¿CRISTIANOS DE INFLUENCIA O CRISTIANOS INFLUENCIADOS?

TEMA: ¿CRISTIANOS DE INFLUENCIA O CRISTIANOS INFLUENCIADOS? 

TEXTO: FILIPENSES 2:15 “…para que seáis irreprensibles y sencillos, hijos de Dios sin mancha en medio de una generación maligna y perversa, en medio de la cual resplandecéis como luminares en el mundo..”

En el texto que hemos leído para comenzar encontramos una descripción muy exacta del tipo de sociedad en la cual nosotros estamos viviendo: “Una generación maligna y perversa” y también nos muestra cuál es nuestro propósito como hijos de Dios en esta sociedad: “Resplandecer como luminares en el mundo..” 

Es decir que este texto nos recuerda las palabras de nuestro Señor Jesucristo: Vosotros sois la luz de este mundo… y eso significa que nosotros los cristianos tenemos que ser personas de influencia para esta generación, pero una influencia de bendición, de salvación, de esperanza, de gozo y de paz. El plan del Señor para nuestra vida no es que nos aislemos o que nos escondamos sino que seamos luminares, es decir que brillemos con la luz de Cristo en medio de una generación que está viviendo y caminando en tinieblas (Juan 17:15) No ruego que los quites del mundo, sino que los guardes del mal.

Es decir que nosotros como cristianos, como hijos de Dios tenemos un reto todos los días: SER INFLUENCIA Y NO PERMITIR QUE SEAMOS INFLUENCIADOS (Jeremías 15:19) Por tanto, así dijo Jehová: Si te convirtieres, yo te restauraré, y delante de mí estarás; y si entresacares lo precioso de lo vil, serás como mi boca. Conviértanse ellos a ti, y tú no te conviertas a ellos. 

Nosotros como hijos de Dios tenemos que ser influencia en este mundo con nuestra vida, con nuestra integridad, viviendo los valores del Reino de Dios aun en medio de una sociedad llena de antivalores. (Tito 2:7-8) presentándote tú en todo como ejemplo de buenas obras; en la enseñanza mostrando integridad, seriedad, 8 palabra sana e irreprochable, de modo que el adversario se avergüence, y no tenga nada malo que decir de vosotros.

FRASE: Los hombres no son grandes por el valor de sus riquezas, sino por la riqueza de sus valores.

Pero satanás sabe que la única forma que puede lograr que no cumplamos el propósito de Dios de ser luminares en medio de este mundo, es apagando nuestra luz, es decir que dejemos de ser influencia y que nosotros seamos influenciados por el mundo, por la carnalidad, por el pecado, y Satanás tiene TRES FORMAS O MANERAS PARA HACERLO: (1 Juan 2:16) Porque todo lo que hay en el mundo, LOS DESEOS DE LA CARNE, LOS DESEOS DE LOS OJOS, y LA VANAGLORIA DE LA VIDA, no proviene del Padre, sino del mundo. 

Estas tres maneras que tiene Satanás para influenciarnos para hacer que nuestra luz no brille y que no podamos ser influencia en este mundo, se resumen en una sola palabra: TENTACIONES como lo podemos ver en la historia tan conocida de David y Betsabe (2 Samuel 11:1-4) Aconteció al año siguiente, en el tiempo que salen los reyes a la guerra, que David envió a Joab, y con él a sus siervos y a todo Israel, y destruyeron a los amonitas, y sitiaron a Rabá; pero David se quedó en Jerusalén. 2 Y sucedió un día, al caer la tarde, que se levantó David de su lecho y se paseaba sobre el terrado de la casa real; y vio desde el terrado a una mujer que se estaba bañando, la cual era muy hermosa. 3 Envió David a preguntar por aquella mujer, y le dijeron: Aquella es Betsabé hija de Eliam, mujer de Urías heteo. 4 Y envió David mensajeros, y la tomó; y vino a él, y él durmió con ella. Luego ella se purificó de su inmundicia, y se volvió a su casa.

En esta historia podemos ver las tres maneras de obrar del enemigo para influenciarnos y apagar nuestra luz: 

  1. LOS DESEOS DE LOS OJOS: (Vs 2) “..y vio desde el terrado a una mujer que se estaba bañando, la cual era muy hermosa..” La tentación entró a su mente y corazón por medio de una mirada, sus ojos vieron y codiciaron a Betsabe.
  1. LOS DESEOS DE LA CARNE (Vs 3) “…Envió David a preguntar por aquella mujer..” David no solamente vieron y codiciaron a Betsabe, sino que su carne estaba llena de deseos de cometer un adulterio con ella y para eso envió a preguntar por ella, para ver la posibilidad de hacer realidad su deseo.
  1. LA VANAGLORIA DE LA VIDA: (Vs 4) Y envió David mensajeros, y la tomó; y vino a él, y él durmió con ella…” David logró su objetivo, y podía vanagloriarse diciendo: La conquiste, me acosté con ella a pesar que estaba casada, igualmente Betsabe podía vanagloriarse diciendo: ¡dormi con el rey! 

