SERMÓN PARA JÓVENES: LOS ENEMIGOS DE TU FUTURO

TEMA: LOS ENEMIGOS DE TU FUTURO

 

{{
}}

TEXTO: SALMO 129:1-2

 

INTRODUCCIÓN

DESCARGA EN PDF: _LOS ENEMIGOS DE TU FUTURO

Muchas veces erróneamente pensamos que la vida de los jóvenes es tan fácil, tan tranquila pues no tienen deudas, no tienen recibos que pagar, no tienen una familia que mantener, etc.

 

Pero el versículo que hemos leído para comenzar nos dice que aun los jóvenes pasan angustias, aun los jóvenes tienen enemigos, pues tenemos que tener claro que la palabra de Dios nos dice que satanás anda alrededor como león rugiente buscando a quien devorar (1 Pedro 5:8) y ese a quien devorar incluye a los jóvenes, o mejor dicho ellos son los primeros a quien satanás busca devorar pues generalmente son los más vulnerables. 

 

Tenemos que comprender que los enemigos del futuro de los jóvenes no están en el futuro, no es algo que enfrentarán mañana, los enemigos del futuro de los jóvenes están hoy en su vida, son batallas que están peleando hoy. 

 

Veamos algunos de los enemigos del futuro de los jóvenes para que puedan reconocerlos, enfrentarlos y vencerlos con la ayuda de nuestro Dios: 

 

I) EL EXCESO DE CONFIANZA (SANTIAGO 4:13-17) 

 

El exceso de confianza en los jóvenes es pensar que por ser jóvenes tienen mucho tiempo por delante, mucha vida por vivir y las cosas importantes para el futuro de sus vidas puede esperar, siempre habrá tiempo para hacerlas.

 

La palabra de Dios nos dice que ese pensamiento es jactancia, pensar que siempre habrá tiempo mañana para prepararnos, siembre habrá tiempo mañana para estudiar, para dedicarle tiempo a los padres, para buscar a Dios. 

 

Tenemos que comprender que la adolescencia y la juventud son vanidad, pasan rápido, son fugaces (Eclesiastés 11:10)

 

Aprovecha hoy tu tiempo, hoy prepárate para el mañana (Proverbios 5:6-8) 

FRASE: El que no quiso cuando pudo, quizás no podrá cuando quiera. (Firma: La oportunidad y el tiempo)  

 

II) LAS PASIONES JUVENILES (2 TIMOTEO 2:22) 

 

El apóstol Pablo estaba recomendando al joven Timoteo que huyera de las pasiones juveniles, que no se enredara en ellas, pues  esas pasiones son destructivas para el futuro de los jóvenes. 

 

La palabra pasión viene de la palabra griega Epithumia la cual significa un fuerte deseo o una fuerte inclinación hacia algo. 

 

En los jóvenes hay muchos factores tales como los cambios físicos, hormonales, emocionales, rebeldía, curiosidad, inexperiencia, inmadurez, etc, que se relacionan para hacer que esas pasiones se vuelvan muy difíciles de vencer por sí mismos. 

 

Esas pasiones juveniles se han clasificado en las TRES P

 

  • PLACERES: Buscar satisfacer los deseos de la carne, y los deseos de los ojos, principalmente por medio de las relaciones sexuales, la pornografia, los vicios, y las adicciones, todo esto tiene la capacidad de afectar negativamente el futuro de la vida de los jóvenes.

 

  • PODER: El deseo de tener el control y nunca ser controlados, no aceptar límites ni querer obedecer a nadie, es decir estar en contra de la autoridad de los padres, querer siempre imponer su voluntad y sus caprichos aunque estén equivocados, y tratar de estar siempre sobre los demás cueste lo que cueste sin importar a quien pueda lastimar o dañar. Esta actitud no trae nada bueno para él futuro de los jóvenes pues la palabra de Dios nos dice: Hijos obedeced a vuestros padres (Colosenses 3:20) 

 

  • POSESIONES: Se manifiesta en un corazón lleno de avaricia que está dispuesto a hacer lo que sea, aun siendo ilegal, aun yendo en contra de los valores cristianos, aun yendo en contra de la voluntad de Dios, con tal de tener lo que todos tienen, lo que está de moda, lo que sus padres no le pueden dar, pero esta avaricia afecta el futuro pues la palabra de Dios nos dice que el amor al dinero es el principio de todos los males (1 Timoteo 6:10)

 

III) LAS RELACIONES DESTRUCTIVAS (PROVERBIOS 13:20)

 

La palabra de Dios es clara: Relacionarnos con personas equivocadas tarde o temprano puede traer destrucción a nuestra vida, este versículo nos dice que el que se junta con necios será quebrantado, pero ¿quien es un necio? 

  • Son personas que menosprecian a Dios y no tienen temor de él ni toman en cuenta su palabra (Salmo 14:1) 

 

  • Personas que piensan que solamente ellos tienen la razón y que los demás están equivocados (Proverbios 12:15) 

 

  • Son personas que menosprecian los consejos de sus padres (Proverbios 15:5) 

 

La palabra de Dios nos enseña que NO RELACIONARNOS con ese tipo de personas es una garantía para la felicidad y la bendición en nuestro futuro (Salmo 1:1) 

 

IV) OLVIDARNOS DE DIOS (ECLESIASTES 12:1) 

 

Lastimosamente muchas personas se olvidan de Dios en el tiempo de su juventud, pues enfocan su vida en sus amigos, en la diversión, en el deporte, en los estudios, pero lastimosamente vuelven a pensar en Dios cuando su vida está desordenada y enredada, cuando están esclavizados en vicios y adicciones, cuando han fracasado y han perdido su vida en cosas que no valían la pena. 

 

Todo joven tiene que comprender que la mejor época de la vida para tomar en cuenta a Dios es en la juventud, en la adolescencia, cuando la vida apenas comienza, cuando estás forjando tu futuro, cuando tienes que tomar las decisiones que van a marcar el futuro de tu vida. 
CONCLUSIÓN: Joven tienes que comprender que nuestro Dios y su palabra es el fundamento de nuestra vida, no esperes hasta que tu vida este derrumbada para poner el fundamento, tienes que poner hoy el fundamento para poder edificar una vida sólida y bendecida en el futuro (Mateo 7:24-27)

Deja un comentario