LA FAMILIA, TU PRIMER MINISTERIO

TEMA: LA FAMILIA, TU PRIMER MINISTERIO

TEXTO: PROVERBIOS 27:23 Sé diligente en conocer el estado de tus ovejas, Y mira con cuidado por tus rebaños;

DESCARGA EN PDF: https://elblogdelpastoroscarflores.com/wp-content/uploads/2022/01/LA-FAMILIA-TU-PRIMER-MINISTERIO.pdf

Seguramente todos en algún momento hemos escuchado que la familia tiene que ser nuestro primer ministerio, y eso es una realidad, pues el cristianismo se tiene que vivir primeramente en nuestro hogar, con nuestra familia, cuidando del rebaño que Dios nos ha dado. 

Lastimosamente muchos utilizan esa frase solamente como una excusa para no congregarse, para no dedicarle tiempo a los ministerios de la iglesia del Señor, y no debe ser así, porque entonces nuestra familia dejaría de ser un ministerio y se convertiría en un tropiezo para nuestra relación con Dios, y nosotros mismos estaríamos alejando a nuestra familia del Señor.

Entonces, ¿QUÉ SIGNIFICA VERDADERAMENTE QUE NUESTRA FAMILIA ES NUESTRO PRIMER MINISTERIO? 

I) SIGNIFICA CUIDAR DE LA VIDA ESPIRITUAL DE NUESTRA FAMILIA (DEUTERONOMIO 6:6-7) Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; 7 y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes.

Nuestra familia es nuestro primer ministerio cristiano, es decir, el primer lugar para poner en práctica las enseñanzas de la palabra de Dios, pues lastimosamente muchos cristianos creen que decir que su familia es su primer ministerio significa solamente salir de paseo con ellos el fin de semana y darles diversión, lo cual también es importante como lo veremos en los siguientes puntos, pero sin descuidar lo principal: NUESTRA RELACIÓN CON DIOS EN FAMILIA.

Nuestra familia tiene que ser edificada por el Señor, por medio de su palabra, por medio de la oración, y congregandonos en familia para escuchar la palabra de Dios en la iglesia (Salmo 127:1) Si Jehová no edificare la casa, En vano trabajan los que la edifican; Si Jehová no guardare la ciudad, En vano vela la guardia.    

II) SIGNIFICA DESARROLLAR UN LIDERAZGO BASADO EN EL AMOR Y EN EL SERVICIO (1 TIMOTEO 3:4-5) que gobierne bien su casa, que tenga a sus hijos en sujeción con toda honestidad 5 (pues el que no sabe gobernar su propia casa, ¿cómo cuidará de la iglesia de Dios?).

Estas características que tiene que tener un obispo o un pastor aplican también para nuestra familia y se nos dice que todo aquel que quiera tener un ministerio cristiano debe primeramente “GOBERNAR BIEN SU CASA” y eso nos habla de una palabra muy importante: LIDERAZGO.

Nuestra familia es nuestro ministerio y por lo tanto este ministerio necesita un líder, una cabeza, y ese líder o cabeza de la familia tiene que ser el padre de familia junto con su esposa. 

En el caso de familias en las que no hay un padre o un esposo ese liderazgo tiene que ser desarrollado por la madre de familia.

Pero se nos dice que debemos GOBERNAR BIEN, es decir sin maltratos, sin ofensas, sin humillaciones, sino comprendiendo que el liderazgo cristiano debe seguir el modelo de nuestro Señor Jesucristo quien fue un LÍDER SIERVO, es decir, que LIDERÓ DANDO EJEMPLO sirviendo con amor. (Juan 13:12-15) Así que, después que les hubo lavado los pies, tomó su manto, volvió a la mesa, y les dijo: ¿Sabéis lo que os he hecho? 13 Vosotros me llamáis Maestro, y Señor; y decís bien, porque lo soy. 14 Pues si yo, el Señor y el Maestro, he lavado vuestros pies, vosotros también debéis lavaros los pies los unos a los otros. 15 Porque ejemplo os he dado, para que como yo os he hecho, vosotros también hagáis.

Tenemos que comprender que la palabra «Ministerio» viene de la palabra griega diakoneo, que significa «servir», es decir que si nuestra familia es nuestro ministerio significa que tenemos que debemos servir a nuestra familia, ayudar en el hogar, compartir las responsabilidades, y dar ejemplo de amor, de ayuda mutua y compañerismo. 

III) SIGNIFICA CUIDAR LAS NECESIDADES ESPIRITUALES DE NUESTRA FAMILIA, PERO SIN DESCUIDAR LAS NECESIDADES FÍSICAS, EMOCIONALES, MENTALES Y FINANCIERAS (1 TIMOTEO 5:8) porque si alguno no provee para los suyos, y mayormente para los de su casa, ha negado la fe, y es peor que un incrédulo.

Como podemos ver en las iglesias el enfoque primario es la predicación de la palabra de Dios, es decir, espiritual, pero también por medio de la iglesia se vela también por las necesidades de las personas que forman parte de la congregación. 

Así debe ser igualmente en nuestra familia, tenemos que cuidar no solamente la parte espiritual, sino también cuidar de las otras necesidades de nuestra familia, y significa proveer para las necesidades materiales, dedicar tiempo para cuidar la salud mental de nuestra familia por medio de un paseo, apartando tiempo para la diversión en familia, dedicar tiempo para platicar y aconsejar a nuestros hijos e hijas, etc.

Tenemos que comprender que la bendición de Dios no es solamente lo que tenemos o lo que recibimos, sino poder disfrutar de esas bendiciones, y no hay nada mejor que poder disfrutar de las bendiciones que el Señor nos da que con nuestra familia (Eclesiastés 9:9) Goza de la vida con la mujer que amas, todos los días de la vida de tu vanidad que te son dados debajo del sol, todos los días de tu vanidad; porque esta es tu parte en la vida, y en tu trabajo con que te afanas debajo del sol.