SERMÓN DE FIN DE AÑO : EN EL 2021 CUIDÉMONOS DE LA TIBIEZA ESPIRITUAL

TEMA: CUIDÉMONOS DE LA TIBIEZA ESPIRITUAL 

TEXTO: APOCALIPSIS 3:14-17  Y escribe al ángel de la iglesia en Laodicea: He aquí el Amén, el testigo fiel y verdadero, el principio de la creación de Dios, dice esto: 15 Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. !!Ojalá fueses frío o caliente! 16 Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca. 17 Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo.

Una de las siete iglesias que recibieron uno de los mensajes más duros de parte del Señor en apocalipsis fue la iglesia de Laodicea, la cual fue reprendida por el Señor por ser una iglesia que no era ni fría ni caliente, sino que era una iglesia tibia. 

Los teólogos de la antigüedad vieron reflejadas estas siete iglesias en las diferentes épocas por las cuales la iglesia ha pasado a través de la historia:

Éfeso: La de los apóstoles, o el primer siglo del Cristianismo.

Esmirna: Segundo y tercer siglos, la iglesia perseguida cuando los emperadores romanos paganos intentaron destruir el cristianismo.

Pérgamo: desde el año 300 D.C, desde el emperador Constantino, la iglesia fue exaltada hacia un poder real, y con una autoridad real, por medio de la unión con el estado.

Tiatira: desde el año 538 D.C a 1520 D.C, la iglesia corrupta y política de la Edad Media.

Sardis: desde el año 1520 D.C a mediados de los años 1700 D.C la iglesia de la Reforma de Martin Lutero

Filadelfia: Desde mediados XVIII y mitad del siglo XIX  la iglesia de los avivamientos, de los movimientos misioneros a nivel mundial, y expectativas renovadas de la venida de Jesús.

Laodicea: Desde mediados de los años de 1800 D.C hasta la actualidad, La iglesia tibia, la iglesia de la apostasía de los últimos tiempos. 

La iglesia de Laodicea fue llamada la IGLESIA TIBIA y el Señor les dijo que por ser tibios él los vomitará de su boca, eso nos permite reconocer que la tibieza espiritual es algo que a nuestro Dios no le agrada, es algo que nuestro Dios rechaza en nuestra vida. Pero tenemos que reconocer que esa tibieza espiritual que había en la iglesia de Laodicea también se manifiesta en la vida de muchos cristianos en la actualidad, y es por eso que hay tantas personas que viven una vida cristiana sin compromiso, sin amor, sin pasión y sin entrega para el Señor.

I) ¿CUALES SON LAS CARACTERÍSTICAS DE LA TIBIEZA ESPIRITUAL EN NUESTRA VIDA? 

  • Desaliento o desánimo, ya no tienen ánimo para congregarse en la iglesia, ni para servir en los ministerios de la iglesia, ni para leer la Biblia, ni para tener su tiempo devocional con el Señor, se dedican solamente a criticar y a murmurar de todo y de todos en la iglesia. (Números 21:4-5) Después partieron del monte de Hor, camino del Mar Rojo, para rodear la tierra de Edom; y se desanimó el pueblo por el camino. 5 Y habló el pueblo contra Dios y contra Moisés: ¿Por qué nos hiciste subir de Egipto para que muramos en este desierto? Pues no hay pan ni agua, y nuestra alma tiene fastidio de este pan tan liviano.
  • Conformismo espiritual, son cristianos que viven de sus victorias pasadas, de lo que algún día hicieron para el reino de Dios, se han dormido en sus laureles y se han acomodado recordando lo que hicieron, y ya no hacen nada nuevo para el Señor. (2 Samuel 11:1) Aconteció al año siguiente, en el tiempo que salen los reyes a la guerra, que David envió a Joab, y con él a sus siervos y a todo Israel, y destruyeron a los amonitas, y sitiaron a Rabá; pero David se quedó en Jerusalén.
  • Búsqueda de la alegría en las cosas y no en Dios, En su vida tienen ya otras prioridades, es decir que Dios, su iglesia, su ministerio, su comunión con Dios han quedado relegados en su vida, y ahora están enfocados en las cosas de este mundo. (Jeremías 2:13) Porque dos males ha hecho mi pueblo: me dejaron a mí, fuente de agua viva, y cavaron para sí cisternas, cisternas rotas que no retienen agua
  • Activismo religioso sin una verdadera relación con Dios, son cristianos que su vida está enfocada en trabajar y servir en la viña del Señor pero han descuidado su relación personal con el Señor de la viña. (Isaías 29:13) Dice, pues, el Señor: Porque este pueblo se acerca a mí con su boca, y con sus labios me honra, pero su corazón está lejos de mí, y su temor de mí no es más que un mandamiento de hombres que les ha sido enseñado
  • Huir de todo aquello que implica esfuerzo, sacrificio o compromiso en la obra de Dios, su vida cristiana se ha vuelto Light , superficial, acomodada. (Proverbios 24:30-31) Pasé junto al campo del hombre perezoso, Y junto a la viña del hombre falto de entendimiento;31 Y he aquí que por toda ella habían crecido los espinos,Ortigas habían ya cubierto su faz, Y su cerca de piedra estaba ya destruida.

