LA LOCURA DE ALEJARSE DE DIOS

TEMA: LA LOCURA DE ALEJARSE DE DIOS

TEXTO: JEREMÍAS 17:13 ¡Oh Jehová, esperanza de Israel!, todos los que te dejan serán avergonzados; y los que se apartan de mí serán escritos en el polvo, porque dejaron a Jehová, manantial de aguas vivas.

DESCARGA EN PDF: https://elblogdelpastoroscarflores.com/wp-content/uploads/2022/05/LA-LOCURA-DE-ALEJARSE-DE-DIOS.pdf

No podemos negar que en nuestra vida podemos tomar decisiones alocadas, decisiones arrebatadas, las cuales muchas veces traen consecuencias desagradables a nuestra vida, son decisiones que salen muy caras.

Pero no hay una locura más grande para un cristiano que tomar la decisión de apartarse de los caminos de Dios, de abandonar su iglesia, de alejarse del Señor y comenzar un inevitable proceso de enfriamiento espiritual.

RESPONDAMOS POR MEDIO DE LA PALABRA DE DIOS ¿POR QUÉ ES UNA LOCURA ALEJARNOS DEL SEÑOR? (2 PEDRO 2:17-22) Estos son fuentes sin agua, y nubes empujadas por la tormenta; para los cuales la más densa oscuridad está reservada para siempre. 18 Pues hablando palabras infladas y vanas, seducen con concupiscencias de la carne y disoluciones a los que verdaderamente habían huido de los que viven en error. 19 Les prometen libertad, y son ellos mismos esclavos de corrupción. Porque el que es vencido por alguno es hecho esclavo del que lo venció. 20 Ciertamente, si habiéndose ellos escapado de las contaminaciones del mundo, por el conocimiento del Señor y Salvador Jesucristo, enredándose otra vez en ellas son vencidos, su postrer estado viene a ser peor que el primero. 21 Porque mejor les hubiera sido no haber conocido el camino de la justicia, que después de haberlo conocido, volverse atrás del santo mandamiento que les fue dado. 22 Pero les ha acontecido lo del verdadero proverbio: El perro vuelve a su vómito, y la puerca lavada a revolcarse en el cieno.

En este texto de la segunda carta de Pedro encontramos verdades que no podemos dejar pasar por alto, verdades que aplican para todos aquellos que se apartan del Señor, esas verdades nos demuestran perfectamente porque es una locura alejarnos de los caminos de Dios.

I) PRIMERA VERDAD: ES UNA LOCURA ALEJARNOS DEL SEÑOR PORQUE VOLVEMOS A VIVIR EN EL ERROR (VS 18) Pues hablando palabras infladas y vanas, seducen con concupiscencias de la carne y disoluciones a los que verdaderamente habían huido de los que viven en error.

Solamente por medio de la luz del Señor en nuestra vida pudimos darnos cuenta del error en el que vivíamos, ¿De cuales errores estamos hablando?

  • Del error de creer que no es necesario congregarnos en una iglesia para ser cristianos.
  • Del error de vivir criticando a los pastores, a los hermanos, y a las iglesias, y no querer reconocer los pecados que tenemos en nuestra vida.
  • Del error de gastar nuestra vida en afanes que no producen ningún fruto de bendición para nuestra vida ni para nuestra familia.
  • Del error de vivir nuestra vida enredada en vicios y placeres que solamente nos trajeron amargura, pleitos y pobreza.

Cuando nos apartamos del Señor, volvemos a esa vida llena de errores, volvemos a esa vida llena de engaños del enemigo. ¿es eso lo que queremos? verdaderamente es una locura querer vivir a esa vida de la cual nuestro Dios ya nos rescató por medio de Jesús.

II) SEGUNDA VERDAD: ES UNA LOCURA ALEJARNOS DEL SEÑOR PORQUE NUEVAMENTE VOLVEMOS A LA ESCLAVITUD Y AL FRACASO (VS 19-20) Les prometen libertad, y son ellos mismos esclavos de corrupción. Porque el que es vencido por alguno es hecho esclavo del que lo venció. 20 Ciertamente, si habiéndose ellos escapado de las contaminaciones del mundo, por el conocimiento del Señor y Salvador Jesucristo, enredándose otra vez en ellas son vencidos, su postrer estado viene a ser peor que el primero.

No podemos negar que muchos cristianso que se alejan de los caminos del Señor y regresan al mundo lo hacen motivados por las mentiras del enemigo, esas mentiras que nos hacen creer que vivir en pecado es libertad, cuando en realidad es todo lo contrario.

