LA IMPORTANCIA DE UN BUEN PADRE

TEMA: LA IMPORTANCIA DE UN BUEN PADRE 

TEXTO: GENESIS 1:27-28

Desde el inicio de la humanidad nuestro Dios diseñó a la familia, y en ese modelo original de familia estaban presentes tanto una madre como un padre. 

Lastimosamente en la actualidad ese modelo original diseñado por nuestro Dios está siendo atacado fuertemente por el enemigo, pues tenemos que comprender que satanás siempre trata de destruir el modelo de Dios, para imponer modelos equivocados que no están bajo la bendición del Señor. 

Hoy en día en un gran porcentaje de familias en la sociedad son las madres quienes están al frente de sus familias pues el padre no está, ya sea por problemas en la relación de pareja o por abandono de los hijos y de la familia, y tenemos que comprender que aunque estas familias pueden ser “Funcionales” ESTE NO ES EL DISEÑO DE DIOS. 

Verdaderamente nosotros como hombres tenemos que comprender la importancia de ser un buen padre para su familia, y esa importancia del padre se resume en las TRES “P” : PRESENTE, PROVEEDOR Y PROTECTOR. Veamos en la palabra de Dios cada una de ellas: 

I) UN PADRE DEBE ESTAR PRESENTE EN LA VIDA DE SUS HIJOS (LUCAS 11:5-7) Les dijo también: ¿Quién de vosotros que tenga un amigo, va a él a medianoche y le dice: Amigo, préstame tres panes, 6 porque un amigo mío ha venido a mí de viaje, y no tengo qué ponerle delante; 7 y aquél, respondiendo desde adentro, le dice: No me molestes; la puerta ya está cerrada, y mis niños están conmigo en cama; no puedo levantarme, y dártelos?

Hace unos años atrás escuche el testimonio de un hombre anciano, y él hablaba de todo lo que sufrió en su infancia, del rechazo, del abandono, de tener que andar de casa en casa porque su madre, él y sus hermanos no tenían un lugar donde vivir, y con lágrimas en sus ojos este hombre dijo esta frase: “Todo lo que tuve que sufrir por no tener un papá…” 

Y esta es la historia de muchas personas, que lastimosamente han tenido un padre AUSENTE, un padre que los abandono, un padre que no quiso asumir su responsabilidad como hombre y como padre de familia sino que huyó de su compromiso para con sus hijos y para con Dios. 

Pero tenemos que reconocer que hay muchos padres de familia que no han abandonado a sus hijos, sino que están ahí en casa, pero lastimosamente también son padres ausentes, porque NO SE RELACIONAN CON SUS HIJOS.

FRASE: Usted no pierde a su hijo en la calle, usted pierde a su hijo dentro de casa

Un buen padre comparte tiempo con sus hijos, platica con ellos, los abraza, los escucha, sale junto con ellos, juegan juntos, y está presente en los momentos importantes de la vida de sus hijos. 

II) UN BUEN PADRE ES PROVEEDOR DE SU FAMILIA (3 JUAN 1:2) Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma.

Hoy en día podemos ver muchas familias en las cuales son las mujeres, las madres las que son las proveedoras de su hogar en ausencia de un padre, pero tenemos que saber que en el modelo de Dios es el padre el que tiene la responsabilidad principal de proveer para las necesidades de su familia. 

Como lo vemos en el versículo que hemos leido ser proveedor significa velar por las necesidades materiales de la familia (Prosperar en todas las cosas) por las necesidades de salud de la familia, esto incluye consultas médicas, compra de medicinas, y proveer de buena alimentación para su familia. 

La palabra de Dios nos dice que si un padre de familia no cuida de las necesidades materiales de su familia se está comportando peor que un incrédulo (1 Timoteo 5:8) porque si alguno no provee para los suyos, y mayormente para los de su casa, ha negado la fe, y es peor que un incrédulo.

Pero si volvemos al texto de 3 de Juan vs 2 podemos ver que al final dice algo muy importante: “…así como prospera tu alma..” Eso significa que un buen padre de familia también provee para el crecimiento espiritual de sus hijos y de su familia, y ¿Cómo lo hace? Llevando a su familia a la iglesia, NO MANDANDO a su familia a la iglesia mientras él se queda en casa viendo la televisión, sino adorando a Dios juntos en familia, le compra una Biblia a sus hijos y la leen juntos en casa, les enseña a orar a sus hijos, le enseña los valores del Reino de Dios por medio de su vida, con su testimonio. 

III) UN BUEN PADRE ES PROTECTOR DE SU FAMILIA (MATEO 24:43) Pero sabed esto, que si el padre de familia supiese a qué hora el ladrón habría de venir, velaría, y no dejaría minar su casa.

En este texto hay una palabra muy importante: VELAR es decir no descuidarse, estar pendiente, no confiarse, y lastimosamente esas son las actitudes que muchos de nosotros como padres de familia estamos teniendo para con nuestros hijos e hijas. 

Se dice que en el hogar para los hijos e hijas el padre simboliza las alas y la madre las raíces, es decir que un padre debe enseñar a volar, motivar a sus hijos a alcanzar sus metas, a darles ánimo, a llenarlos de fortaleza,  podemos decir entonces que ser un buen padre NO SIGNIFICA ser un SOBRE PROTECTOR, porque entonces estaríamos cometiendo el error de no enseñarle a volar a nuestros hijos e hijas, es decir estaríamos llenandolos de temores, de miedo, de inseguridad, pero un padre debe cuidar a sus hijos, protegerlos, de todo aquello que les pueda cortar las alas, de todo aquello que no les permita lograr sus sueños y sus metas y como padres cristianos,por sobre todo, protegerlos de todo aquello que no permita que cumplan los propósitos de Dios en sus vidas.

CONCLUSIÓN: podemos darnos cuenta por medio de este mensaje que tenemos el mejor padre del mundo, tenemos a un padre extraordinario: Nuestro Padre Celestial, pues él siempre está PRESENTE, NOS PROVEE Y NOS PROTEGE, todos los días de nuestra vida. Y con su ayuda también cada uno de nosotros podemos ser no solamente padres, sino llegar a ser BUENOS PADRES para nuestros hijos e hijas.