LAS BENDICIONES QUE PEDIMOS Y LA VIDA QUE VIVIMOS

TEMA: LAS BENDICIONES QUE PEDIMOS Y LA VIDA QUE VIVIMOS

TEXTO: JOB 1:6-10 Un día vinieron a presentarse delante de Jehová los hijos de Dios, entre los cuales vino también Satanás. 7 Y dijo Jehová a Satanás: ¿De dónde vienes? Respondiendo Satanás a Jehová, dijo: De rodear la tierra y de andar por ella. 8 Y Jehová dijo a Satanás: ¿No has considerado a mi siervo Job, que no hay otro como él en la tierra, varón perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal? 9 Respondiendo Satanás a Jehová, dijo: ¿Acaso teme Job a Dios de balde? 10 ¿No le has cercado alrededor a él y a su casa y a todo lo que tiene? Al trabajo de sus manos has dado bendición; por tanto, sus bienes han aumentado sobre la tierra.

DESCARGA EN PDF: https://elblogdelpastoroscarflores.com/wp-content/uploads/2022/05/LAS-BENDICIONES-QUE-QUEREMOS-Y-LA-VIDA-QUE-VIVIMOS.pdf

Verdaderamente todos quisiéramos tener la bendición y la protección que Job tenía sobre su vida, que aun hasta satanás se enojo de no poder tocarlo porque su vida, su familia y todo lo que tenía estaba protegido por el Señor y la bendición de Dios estaba sobre el trabajo de sus manos (Vs 9-10) Respondiendo Satanás a Jehová, dijo: ¿Acaso teme Job a Dios de balde? 10 ¿No le has cercado alrededor a él y a su casa y a todo lo que tiene? Al trabajo de sus manos has dado bendición; por tanto, sus bienes han aumentado sobre la tierra.

Pero esa protección y esa bendición que Job tenía sobre su vida estaba directamente relacionada a la forma como Job vivía, en sus prioridades y el valor que él le daba a Dios en su vida (Vs 8) Y Jehová dijo a Satanás: ¿No has considerado a mi siervo Job, que no hay otro como él en la tierra, varón perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal?.

Seguramente esas dos palabras que el Señor usa para referirse a Job “PERFECTO Y RECTO” a nosotros como hombres y mujeres débiles y pecadores nos asustan, nos parecen imposibles de hacerlas realidad en nuestra vida.

Pero tenemos que saber que la palabra PERFECTO en el original, es la palabra hebrea Yashar que se refiere a alguien que procura enderezar su camino conforme a la verdad de Dios, y la palabra RECTO en el original es la palabra hebrea Tam que se refiere a una persona madura en su forma de pensar y actuar,

AHORA TRASLADEMOS ESTO A NUESTRA VIDA CRISTIANA: Nosotros queremos la bendición y la protección de Dios siempre sobre nuestra vida, pero, ¿De qué manera vivimos? Tomando las características de la vida de Job, respondamos estas preguntas muy importantes para que podamos reflexionar sobre nuestra vida:

I) ¿ESTAMOS PROCURANDO ENDEREZAR NUESTRA VIDA CONFORME A LA PALABRA DE DIOS? (ISAÍAS 28:16-17) por tanto, Jehová el Señor dice así: He aquí que yo he puesto en Sion por fundamento una piedra, piedra probada, angular, preciosa, de cimiento estable; el que creyere, no se apresure. 17 Y ajustaré el juicio a cordel, y a nivel la justicia; y granizo barrerá el refugio de la mentira, y aguas arrollarán el escondrijo.

En el texto vemos dos elementos muy importantes para toda construcción: El nivel y el cordel, ambos son herramientas muy importantes para que lo que se está construyendo quede recto. Al poner el nivel y el cordel los constructores tienen que ajustar lo que van construyendo a lo que el nivel y el cordel les indica, tienen que corregir lo que está fuera de nivel, tienen que dejarse guiar por lo que el cordel y el nivel les indica.

