CUATRO ERRORES QUE DESTRUYEN GENERACIONES

TEMA: CUATRO ERRORES QUE DESTRUYEN GENERACIONES

TEXTO: PROVERBIOS 30:11-15 Hay generación que maldice a su padre Y a su madre no bendice. 12 Hay generación limpia en su propia opinión, Si bien no se ha limpiado de su inmundicia. 13 Hay generación cuyos ojos son altivos Y cuyos párpados están levantados en alto. 14 Hay generación cuyos dientes son espadas, y sus muelas cuchillos, Para devorar a los pobres de la tierra, y a los menesterosos de entre los hombres. 15 La sanguijuela tiene dos hijas que dicen: !!Dame! !!dame! Tres cosas hay que nunca se sacian; Aun la cuarta nunca dice: !!Basta!

DESCARGA EN PDF: https://elblogdelpastoroscarflores.com/wp-content/uploads/2021/08/CUATRO-ERRORES-QUE-DESTRUYEN-GENERACIONES.pdf

Hoy en día se ha hecho una clasificación de las generaciones dependiendo del año en que nacimos, cada uno de nosotros en la actualidad pertenecemos a una de estas generaciones que tiene sus propias características, que hemos vivido diferentes circunstancias y hemos enfrentado diferentes retos.

Esta clasificación es la siguiente: 

GENERACIÓN SILENCIOSA Nacidas entre 1928 y 1945 y tienen entre 76 y 93 años, fueron hijos de la Gran Depresión provocada por la segunda guerra mundial, cuyos padres, después de haberse deleitado durante los felices años veinte, ahora se enfrentaban a grandes dificultades económicas y luchaban por mantener a sus familias y muchos de ellos perdieron a sus padres o hermanos mayores, que murieron en la guerra.

BABY BOOMERS: Nacidos de 1946 a 1964 y tienen entre 57 y 75 años. Esta generación pone en valor el trabajo, la constancia, la honestidad y la fidelidad. Consideran que su empresa es la única de toda su carrera porque en su balanza el peso tiende a la seguridad y estabilidad que ésta le proporciona.

GENERACIÓN X: Este grupo de personas nació entre 1965 y 1980 y tienen entre 41 y 56 años. Ellos vivieron el cambio de lo análogo a lo digital, la generación del divorcio, de las madres solteras, de la lucha por los derechos a la igualdad, de los hippies, la generacion que vio surgir la  PC de escritorio y luego las laptops y tablets; la misma que despidió las cintas en cassette y vídeos y que vivió el cambio hacia el CD, los que vieron  la televisión en blanco y negro y luego a color, la generación que vivió la guerra de Vietnam, y la última generación que jugó libremente en la calle reunidos con sus amigos.

MILLENNIALS: Han nacido entre 1981 y 2000  y tienen entre 21 y 40 años. Esta generación no tiene miedo al cambio y siempre están dispuestos a emprender. Una característica muy destacable de los millennials es que se adaptan con facilidad a un ritmo cambiante en los proyectos sin importarles el fracaso, por eso son los emprendedores por excelencia. 

GENERACIÓN Z: Son los menores de 20 años. Muchos de ellos están estudiando o empiezan a poner un pie en el mundo laboral. Gestionan muy bien la tecnología y las redes sociales y se caracterizan por ser autodidactas gracias a la información que les proporciona internet. Muchos de ellos apuestan por emprender y vivir de su propia empresa.

Pero independientemente a la generación que pertenezcamos la palabra de Dios nos enseña que hay errores que han afectado y han llevado al fracaso a las generaciones en la historia de la humanidad, estos son los errores que nosotros como familias cristianas debemos evitar y no permitir que nuestros hijos caigan en estos mismos errores. 

Veamos en el texto que hemos leído para comenzar cuáles son esos errores que destruyen generaciones y que nosotros debemos evitar en nuestra vida y en nuestra familia: 

I) PRIMER ERROR: MENOSPRECIAR Y DESHONRAR A NUESTROS PADRES (VS 11) Hay generación que maldice a su padre Y a su madre no bendice.

Tenemos que saber que una generación que no honra a sus padres y que peor aún los maldice, es una generación que está destinada a fracasar, es una generación de personas a las que no les irá bien en la vida (Efesios 6:2-3) Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa; 3 para que te vaya bien, y seas de larga vida sobre la tierra.

Una persona que maldice a su padre o a su madre es una personas que está trayendo tinieblas y muerte a su vida, es decir dolor, amargura, esterilidad, sin esperanza (Proverbios 20:20) Al que maldice a su padre o a su madre, Se le apagará su lámpara en oscuridad tenebrosa. (Mateo 15:4) Porque Dios mandó diciendo: Honra a tu padre y a tu madre; y: El que maldiga al padre o a la madre, muera irremisiblemente.

Tenemos que comprender que como hijos no somos jueces de nuestros padres, y la palabra de Dios nos manda a honrarlos, es decir que los hijos de todas las edades debemos honrar a nuestros padres, sin importar si sus padres “merecen” o no la honra, pues tenemos que comprender que al honrar a nuestros padres estamos agradando a nuestro Dios y eso trae bendición a nuestra vida (Colosenses 3:20) Hijos, obedeced a vuestros padres en todo, porque esto agrada al Señor

Honrar a nuestros padres significa no burlarnos de ellos, no menospreciarlos ni con palabras ni con nuestras acciones, no abandonarlos, y nunca llegar a exclamar que no hubiéramos querido ser hijos de ellos (Isaías 45:10) !!Ay del que dice al padre: ¿Por qué engendraste? y a la mujer: ¿Por qué diste a luz?!

