BOSQUEJO CORTO: VALE LA PENA ORDENAR NUESTRA CASA

TEMA: VALE LA PENA ORDENAR NUESTRA CASA

TEXTO: 2 REYES 20:1 En aquellos días Ezequías cayó enfermo de muerte. Y vino a él el profeta Isaías hijo de Amoz, y le dijo: Jehová dice así: Ordena tu casa, porque morirás, y no vivirás.

DESCARGA EN PDF: https://elblogdelpastoroscarflores.com/wp-content/uploads/2022/04/VALE-LA-PENA-ORDENAR-NUESTRA-CASA.pdf

El Señor le dijo al rey Ezequias que ordenara su casa porque iba a morir, en el caso de él ordenar su casa era dejar en orden todo lo relacionado a su reino, a su herencia, a sus posesiones.

Nosotros tenemos la oportunidad de ordenar nuestra casa desde ya, para vivir en orden, para vivir en limpieza,  verdaderamente vale la pena ordenar nuestra casa. 

¿QUÉ ENCONTRARÍAMOS SI HOY ORDENAMOS NUESTRA CASA?

I) ENCONTRARÍAMOS QUE TENEMOS GUARDADAS COSAS QUE NO SIRVEN: Seguramente si vaciamos las gavetas de nuestros escritorios, o del closet, encontraremos que hemos guardado baterías o pilas que ya no sirven, focos que están quemados, ropa que está rota, zapatos con hoyos, etc, pero ¿Por que tenemos eso guardado si no sirve para nada? y seguramente si revisamos nuestro corazón muchos de nosotros tenemos guardado cosas que no valen la pena guardar (Amós 1:11) Así ha dicho Jehová: Por tres pecados de Edom, y por el cuarto, no revocaré su castigo; porque persiguió a espada a su hermano, y violó todo afecto natural; y en su furor le ha robado siempre, y perpetuamente ha guardado el rencor. seguramente en nuestro corazón tenemos guardado rencores, amarguras, resentimientos, en contra de nuestra propia familia, y eso no nos permite vivir en paz, es necesario ordenar y limpiar nuestro corazón por medio del perdón. 

II) ENCONTRARÍAMOS QUE HEMOS GUARDADO COSAS ÚTILES QUE DEBERÍAMOS ESTAR UTILIZANDO: Cuando ordenamos la casa seguramente podemos llevarnos la sorpresa de encontrar cosas nuevas o en muy buen estado que podríamos usar, pero que las hemos descuidado, como el control remoto de la televisión, el zapato que nos faltaba, el la copia de la llave del carro, etc Posiblemente nosotros hemos descuidado y poco a poco SE HA PERDIDO COSAS TAN IMPORTANTES COMO LA AMABILIDAD Y LA GENTILEZA que como familia debemos tener entre nosotros (Filipenses 4:5) Vuestra gentileza sea conocida de todos los hombres. El Señor está cerca. Muchas veces nos vamos a la cama sin ni siquiera decirnos buenas noches, nos vamos de casa sin despedirnos de nuestros padres o de nuestro cónyuge, nos hemos vuelto indiferentes, y tenemos que recordar que ese es el ejemplo que le estamos dando a nuestros hijos. Lastimosamente muchos de nosotros HEMOS DESCUIDADO NUESTRA COMUNIÓN CON DIOS EN FAMILIA (Apocalipsis 2:4) Pero tengo contra ti, que has dejado tu primer amor.

III) NOS DARÍAMOS CUENTA QUE NUESTRO DESORDEN ES QUE TENEMOS COSAS QUE ESTÁN DONDE NO DEBERÍAN ESTAR, tenemos que el orden es comprender que cada cosa tiene su lugar, pero posiblemente en nuestra casa la plancha está sobre la mesa del comedor, los platos y las tazas están en la cama, partes arruinadas del vehículo están en la sala, etc. Y lastimosamente en nuestra familia el desorden que tenemos es que no ponemos cada cosa en su lugar, es decir le damos prioridad a cosas que no son tan importantes y descuidamos lo que tiene valor, principalmente en lo que tiene que ver con nuestro Dios (Hageo 1:9-10) Buscáis mucho, y halláis poco; y encerráis en casa, y yo lo disiparé en un soplo. ¿Por qué? dice Jehová de los ejércitos. Por cuanto mi casa está desierta, y cada uno de vosotros corre a su propia casa. 10 Por eso se detuvo de los cielos sobre vosotros la lluvia, y la tierra detuvo sus frutos. Hay desorden cuando en la prioridad de nuestro corazón no está Dios, sino el trabajo, los amigos, el deporte, el negocio, etc, Igualmente hay desorden cuando nuestros compañeros de trabajo son más importantes que nuestros hijos o nuestro cónyuge, cuando nuestras mascotas son más importantes y las cuidamos aun mas que a nuestros hijos.