidades físicas, y no se sentía apto para aceptar el reto

Pensaba que no le iban a creer (Éxodo 4:1) Entonces Moisés respondió diciendo: He aquí que ellos no me creerán, ni oirán mi voz; porque dirán: No te ha aparecido Jehová.

Pensaba que no podría ni siquiera hablar bien con Faraón, que no sabria que decir y que quizá ni siquiera le iban a entender  (Éxodo 4:10) Entonces dijo Moisés a Jehová: ¡Ay, Señor! nunca he sido hombre de fácil palabra, ni antes, ni desde que tú hablas a tu siervo; porque soy tardo en el habla y torpe de lengua.

Moises llegó hasta a decirle a Dios que posiblemente se había equivocado al llamarlo a él (Éxodo 4:12) Ahora pues, ve, y yo estaré con tu boca, y te enseñaré lo que hayas de hablar. 13 Y él dijo: ¡Ay, Señor! envía, te ruego, por medio del que debes enviar.

DIOS NOS SE HA EQUIVOCADO CON NOSOTROS, A PESAR DE NUESTROS DEFECTOS, O AUN A PESAR DE NUESTRA BAJA AUTOESTIMA, DIOS NOS VE COMO INSTRUMENTOS ÚTILES PARA ÉL PORQUE SU PRESENCIA ESTÁ CON NOSOTROS ASÍ COMO ESTUVO CON MOISÉS PARA PODER CUMPLIR SU PROPÓSITO (HECHOS 7:35-36) A este Moisés, a quien habían rechazado, diciendo: ¿Quién te ha puesto por gobernante y juez?, a este lo envió Dios como gobernante y libertador por mano del ángel que se le apareció en la zarza. 36 Este los sacó, habiendo hecho prodigios y señales en tierra de Egipto, y en el Mar Rojo, y en el desierto por cuarenta años.

Deja un comentario