II) SEGUNDO ERROR: EL RELATIVISMO MORAL (PROVERBIOS 30:12) Hay generación limpia en su propia opinión, Si bien no se ha limpiado de su inmundicia

El relativismo moral es la creencia que le da igual valor, legitimidad, importancia y peso a todas las opiniones morales y éticas independientemente de quién, cómo, cuándo y dónde se expresan; por tanto, las opiniones morales o éticas, las cuales pueden variar de persona a persona, son igualmente válidas, ya que las opiniones y las circunstancias son cambiantes ninguna principio moral puede ser considerado como una verdad absoluta o universal. 

Este es un error que ha destruido generaciones desde el huerto de huerto de Edén, con el engaño de satanás de “Seréis como Dios conociendo el bien y el mal” (Génesis 3:4-5) Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis; 5 sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal.

El error de las generaciones es desechar la verdad de Dios y tomar como verdad lo que todos aceptan como bueno, aunque esto sea pecado, tenemos que comprender que no todo lo que la sociedad acepta como legal o como bueno es agradable a los ojos de Dios.

Tenemos que comprender que los conceptos universales de lo bueno o lo malo no lo define la sociedad, ni las opiniones de los hombres pues sus mentes están corrompidas por causa del pecado (Efesios 4:17-19) Esto, pues, digo y requiero en el Señor: que ya no andéis como los otros gentiles, que andan en la vanidad de su mente, 18 teniendo el entendimiento entenebrecido, ajenos de la vida de Dios por la ignorancia que en ellos hay, por la dureza de su corazón; 19 los cuales, después que perdieron toda sensibilidad, se entregaron a la lascivia para cometer con avidez toda clase de impureza.

Lo que Dios en su palabra ha establecido como pecado sigue produciendo muerte, dolor y fracaso, y todo aquello que en la Biblia no está definido, como familia cristiana tenemos que enseñarles a nuestras generaciones que aunque algo no esté prohibido, no todo conviene, y no todo edifica, y lo que no conviene ni edifica, nos esclaviza 

1 Corintios 6:12 Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen; todas las cosas me son lícitas, mas yo no me dejaré dominar de ninguna.

1 Corintios 10:23 Todo me es lícito, mas no todo conviene: todo me es lícito, mas no todo edifica.

II) TERCER ERROR: UN CORAZÓN LLENO DE SOBERBIA (PROVERBIOS 30:13) Hay generación cuyos ojos son altivos Y cuyos párpados están levantados en alto.

Lastimosamente entre las diferentes generaciones que conviven actualmente hay soberbia en sus corazones, sintiéndose superiores a la generación anterior o superiores a la generación posterior. 

Muchos jóvenes ven con menosprecio a los adulto, y aun a sus padres, por su limitado manejo de la tecnología, y muchos adultos, ven con menosprecio a los jóvenes por su debilidad o por ser una generación “de cristal”  

Pero la palabra de Dios nos manda a no menospreciar a las generaciones actuales y creer que nuestra generación fue la mejor (Eclesiastés 7:10) Nunca digas: ¿Cuál es la causa de que los tiempos pasados fueron mejores que estos? Porque nunca de esto preguntarás con sabiduría.

Y también la palabra de Dios manda a los jóvenes a no menospreciar a las generaciones anteriores, ni verlas de menos (Levítico 19:32) Delante de las canas te levantarás, y honrarás el rostro del anciano, y de tu Dios tendrás temor. Yo Jehová.

En lugar de tener un corazón lleno de soberbia, tenemos que tener un corazón humilde, comprendiendo que como tanto las generaciones pasadas como las actuales podemos aprender los unos de los otros, y ambas generaciones tenemos muchos que aprender unos de los otros. 

IV) CUARTO ERROR: UN CORAZÓN DOMINADO POR LA VANIDAD, EL MATERIALISMO Y LA AVARICIA (PROVERBIOS 30:14-15) Hay generación cuyos dientes son espadas, y sus muelas cuchillos, Para devorar a los pobres de la tierra, y a los menesterosos de entre los hombres. 15 La sanguijuela tiene dos hijas que dicen: !!Dame! !!dame! Tres cosas hay que nunca se sacian; Aun la cuarta nunca dice: !!Basta!

Tenemos que reconocer que cuando una persona tiene su corazón lleno de vanidad, de materialismo y de avaricia es capaz de todo, no tiene misericordia, no le importa a quien puede dañar con tal de conseguir lo que quiere. 

Muchas generaciones han sido afectadas cuando el materialismo ha llenado el corazón de los padres y las madres y por amor al dinero han dejado abandonadas sus familias, han emigrado a otros países buscando una mejor economía familiar, pero lastimosamente muchos de ellos lo que lograron fue ver como su familia se destruye y como sus hijos se perdían. 

Igualmente cuando la vanidad, el materialismo y la avaricia llenan el corazón de los hijos, se convierten en personas sin misericordia, que exigen, que no valoran el esfuerzo de sus padres.

Para poder comprender esto podemos ver el mismo texto que acabamos de leer: Proverbios 30:14-15 en la Traducción Lenguaje Actual: Hay quienes aman tanto el dinero que despojan a los pobres y a los indefensos de este mundo; les sacan hasta el último centavo, y los dejan desnudos en la calle. 15 »La chupasangre tiene dos hijas: una se llama “Dame”, y la otra, “Damemás”. Es amiga del que ama el dinero, pues éste siempre quiere más.

CONCLUSIÓN: Nuestras generaciones no se perderán ni se destruirán si nuestra vida esta confiando en la bondad, la fidelidad y el poder de aquel que permanece de generación en generación y su verdad es eterna: NUESTRO DIOS (Salmos 100:5) Porque Jehová es bueno; para siempre es su misericordia, Y su verdad por todas las generaciones.