SERMON DIA DE LAS MADRES 2014: QUIEN ES UNA MADRE?

TEMA: ¿QUIEN ES UNA MADRE?

TEXTO: MATEO 15:21-28 Saliendo Jesús de allí, se fue a la región de Tiro y de Sidón. 22 Y he aquí una mujer cananea que había salido de aquella región clamaba, diciéndole: ¡Señor, Hijo de David, ten misericordia de mí! Mi hija es gravemente atormentada por un demonio. 23 Pero Jesús no le respondió palabra. Entonces acercándose sus discípulos, le rogaron, diciendo: Despídela, pues da voces tras nosotros. 24 Él respondiendo, dijo: No soy enviado sino a las ovejas perdidas de la casa de Israel. 25 Entonces ella vino y se postró ante él, diciendo: ¡Señor, socórreme! 26 Respondiendo él, dijo: No está bien tomar el pan de los hijos, y echarlo a los perrillos. 27 Y ella dijo: Sí, Señor; pero aun los perrillos comen de las migajas que caen de la mesa de sus amos. 28 Entonces respondiendo Jesús, dijo: Oh mujer, grande es tu fe; hágase contigo como quieres. Y su hija fue sanada desde aquella hora.

DESCARGA EN PDF: https://elblogdelpastoroscarflores.com/wp-content/uploads/2022/05/¿QUIEN-ES-UNA-MADRE_.pdf

POEMA: ¿QUÉ ES UNA MADRE?”

“Una madre es una cosa que el niño ama y el hombre olvida.

Es un amor hecho a prueba de toda clase de dolores y de todo género de ingratitudes.

Un corazón que no se cansa nunca de sufrir.

Un alma que no deja ni un momento de querer..”

Todos podemos tener nuestra propia definición de lo que es un de quien es una madre, sin lugar a dudas una mujer nunca sabe cual es su fuerza, no conoce que tan grande es su valentía, no conoce lo que es capaz de hacer por amor, hasta que se convierte en madre.

Pero las mejores definiciones de lo que significa ser una madre las encontramos en la palabra de Dios.

Muchas veces cuando se predica sobre las madres siempre hablamos de las grandes mujeres del pueblo de Dios: Jocabed la madre de Moisés, de Maria la madre de nuestro Señor, de Eunice la madre de Timoteo, etc.

Pero esta noche reflexionaremos sobre la vida de una madre que no era del pueblo de Dios, no era judía, era cananea, pero su gran amor hacia su hija y su gran fe impresionaron a nuestro señor Jesucristo.

Es por eso que hoy por medio de la vida de esa madre que tenía una hija gravemente atormentada contestaremos esa pregunta: ¿QUIÉN ES UNA MADRE?

I)   UNA MADRES ES ALGUIEN QUE ESTÁ DISPUESTA A TODO POR LA VIDA DE SUS HIJOS ( VS 22) Y he aquí una mujer cananea que había salido de aquella región clamaba, diciéndole: ¡Señor, Hijo de David, ten misericordia de mí! Mi hija es gravemente atormentada por un demonio.

Esta mujer no era del pueblo de Dios pero a ella no le importo, no le importó ser vista de menos, no le importó ser criticada o menospreciada.

Muchas madres están dispuestas a ser echadas de la casa de sus padres por amor a ese hijo, están dispuestas a enterrar sus sueños para hacer realidad los de sus hijos, están dispuestas a hacer cualquier sacrificio por amor a sus hijos.

II)  UNA MADRE ES ALGUIEN QUE SIENTE EL DOLOR DE SUS HIJOS COMO SU PROPIO DOLOR (VS 22B) ¡Señor, Hijo de David, ten misericordia de mí! Mi hija es gravemente atormentada por un demonio.

Con esta frase podemos comprender el amor de esa mujer para su hija: ten misericordia de mí!! para esa madre el dolor de su hija era su propio dolor.

Ninguna persona en el mundo puede sentir como propio el dolor de otra persona como el corazón de una madre, cada enfermedad, cada fracaso, cada tristeza, cada tropiezo, ese dolor ha sido también el dolor de una madre.

Dios ha dejado a esas personas llamadas madres para ser sus manos, sus ojos, su boca, para cada uno de nosotros, porque nadie más siente el dolor de un hijo que una madre, lastimosamente muchas veces no las valoramos hasta que ya es demasiado tarde.

III)  UNA MADRE ES ALGUIEN QUE NUNCA SE RINDE POR SUS HIJOS (VS 23-24) Pero Jesús no le respondió palabra. Entonces acercándose sus discípulos, le rogaron, diciendo: Despídela, pues da voces tras nosotros. 24 Él respondiendo, dijo: No soy enviado sino a las ovejas perdidas de la casa de Israel.

Esa mujer clamó por misericordia pero en lugar de misericordia recibió silencio de parte del Señor, los discípulos de Jesús la mandaban a callar, pero ella no se rindió, ella no se dio por vencida; pues era la vida de su hija la que estaba en juego.

Una madre no se rinde cuando ora por sus hijos, no se rinde al aconsejarlos, aunque la respuesta a sus oraciones no llegue, una madre no deja de clamar, no deja de esperar, no deja de confiar que sus oraciones serán contestadas.

No importa que tan dificil sea la situación en la que sus hijos puedan estar ella nunca se rinde de luchar por ayudarlos, no se rinde nunca en su fe confiando que Dios obrara un milagro en sus vidas.

Si hay un ejemplo de perseverancia en fe y amor en este mundo son las madres, que no se cansan, que no se rinden, que no se dan por vencidas de clamar e interceder por la vida de sus hijos e hijas, y por ello alcanzan grandes milagros a favor de ellos.

IV) UNA MADRE ES ALGUIEN CON UNA FE INQUEBRANTABLE (VS 26-27) Respondiendo él, dijo: No está bien tomar el pan de los hijos, y echarlo a los perrillos. 27 Y ella dijo: Sí, Señor; pero aun los perrillos comen de las migajas que caen de la mesa de sus amos.

Cuando Jesús rompió el silencio la respuesta fue: no está bien tomar el pan de los hijos y tirarlo a los perrillos. Seguramente esta no era la respuesta esperada por esa madre, no era lo que ella esperaba de ese encuentro con el Señor.

Pero su fe no se quebró, ella no exigió sus derechos, ella pidió misericordia, ella pidió las migajas que caen de la mesa del señor.

Quizás en tu vida las cosas no han salido como tu esperabas con respecto a la vida de tus hijos, quizás la enfermedad no ha mejorado, quizás ellos aún no han dejado el vicio, posiblemente en lugar de dejar esas malas amistades se ha involucrado aún mucho más.

Pero tu fe sigue inquebrantable, tu fe sigue intacta, no imponiendo al señor, sino suplicando por su misericordia.

Esa fe inquebrantable es la fe que Dios ve en tu corazón, esa fe es la que ha permitido que el Señor obre maravillas en la vida de tus hijos, es la fe que ha hecho que el poder de Dios se derrame sobre tu familia.

CONCLUSIÓN: Ahora hijos que ya saben quien es una madre , valorala, amala, cuidala, y dale gracias a Dios por permitirte tenerla. FELIZ DIA DE LAS MADRES