Pero todo esto hizo que ocurriera algo que el pecado siempre causara a nuestra vida MATAR A URÍAS (2 Samuel 11:15) Y escribió en la carta, diciendo: Poned a Urías al frente, en lo más recio de la batalla, y retiraos de él, para que sea herido y muera. Con esa tentación Satanás logró influenciar a  David se convirtiera en un asesino, pues Urias murió por causa de David. 

Y acá tenemos un detalle muy importante para nuestra vida, para que comprendamos cuál es el principal objetivo de Satanás con sus tentaciones: URIAS SIGNIFICA LUZ DE JEHOVÁ O MI LUZ ES JEHOVÁ, cuando nos dejamos llevar por las tentaciones del enemigo, cuando somos enredados por los deseos de los ojos, por los deseos de la carne y por la vanagloria de la vida, siempre terminaremos MATANDO A URÍAS es decir que siempre terminaremos matando o afectando la luz del Señor en nosotros, es decir que ya no podremos ser influencia pues nos hemos dejado influenciar y dominar por el pecado, por la carnalidad y la mundanalidad. 

¿QUÉ NECESITAMOS HACER ENTONCES PARA NO DEJARNOS INFLUENCIAR Y NO CAER EN LAS TENTACIONES DEL ENEMIGO? 

I) TENEMOS QUE HUIR DE LA TENTACIÓN (GÉNESIS 39:10-12) Hablando ella a José cada día, y no escuchándola él para acostarse al lado de ella, para estar con ella, 11 aconteció que entró él un día en casa para hacer su oficio, y no había nadie de los de casa allí. 12 Y ella lo asió por su ropa, diciendo: Duerme conmigo. Entonces él dejó su ropa en las manos de ella, y huyó y salió.

Jose era un joven que conocía sus debilidades, que sabía que lo mejor que podía hacer para no caer en la tentación era huir de ella, no se confió, él sabía que si se quedaba en ese cuarto al final seguramente terminaría accediendo a las peticiones de la esposa de Potifar. 

En el nuevo testamento el apóstol Pablo le da el mismo consejo a un joven cristiano llamado Timoteo (2 Timoteo 2:22) Huye también de las pasiones juveniles, y sigue la justicia, la fe, el amor y la paz, con los que de corazón limpio invocan al Señor. 

Cada uno de nosotros tenemos que saber cuales son los lugares donde no nos conviene ir, las personas con las cuales no es bueno que nos relacionemos, los mensajes que no tenemos que responder, y aun hasta los contactos que tenemos que borrar o bloquear en nuestros teléfonos. 

La palabra de Dios nos dice que no debemos darle lugar al diablo en nuestra vida, que no le demos ni una pequeña ventaja en nuestra vida (2 Corintios 2:11) para que Satanás no gane ventaja alguna sobre nosotros; pues no ignoramos sus maquinaciones.

II) APAGANDO EL FUEGO CON FUEGO (EFESIOS 6:10) Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza. 

Muchas veces los bomberos para poder controlar los grandes incendios forestales usan una estrategia:  Provocan fuegos selectivos y estratégicos para consumir el pasto, y de esa manera dejan partes de tierra sin combustible, es decir, sin pasto ni maleza que se queme, para que de esa manera se logre detener el avance del incendio.

Es decir que ellos usan la técnica de apagar o atacar el fuego con fuego, y eso es exactamente lo que también nosotros podemos hacer para no caer en la tentación, porque la tentación es un fuego muy poderoso, pero para poder apagarlo nosotros tenemos que llenarnos del fuego del Espíritu Santo en nuestra vida. 

Tenemos que fortalecernos en el fuego, es decir en el poder del Señor en nosotros, porque satanás no se cansara de tratar de hacernos caer y que no podamos ser influencia de bendición en nuestra sociedad, es por eso que tenemos que ser llenos del fuego de Dios en nosotros. (2 Timoteo 1:6) Por lo cual te aconsejo que avives el fuego del don de Dios que está en ti por la imposición de mis manos.

CONCLUSIÓN: No nos conformemos a ser cristianos influenciados, atrevámonos a ser influencia de Dios en este mundo, recordemos: DIOS ESTÁ CON NOSOTROS.