BOSQUEJO CORTO: BENDICIONES DEL AGRADECIMIENTO

TEMA: BENDICIONES DEL AGRADECIMIENTO

TEXTO: SALMO 75:1 Gracias te damos, oh Dios, gracias te damos, Pues cercano está tu nombre; Los hombres cuentan tus maravillas.

DESCARGA EN PDF: https://elblogdelpastoroscarflores.com/wp-content/uploads/2021/11/BENDICIONES-DEL-AGRADECIMIENTO.pdf

Estamos a pocos días de que en los Estados Unidos se celebre el Día de Acción de Gracias, un dia muy especial en el cual las familias se reúnen para dar gracias por las bendiciones recibidas durante todo un año. 

Aunque esta celebración no forma parte de nuestros países latinoamericanos vale la pena que en nuestra vida podamos dar gracias, no solamente un día al año, sino TODOS LOS DÍAS de nuestra vida por las bendiciones que cada día recibimos de nuestro Dios. 

En la palabra de Dios podemos encontrar cuántas veces en el año el pueblo de Israel daba gracias por las bendiciones del Señor (1 Crónicas 23:27-30) “Así que, conforme a las postreras palabras de David, se hizo la cuenta de los hijos de Leví de veinte años arriba. 28 Y estaban bajo las órdenes de los hijos de Aarón para ministrar en la casa de Jehová, en los atrios, en las cámaras, y en la purificación de toda cosa santificada, y en la demás obra del ministerio de la casa de Dios. 29 Asimismo para los panes de la proposición, para la flor de harina para el sacrificio, para las hojuelas sin levadura, para lo preparado en sartén, para lo tostado, y para toda medida y cuenta; 30 y para asistir cada mañana TODOS LOS DÍAS A DAR GRACIAS Y TRIBUTAR ALABANZAS A JEHOVÁ, y asimismo por la tarde…”  El pueblo de Israel daba gracias a Dios todos los días, y nosotros como iglesia de Cristo igualmente tenemos que agradecer al Señor todos los días por sus bendiciones y sus beneficios a nuestra vida. 

Pero, ¿POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE EL AGRADECIMIENTO? Tenemos que comprender que el agradecimiento trae muchos beneficios y bendiciones a nuestra vida.

VEAMOS POR MEDIO DE LA PALABRA DE DIOS ALGUNAS DE ESAS BENDICIONES DEL AGRADECIMIENTO

I) EL AGRADECIMIENTO NOS AYUDA A VENCER LA TRISTEZA (PROVERBIOS 15:15) Todos los días del afligido son difíciles; Mas el de corazón contento tiene un banquete continuo. Muchas veces nos sentimos tristes por las cosas que nos faltan, por lo que no hemos alcanzado, pero cuando tenemos un corazón agradecido, podemos darnos cuenta verdaderamente de todo lo que tenemos, cuando reconocemos todo lo que hemos recibido, muchas de eso sin merecerlo, podemos cambiar nuestra tristeza en alegría, al darnos cuenta lo bendecidos que somos que muchas veces no lo hemos reconocido. 

II) EL AGRADECIMIENTO NOS PERMITE VER LA VIDA DESDE OTRA PERSPECTIVA (SALMO 103:2) Bendice, alma mía, a Jehová, Y no olvides ninguno de sus beneficios. Seguramente todos conocemos personas negativas, que siempre viven quejándose de todo, que nada les satisface, que todo les parece que está mal. En realidad ese negativismo no viene a causa de lo mal que está su vida, sino de la falta de agradecimiento que hay en sus corazones, SON PERSONAS QUE CREEN QUE LA VIDA LES DEBE A ELLOS, cuando en realidad los deudores somos nosotros por tanta bondad y por tanta misericordia, que el Señor ha tenido con nosotros. 

III) EL AGRADECIMIENTO NOS PERMITE RECONOCER QUE SOMOS AMADOS (1 PEDRO 2:9) Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable; Muchas personas viven tristes y decepcionados por no sentirse amados y valorados por alguien, pero cuando somos agradecidos con el Señor, por su salvación, por su amor, por habernos tomado como hijos, por ser él nuestro Padre, por permitirnos ser parte de su familia y de su Reino, entonces podemos reconocer que verdaderamente somos amados y de gran estima para nuestro Dios. Deja de llorar por alguien que no te quiere, si tienes un Dios que te ama con amor eterno. 

IV) EL AGRADECIMIENTO FORTALECE LAS RELACIONES CON NUESTRA FAMILIA (1 TIMOTEO 5:4) Pero si alguna viuda tiene hijos, o nietos, aprendan éstos primero a ser piadosos para con su propia familia, y a recompensar a sus padres; porque esto es lo bueno y agradable delante de Dios. Tenemos que comprender algo muy importante, el agradecimiento se tiene que practicar también para con nuestra familia, como hijos tenemos que ser agradecidos con nuestros padres y madres, y recompensarlos por el esfuerzo y dedicación que tuvieron para con nosotros, igualmente tenemos que practicar el agradecimiento con nuestros prójimos, dar las gracias y tener acciones de agradecimiento fortalecen la unidad y el amor fraternal. 

Vale la pena recordar las palabras del precioso himno de Johnson Oatman: BENDICIONES, CUANTAS TIENES YA.

“Cuando combatido por la adversidad

Creas ya perdida tu felicidad,

Mira lo que el cielo para ti guardó,

Cuenta las riquezas que el Señor te dio.

CORO:

¡Bendiciones, cuántas tienes ya!

Bendiciones, Dios te manda más;

Bendiciones, te sorprenderás

Cuando veas lo que Dios por ti hará….”