En nuestra vida ese nivel y ese cordel es la palabras de Dios, su voluntad, su camino, en base a eso es que nosotros debemos construir nuestra vida, no podemos creer que la voluntad y el camino de Dios se adaptara a nuestro camino  torcido, sino que nosotros debemos en obediencia ajustar y corregir nuestro camino conforme a la palabra de Dios y su voluntad para nosotros.

¿Quieres la protección y la bendición de Dios sobre tu vida? ¡ENDEREZA TU CAMINO! ¡CORRIGE TU VIDA! para que se manifieste en ti la gloria del Señor. (Isaías 40.3-5) Voz que clama en el desierto: Preparad camino a Jehová; enderezad calzada en la soledad a nuestro Dios. 4 Todo valle sea alzado, y bájese todo monte y collado; y lo torcido se enderece, y lo áspero se allane. 5 Y se manifestará la gloria de Jehová, y toda carne juntamente la verá; porque la boca de Jehová ha hablado.

II) ¿ESTAMOS SIENDO MADUROS EN NUESTRA FORMA DE PENSAR Y ACTUAR? (1 CORINTIOS 14:20) Hermanos, no seáis niños en el modo de pensar, sino sed niños en la malicia, pero maduros en el modo de pensar.

Ser maduros en la forma de pensar significa pensar antes de actuar, pensar en las consecuencias que nuestras decisiones y nuestras acciones pueden traer a nuestra vida, es pensar no solamente en los que nos gusta sino en lo que verdaderamente nos conviene y lo que nos edifica en nuestra vida. (1 Corintios 10:23) Todo me es lícito, pero no todo conviene; todo me es lícito, pero no todo edifica.

Muchos cristianos queremos vivir bajo la protección y la  bendición del Señor pero tomamos decisiones equivocadas motivadas por nuestra carne, por un momento de emoción, sin pensar en las consecuencias, sin pensar que al final esa decisión puede traer destrucción a nuestra vida.

Y tenemos que reconocer que muchas veces pensamos y actuamos de manera inmadura cuando por cualquier motivo abandonamos nuestra iglesia, y nos apartamos de los caminos del Señor.

III) ¿ESTAMOS SIENDO INTELIGENTES PARA TEMER A DIOS Y APARTARNOS DEL MAL? (JOB 28:28) Y dijo al hombre: He aquí que el temor del Señor es la sabiduría, Y el apartarse del mal, la inteligencia.

Queremos la bendición y la protección de Dios sobre nuestra vida pero no estamos siendo inteligentes para apartarnos de aquellas cosas que nos llevan al pecado, no estamos siendo inteligentes para apartarnos de los caminos del mundo y acercar nuestra vida a los caminos de Dios.

Tenemos que comprender que el cristiano inteligente se aparta del mal, tanto en sus acciones como en sus pensamientos, en sus amistades, en sus prioridades, en sus relaciones.

Temer a Dios y apartarse del mal es lo más inteligente y sabio que como cristianso podemos hacer, ya que seguir en el camino equivocado, seguir enredados en el pecado lo único que traerá a nuestra vida es destrucción, quebrantamiento y dolor.

Dios verdaderamente quiere bendecirnos, él quiere que nos vaya bien en nuestra vida, pero los que no nos dejamos ser bendecidos y protegidos somos nosotros pues nos queremos apartarnos del mal

Tenemos que atender el llamado de nuestro Dios (Jeremías 51:45) Salid de en medio de ella, pueblo mío, y salvad cada uno su vida del ardor de la ira de Jehová.

CONCLUSIÓN: La bendición y la protección del Señor está disponible para cada uno de nosotros, pero tenemos que comprender que tenemos procurar corregir nuestra vida, ser maduros en nuestras decisiones y apartarnos del mal, Job pudo hacerlo, nosotros también podemos porque el Espíritu Santo está en nuestra vida.