¿COMO PUEDO TENER ALEGRÍA EN MI VIDA?

TEMA: ¿COMO PUEDO TENER ALEGRÍA EN MI VIDA?

 

{{
}}

TEXTO: SALMO 68:3

DESCARGA EN PDF: COMO PUEDO TENER ALEGRÍA EN MI VIDA

Esta es una pregunta que millones de personas se hacen pero que muy pocas personas pueden responder acertadamente, pues lastimosamente para muchas personas en su vida tienen de todo menos alegría, para muchas personas su vida es un fracaso, es una tristeza, es una carga. 

 

Hay una canción que en su letra dice lo siguiente: 

 

Ay, que bonita es esta vida

Aunque a veces duela tanto

Y a pesar de los pesares siempre hay alguien nos quiere

Siempre hay alguien que nos cuida

 

Si una persona que no es cristiana pudo escribir eso ¿cuánto más nosotros debemos de sentirnos alegres en nuestra vida siendo hijos de Dios? 

 

¿Como podemos tener alegría en nuestra vida? Cómo podemos nosotros también decir a pesar de las pruebas y las dificultades: ¡Que bonita es esta vida! 

 

I) NECESITAMOS TENER A CRISTO COMO SEÑOR EN NUESTRA VIDA (VS 3) 

 

El versículo es claro: Los justos se alegraran, y ¿Quienes son los justos? Todas aquellas personas que han recibido a Cristo como Señor y salvador de sus vidas.

 

Tenemos que comprender que no hay verdadera alegría sin Cristo, no hay gozo sin Cristo, no hay paz sin Cristo, no hay armonía familiar verdadera sin Cristo, él nos lo dejó bien claro: Separados de mí nada podéis hacer (Juan 15:5) 

 

II) NECESITAMOS TENER LA PLENA SEGURIDAD DE NUESTRA SALVACIÓN (1 TIMOTEO 6:12) 

 

En la vida siempre habrán batallas tal como lo dice el versículo, tendremos que pelear la buena batalla de la fe, pero que alegría nos da saber que pase lo que pase nosotros podemos echar mano de la vida eterna, tenemos un destino asegurado, tenemos el boleto más importante de todos en la vida: LA SALVACIÓN 

 

Que alegría deben sentir aquellas personas que este inicio de año tienen comprado un boleto para irse de vacaciones, para comenzar una nueva vida en otro pais, para ir a reunirse con su familia, están alegres esperando que llegue la fecha tan esperada. 

 

Cuanto más alegres nos tenemos que sentir nosotros los hijos de Dios al saber que tenemos un boleto pagado totalmente por la sangre de Cristo, ese boleto es la vida eterna que tenemos por medio de Jesucristo (1 Juan 5:11) 

 

III) TENIENDO UN CORAZÓN AGRADECIDO Y CONTENTO (PROVERBIOS 15:15) 

 

¿Que significa tener un corazón “Contento”? Es un corazón que está satisfecho con lo que tiene, es decir que tiene gratitud por todo lo que Dios le ha dado, no se siente amargado por lo que le falta, no se siente frustrado por no tener lo que desea, sino que se siente satisfecho y agradecido por todo lo que Dios le permite tener. 

 

FRASE: A la culpa le interesa el pasado, a la preocupación le interesa el futuro, pero el contentamiento disfruta el presente. 

 

La persona que tiene agradecimiento y contentamiento vive alegre y feliz porque confía en las promesas de Dios y en su poder para suplir toda necesidad (Hebreos 13:5) 

 

IV)  DEJANDO DE AFANARNOS POR LAS COSAS QUE NOSOTROS NO PODEMOS CAMBIAR (MATEO 6:27) 

 

Seguramente si nos damos cuenta en nuestra vida las cosas que nos quitaron la paz y la alegría en el año 2019 eran en su mayoría cosas que no dependían de nosotros el poder cambiarlas o arreglarlas.

 

Posiblemente fueron situaciones familiares, actitudes de personas, el mal carácter de alguien de nuestra familia, problemas laborales o en la economía, etc. 

 

Son cosas que nos llenaron de enojo, de amargura, porque no podemos cambiarlas, y entonces ¿qué debemos hacer? Ponerlas en las manos de aquel que sí puede cambiarlas, es decir en las manos de nuestro Dios (Salmo 37:5) 

 

V) DEJANDO DE CONDICIONAR NUESTRA ALEGRÍA POR PERSONAS O SITUACIONES Y APRENDER A ALEGRARNOS EN DIOS (HABACUC 3:17-18) 

 

Lastimosamente muchos de nosotros cometemos el error de condicionar nuestra alegría, seremos felices únicamente si tal persona está con nosotros, seré feliz solamente si esa persona esta a mi lado o muchas veces condicionamos nuestra felicidad a las circunstancias, si tengo ese trabajo, si me pagan ese sueldo, etc

 

Pero nosotros debemos aprender a poner nuestra alegría y felicidad en Dios, no en las personas, ni en las circunstancias, sino en aquel que siempre está a nuestro lado.

Deja un comentario