Tenemos que comprender que esos “amigos” que el enemigo utiliza para motivarnos a volver nuevamente a la vida mundana tienen exactamente la característica que el apóstol Pedro menciona en el Vs 19: “Les prometen libertad, y son ellos mismos esclavos de corrupción…”. Nos hablan de libertad, cuando en realidad ellos son esclavos del pecado, de los vicios, de la corrupción.

Necesitamos comprender que lo único que nos ayuda para mantenernos victoriosos y sin enredarnos en los pecados y placeres del mundo es el poder de nuestro Dios, pero cuando nos alejamos del Señor somos vencidos y otra vez nos volvemos esclavos.

Nosotros ya fuimos esclavos, ya vivimos en fracaso espiritual, rendidos a los vicios, enredados en el alcoholismo y en las drogas, esclavizados en una relación de adulterio que nos destruía pero que no podíamos dejar. ¿A ese tipo de vida es a la que queremos volver?

NO OLVIDEMOS: LEJOS DE DIOS NO HAY VICTORIA EN CONTRA DEL PECADO.

III) TERCERA VERDAD: LA VIDA DE NADIE MEJORA LEJOS DE DIOS (VS 20B – 22) su postrer estado viene a ser peor que el primero. 21 Porque mejor les hubiera sido no haber conocido el camino de la justicia, que después de haberlo conocido, volverse atrás del santo mandamiento que les fue dado. 22 Pero les ha acontecido lo del verdadero proverbio: El perro vuelve a su vómito, y la puerca lavada a revolcarse en el cieno.

Estos son textos verdaderamente duros, pero reales, son verdades duras que nos tienen que hacer reflexionar si nos estamos alejando del Señor y de su iglesia.

La palabra de Dios es clara, quizás puede no gustarnos pero es la verdad del Señor para nuestra vida: SI NOS ALEJAMOS DE DIOS NUESTRO POSTRER ESTADO SERÁ PEOR QUE AL PRINCIPIO.

Y tenemos que comprender que cuando decimos que la vida de nadie mejora lejos de Dios no nos estamos refiriendo a nuestras finanzas, no estamos hablando de nuestros bienes materiales, pues eso no es nuestra vida, tal como lo dijo nuestro Señor Jesucristo (Lucas 12:15) Y les dijo: Mirad, y guardaos de toda avaricia; porque la vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee.

Eso significa que lejos de Dios pueden crecer nuestras finanzas, pueden aumentar nuestros bienes, pero eso no significa que nuestra vida este mejor, NO NOS ENGAÑEMOS.

Cuando nos alejamos de DIos nuestra vida, es decir, nuestro interior, nuestro corazón, nuestra mente, se vuelve peor que al principio, nos llenamos de soberbia, nos llenamos de vanidad, nos llenamos de amargura, nos llenamos de corrupción y dejamos de vivir la vida que nuestro Dios nos dio por medio de Jesús.

Y aunque el mundo nos haga creer que estamos super bien lejos de Dios, aunque el enemigo nos haga creer que hemos tomado la mejor decisión al abandonar la iglesia y ya no congregarnos, aunque nos relacionemos con otros cristianos que se han alejado y nos quieran convencer que lo que hicimos está bien, la realidad es lo que dice la palabra de Dios en (2 Pedro 2:22) Pero les ha acontecido lo del verdadero proverbio: El perro vuelve a su vómito, y la puerca lavada a revolcarse en el cieno.

Que locura mas grande volver atrás cuando nuestro Dios ya nos había lavado, cuando nuestro Dios ya nos había restaurado, cuando ya nos había sanado, cuando él ya había curado nuestras heridas, cuando él ya nos había cortado nuestras cadenas, cuando él ya habia traido armonia a nuestra familia.

PERO A PESAR DE NUESTRA LOCURA, DIOS SIGUE TAMBIÉN AMÁNDONOS CON LOCURA, el amor de nuestro Dios para el mundo es un loco amor, un amor que está dispuesto a perdonar nuestra infidelidad, un amor que está dispuesto a perdonar nuestro menosprecio, un amor que siempre está dispuesto a dar una nueva oportunidad: (Jeremías 3:1) Dicen: Si alguno dejare a su mujer, y yéndose esta de él se juntare a otro hombre, ¿volverá a ella más? ¿No será tal tierra del todo amancillada? Tú, pues, has fornicado con muchos amigos; mas ¡vuélvete a mí! dice Jehová.

¡¡NO ESPERES MÁS!! VUELVE HOY AL CAMINO DEL SEÑOR!!

SI ESTE BLOG ESTA SIENDO DE BENDICIÓN PARA TU VIDA Y TU MINISTERIO ¿QUISIERAS APOYARNOS EN ESTE PROYECTO? https://sites.google.com/view/proyecto-construccion/inicio