ESTUDIO BIBLICO CARTA A LOS FILIPENSES: CONSEJOS DE NUEVO AÑO III PARTE

ESTUDIO BIBLICO CARTA A LOS FILIPENSES: CONSEJOS DE NUEVO AÑO III PARTE

TEXTO: FILIPENSES 1:15-24 Algunos, a la verdad, predican a Cristo por envidia y contienda; pero otros de buena voluntad. 16 Los unos anuncian a Cristo por contención, no sinceramente, pensando añadir aflicción a mis prisiones; 17 pero los otros por amor, sabiendo que estoy puesto para la defensa del evangelio. 18 ¿Qué, pues? Que no obstante, de todas maneras, o por pretexto o por verdad, Cristo es anunciado; y en esto me gozo, y me gozaré aún. 19 Porque sé que por vuestra oración y la suministración del Espíritu de Jesucristo, esto resultará en mi liberación, 20 conforme a mi anhelo y esperanza de que en nada seré avergonzado; antes bien con toda confianza, como siempre, ahora también será magnificado Cristo en mi cuerpo, o por vida o por muerte. 21 Porque para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia. 22 Mas si el vivir en la carne resulta para mí en beneficio de la obra, no sé entonces qué escoger. 23 Porque de ambas cosas estoy puesto en estrecho, teniendo deseo de partir y estar con Cristo, lo cual es muchísimo mejor; 24 pero quedar en la carne es más necesario por causa de vosotros.

DESCARGA EN PDF: https://elblogdelpastoroscarflores.com/wp-content/uploads/2021/11/ESTUDIO-BIBLICO-CARTA-A-LOS-FILIPENSES_-CONSEJOS-DE-NUEVO-ANO-III-PARTE.pdf

Este día continuamos con el estudio Bíblico de la carta del apóstol Pablo a los Filipenses, la cual estamos estudiando en un formato de consejos para el nuevo año, es decir tomando las enseñanzas que esta preciosa carta tiene para nuestra vida y aplicando esas enseñanzas a las actitudes y acciones que debemos tener como cristianos para tener un año 2022 en victoria y en bendición. 

Reflexionemos en los consejos que el Señor tiene para nosotros hoy por medio de los textos que hemos leído: 

V) QUINTO CONSEJO: REFLEXIONEMOS EN LAS INTENCIONES POR LAS CUALES SERVIMOS AL SEÑOR (VS 14-19) Algunos, a la verdad, predican a Cristo por envidia y contienda; pero otros de buena voluntad. 16 Los unos anuncian a Cristo por contención, no sinceramente, pensando añadir aflicción a mis prisiones; 17 pero los otros por amor, sabiendo que estoy puesto para la defensa del evangelio. 18 ¿Qué, pues? Que no obstante, de todas maneras, o por pretexto o por verdad, Cristo es anunciado; y en esto me gozo, y me gozaré aún. 19 Porque sé que por vuestra oración y la suministración del Espíritu de Jesucristo, esto resultará en mi liberación,

Pablo sabía que algunos predicadores del evangelio en aquella epoca no tenian intenciones sinceras, no lo hacían de buena voluntad, es decir, Pablo sabía que muchos se alegraban de que Pablo estuviera preso para que su ministerios decayera y el de ellos creciera, para que su ministerio llegara a ser superior al de Pablo. (Vs 15) Algunos, a la verdad, predican a Cristo por envidia y contienda; pero otros de buena voluntad.

Pablo reconocía que muchos de los predicadores anunciaban a cristo por CONTENCIÓN, (vs 16) Los unos anuncian a Cristo por contención, no sinceramente, pensando añadir aflicción a mis prisiones; esta palabra “Contención” en el original significa: Combate, lucha, rivalidad, conflicto, y comparación, es decir que algunos predicadores del evangelio en el tiempo de Pablo sentían rivalidad con él, comparaban sus ministerios con el de Pablo y por eso tenían conflicto con él. 

Esos predicadores no eran falsos predicadores, es decir, no predicaban un falso evangelio, predicaban la sana doctrina, su predicación era el verdadero evangelio, los que eran falsos eran ellos, lo que eran falsas eran sus intenciones. 

Pero el corazón de Pablo no tenía rivalidad ni conflicto, él se gozaba viendo que el verdadero evangelio era proclamado, que las almas se estaban ganando, independientemente de las intenciones del predicador (Vs 18) ¿Qué, pues? Que no obstante, de todas maneras, o por pretexto o por verdad, Cristo es anunciado; y en esto me gozo, y me gozaré aún. Pues los predicadores le darán cuenta a Dios de sus intenciones. 

TRASLADEMOS ESTO A LA IGLESIA DE HOY: Lastimosamente hoy en dia tambien hay rivalidad entre los servidores del Señor, entre iglesias, entre ministerios, y entre hermanos, y muchas actividades que se hacen, muchos eventos, muchos conciertos, muchas campañas, aunque se hacen con el objetivo de ganar almas para el Señor, y las personas se convierten a Cristo, y el objetivo evangelístico se alcanza, las intenciones no son agradables a nuestro Dios, pues muchas de ellas son hechas para engrandecer el nombre de una iglesia, de un pastor o una organización y no él del Señor. 

¿CUAL ES EL PROBLEMA DE LAS INTENCIONES CON LAS CUALES SERVIMOS AL SEÑOR? 

  • Un día nuestras intenciones serán juzgadas por el Señor en el tribunal de Cristo (2 Corintios 5:9-10) Por tanto procuramos también, o ausentes o presentes, serle agradables. 10 Porque es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo, sea bueno o sea malo.
  • En el tribunal de Cristo nuestras obras serán probadas por fuego, y se conocerá la sinceridad de nuestras acciones (1 Corintios 3:11-15) Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo. 12 Y si sobre este fundamento alguno edificare oro, plata, piedras preciosas, madera, heno, hojarasca, 13 la obra de cada uno se hará manifiesta; porque el día la declarará, pues por el fuego será revelada; y la obra de cada uno cuál sea, el fuego la probará. 14 Si permaneciere la obra de alguno que sobreedificó, recibirá recompensa. 15 Si la obra de alguno se quemare, él sufrirá pérdida, si bien él mismo será salvo, aunque así como por fuego.

A nivel personal cada uno de nosotros tenemos que reflexionar cuales son las intenciones de nuestro corazón cuando le servimos al Señor, ¿queremos ser vistos? ¿Queremos ser reconocidos? ¿Servir al Señor nos hace sentir superiores a los demás? Tenemos que saber que nuestro servicio será de bendición para nuestra iglesia, será de bendición para otros, pero ¿SERÁ DE BENDICIÓN PARA NUESTRA VIDA? Eso depende de la intención con la cual estamos sirviendo al Señor, si de algo tenemos que estar seguros es que PODEMOS ENGAÑAR A LAS PERSONAS PERO NUNCA A NUESTRO DIOS (Gálatas 6:7) No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará.