TRES PRINCIPIOS BIBLICOS PARA RECIBIR NUESTROS MILAGROS

TEMA: TRES PRINCIPIOS BIBLICOS PARA RECIBIR NUESTROS MILAGROS

TEXTO: JUAN 5:2-9 Y hay en Jerusalén, cerca de la puerta de las ovejas, un estanque, llamado en hebreo Betesda, el cual tiene cinco pórticos. 3 En estos yacía una multitud de enfermos, ciegos, cojos y paralíticos, que esperaban el movimiento del agua. 4 Porque un ángel descendía de tiempo en tiempo al estanque, y agitaba el agua; y el que primero descendía al estanque después del movimiento del agua, quedaba sano de cualquier enfermedad que tuviese. 5 Y había allí un hombre que hacía treinta y ocho años que estaba enfermo. 6 Cuando Jesús lo vio acostado, y supo que llevaba ya mucho tiempo así, le dijo: ¿Quieres ser sano? 7 Señor, le respondió el enfermo, no tengo quien me meta en el estanque cuando se agita el agua; y entre tanto que yo voy, otro desciende antes que yo. 8 Jesús le dijo: Levántate, toma tu lecho, y anda. 9 Y al instante aquel hombre fue sanado, y tomó su lecho, y anduvo. Y era día de reposo aquel día.

DESCARGA EN PDF: https://elblogdelpastoroscarflores.com/wp-content/uploads/2022/05/TRES-PRINCIPIOS-BIBLICOS-PARA-RECIBIR-NUESTROS-MILAGROS.pdf

Primeramente comprendamos lo que significa un PRINCIPIO: Lo principios son las reglas que sirven para orientar la acción de una persona.

Es decir que esta noche aprenderemos como orientar nuestras acciones y actitudes para poder recibir el milagro que necesitamos en nuestra vida de parte de nuestro Dios.

En muchos de los milagros que nuestro señor Jesucristo realizo en su ministerio terrenal podemos ver detalles muy importantes que tenemos que tomar en cuenta y esos detalles son los principios espirituales que nos van a permitir contemplar en nuestra vida las maravillas de nuestro Dios.

ESTE DIA REFLEXIONAREMOS SOBRE TRES PRINCIPIOS BIBLICOS PARA RECIBIR LOS MILAGROS DEL SEÑOR:

I) PRIMER PRINCIPIO: LOS MILAGROS DE DIOS NO DEPENDEN DE LO QUE TENEMOS, SINO DE LO QUE CREEMOS (VS 6-7) Cuando Jesús lo vio acostado, y supo que llevaba ya mucho tiempo así, le dijo: ¿Quieres ser sano? 7 Señor, le respondió el enfermo, no tengo quien me meta en el estanque cuando se agita el agua; y entre tanto que yo voy, otro desciende antes que yo.

El señor se paró frente a un hombre que tenía 38 años de ser paralitico, 38 años esperando el movimiento del agua en el estanque de Betesda pero nunca podía llegar primero al agua cuando esta se movía.

Jesús llego delante de él y le hizo una pregunta directa ¿quieres ser sano? Era una pregunta impactante para un hombre que seguramente eso era lo que más quería  en toda su vida, levantarse, caminar y ser sano.

La respuesta esperada hubiera sido un: ¡Si señor quiero ser sano! Pero tristemente ese hombre respondió: NO TENGO quien me meta en el estanque, es decir que ese hombre creía que no podría recibir un milagro en su vida porque no tenía a nadie que lo ayudara.

Lastimosamente en las iglesias hay muchos cristianos que viven como paralíticos, sin poder salir de su problema, sin poder levantarse de su situación de salud, familiar, laboral, económica, etc., porque no tienen dinero, porque no tienen un buen salario, porque no tienen como pagar un buen tratamiento médico, porque no tienen personas que les puedan ayudar, etc, es decir, que creen que su milagro depende de lo que ellos puedan tener.