II) ¿CÓMO LLEGAMOS A TENER ESA TIBIEZA ESPIRITUAL EN NUESTRA VIDA? (APOCALIPSIS 3:14-17)  Y escribe al ángel de la iglesia en Laodicea: He aquí el Amén, el testigo fiel y verdadero, el principio de la creación de Dios, dice esto: 15 Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. !!Ojalá fueses frío o caliente! 16 Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca. 17 Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo.

  • Hay un detalle muy importante para reflexionar, el nombre de la ciudad: LAODICEA, significa la ley del pueblo, y es importante pues esa es la razón por la que muchos cristianos vivimos un cristianismo tibio, sin compromiso, sin entrega, pues vivimos bajo la ley del pueblo, y cuál es la ley del pueblo? : todos lo hacen, todos viven así.
  • Un cristiano tibio es aquel que vive bajo la ley del pueblo, o bajo su propia ley, su propio estilo de cristianismo, su propio criterio de cómo debe ser el cristianismo : la ley del yo considero.. a mi me parece, etc.
  • Por nuestro orgullo y autosuficiencia (Apocalipsis 3:17) Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo. Los habitantes de Laodicea eran orgullosos y autosuficientes y eso también se manifestaba en la iglesia, ellos decían soy rico y de ninguna cosa tengo necesidad, pero el Señor les dijo todo lo contrario: Por esa actitud de soberbia ellos eran pobres, ciegos y desnudos.

III) ¿CÓMO PODEMOS SALIR DE ESA TIBIEZA ESPIRITUAL EN NUESTRA VIDA? (APOCALIPSIS 3:19-20)  Yo reprendo y castigo a todos los que amo; sé, pues, celoso, y arrepiéntete.20 He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo.

  • Reconociendo que Dios está tocando la puerta de nuestro corazón, que el Señor está tocando la puerta de nuestra vida para volver a tener una relación de amistad, de intimidad con él (vs 20) He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo.
  • Hay un detalle muy importante que tenemos que comprender en el mensaje de las siete iglesias, a la iglesia de filadelfia se le llama la IGLESIA DE LAS PUERTAS ABIERTAS (Apocalipsis 3:8) Yo conozco tus obras; he aquí, he puesto delante de ti una puerta abierta, la cual nadie puede cerrar; porque aunque tienes poca fuerza, has guardado mi palabra, y no has negado mi nombre.
  • Pero la iglesia TIBIA de Laodicea era LA IGLESIA DE LAS PUERTAS CERRADAS para el Señor, por eso el Señor estaba tocando la puerta, lo habían dejado fuera, lo habían estado ignorando, no tenían tiempo para él .
  • Si queremos salir de la tibieza espiritual de nuestra vida, tenemos que abrir las puertas de nuestra vida al Señor, tenemos que volver a nuestra comunión en amistad con él , tenemos que reconocer que él nos está llamando, que él nos está buscando.
  • Aceptemos hoy el llamado de Dios para nuestra vida, quitemos de nuestro corazón la soberbia, seamos humildes, reconozcamos que somos necesitados de Dios cada dia, desarrollemos nuestra relación de amistad con él .