ACERQUÉMONOS CONFIADAMENTE

TEMA: ACERQUÉMONOS CONFIADAMENTE 

TEXTO: HEBREOS 4:16

{{
}}

Muchos de nosotros conocemos de memoria este versículo o quizás lo hemos escuchado muchas veces en las predicaciones, y posiblemente  cuando escuchamos que podemos acercarnos confiadamente al trono de la gracia de Dios nos parece algo normal, algo a lo cual no le damos mucha importancia. Pero la realidad es que poder acercarnos confiadamente delante del trono de la gracia de Dios es algo EXTRAORDINARIO, es en realidad una bendición tan grande que lastimosamente muchos de nosotros no comprendemos y por eso no agradecemos.

Veamos lo que nos enseña la Biblia sobre el poder acercarnos a nuestro Dios: 

  • En el antiguo testamento el pueblo no podía acercarse a Dios, tenían que mantenerse lejos (Éxodo 24:1-3)
  • Solamente el sumo sacerdote y los levitas podían entrar al tabernáculo de reunión, pero tenían que entrar puros y limpios para no morir (Éxodo 30:18-21) 
  • El libro de los salmos nos declara quién podría presentarse en el lugar santo donde estaba la presencia del Señor (Salmo 24:3-4) El limpio de manos y de puro de corazón.
  • En el nuevo testamento la carta a los hebreos nos enseña el porque todos nosotros no podríamos acercarnos a la presencia del Señor (Hebreos 9:6-8) El camino verdadero al lugar santísimo no se había manifestado.

ENTONCES ¿CÓMO ES POSIBLE QUE AHORA NOSOTROS PODEMOS ACERCARNOS CONFIADAMENTE AL TRONO DE LA GRACIA DE DIOS? 

I)  PORQUE EL CAMINO AL LUGAR SANTÍSIMO YA FUE MANIFESTADO, Y ESE CAMINO ES NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO (HEBREOS 10:19-20) 

El lugar santísimo estaba totalmente restringido, en el templo un velo muy grueso separaba al lugar santísimo del resto del templo, y cuando Cristo murió en la cruz el velo se rasgó de arriba abajo, el camino fue abierto.

Quizás podríamos pensar que Cristo hizo un camino nuevo para que tuviéramos acceso al trono de la gracia de Dios, pero no es así, él no hizo un camino, ¡CRISTO ES EL CAMINO! 

Él nos declaró que él es el camino, y que nadie viene al Padre sino es por él, nosotros podemos entrar al lugar santísimo, al lugar de la presencia de Dios por medio de Jesucristo. 

II) PORQUE YA HEMOS SIDO LIMPIADOS Y PURIFICADOS POR COMPLETO POR MEDIO DE SU PALABRA Y DEL ESPÍRITU SANTO EN NOSOTROS (1 CORINTIOS 6:9-11) 

Un cirujano para entrar al quirófano a realizar una operación se tiene que lavar las manos y los antebrazos por lo menos entre diez y quince minutos, ¿Cuánto necesitariamos nosotros para entrar delante de la presencia de Dios?  

¿Cómo podemos entrar si en nuestra vida hay pecado, injusticias, y maldad? Desde el momento que recibimos al Señor en nuestra vida como nuestro salvador el Espíritu Santo nos limpia, nos purifica y nos santifica por completo. 

III) PORQUE NUESTRO DIOS NOS HA DADO UN CORAZÓN NUEVO (EZEQUIEL 36:26) 

El texto del salmo 24 nos dice que delante de Dios solamente pueden entrar los puros de corazón, lo cual nos hacía imposible entrar pues nuestro corazón estaba lleno de pecado, de odios, de amarguras, de rencores y resentimientos, de codicia y muchas cosas desagradables al Señor.

Pero desde el momento que Cristo vino a nuestra vida él nos ha dado un nuevo corazón , un corazón limpio, un corazón que agrada a Dios.


CONCLUSIÓN: Si hoy estamos pasando tiempos difíciles en nuestra vida, si estamos pasando tiempos de enfermedad, de escasez, de soledad, o solamente tenemos agradecimiento en nuestro corazón, acerquémonos confiadamente y con fe, en el trono de la gracia está nuestro Padre Celestial esperando por nosotros. (Hebreos 10:22)

Deja un comentario