Pero este día el Señor quiere hacernos entender que si queremos experimentar sus maravillas, si queremos experimentar su poder en nuestra vida, LA CLAVE NO ESTE EN TENER SINO EN CREER (Romanos 15:13) Y el Dios de esperanza os llene de todo gozo y paz en el creer, para que abundéis en esperanza por el poder del Espíritu Santo

II) SEGUNDO PRINCIPIO: LA PREGUNTA CLAVE PARA UN MILAGRO  ES: ¿LO PUEDO CREER?: (MARCOS 9:19-24) Y respondiendo él, les dijo: ¡Oh generación incrédula! ¿Hasta cuándo he de estar con vosotros? ¿Hasta cuándo os he de soportar? Traédmelo. 20 Y se lo trajeron; y cuando el espíritu vio a Jesús, sacudió con violencia al muchacho, quien cayendo en tierra se revolcaba, echando espumarajos. 21 Jesús preguntó al padre: ¿Cuánto tiempo hace que le sucede esto? Y él dijo: Desde niño. 22 Y muchas veces le echa en el fuego y en el agua, para matarle; pero si puedes hacer algo, ten misericordia de nosotros, y ayúdanos. 23 Jesús le dijo: Si puedes creer, al que cree todo le es posible. 24 E inmediatamente el padre del muchacho clamó y dijo: Creo; ayuda mi incredulidad.

El padre de este muchacho que estaba endemoniado vino a Jesús desesperado por todo lo que su hijo estaba sufriendo, muchas veces este muchacho caía en el fuego y otras veces en el agua a causa del demonio que estaba en él.

Este hombre le dijo a Jesús: “SI PUEDES HACER ALGO TEN MISERICORDIA Y AYÚDANOS”,

Nosotros como cristianos debemos estar seguros de algo: Nuestro Dios si puede (Mateo 19:26) Y mirándolos Jesús, les dijo: Para los hombres esto es imposible; mas para Dios todo es posible. Nuestro Dios SI PUEDE sanar nuestra enfermedad, él puede sanar a nuestro hijo aunque este gravemente enfermo, él puede arreglar nuestro matrimonio que esta arruinado.

Pero en el texto podemos ver que no se trata si Dios puede, sino que SI NOSOTROS PODEMOS CREER, porque al que cree todo le es posible. (Mateo 19:23) Jesús le dijo: Si puedes creer, al que cree todo le es posible.

El Señor nos pregunta este dia a cada uno de nosotros lo mismo que le pregunto a dos ciegos que vinieron a él para sanarlos (Mateo 9:27-29) Pasando Jesús de allí, le siguieron dos ciegos, dando voces y diciendo: ¡Ten misericordia de nosotros, Hijo de David! 28 Y llegado a la casa, vinieron a él los ciegos; y Jesús les dijo: ¿Creéis que puedo hacer esto? Ellos dijeron: Sí, Señor.

III) TERCER PRINCIPIO: NO DEJES QUE EL TEMOR AFECTE TU FE Y TU CONFIANZA  EN EL PODER DE DIOS (MARCOS 5:35-36) Mientras él aún hablaba, vinieron de casa del principal de la sinagoga, diciendo: Tu hija ha muerto; ¿para qué molestas más al Maestro? 36 Pero Jesús, luego que oyó lo que se decía, dijo al principal de la sinagoga: No temas, cree solamente.

Cuando Jesús venia junto con Jairo a su casa para sanar a su hija que estaba gravemente enferma vinieron de la casa de Jairo con malas noticias, su hija había muerto.

¿Que peor notica podía recibir Jairo en ese momento? Con esa noticia la visita de Jesús a su casa parecía ya innecesaria, por eso le dijeron ¿para qué molestas más al maestro?

Pero Jairo recibió del Señor palabras de vida, él le dijo: No temas, ¡cree solamente!! Es decir no dejes que las malas noticias maten tu fe, no dejes que las malas noticias destruyan tu confianza en el poder de Dios.

Posiblemente esta noche habrán personas que al igual que Jairo han recibido noticias duras de aceptar, noticias que les han dejado el corazón lleno de incertidumbre, lleno de temor y de angustia.

Pero el Señor esta noche nos dice a cada uno de nosotros: NO TEMAS, CREE SOLAMENTE!!!

SI ESTE BLOG ESTA SIENDO DE BENDICIÓN PARA TU VIDA Y TU MINISTERIO ¿QUISIERAS APOYARNOS EN ESTE PROYECTO? https://sites.google.com/view/proyecto-construccion/inicio