FAMILIAS FINANCIERAMENTE ENFERMAS

TEMA: FAMILIAS FINANCIERAMENTE ENFERMAS

TEXTO: SALMO 109:11 Que el acreedor se apodere de todo lo que tiene, Y extraños saqueen su trabajo.

DESCARGA EN PDF: https://elblogdelpastoroscarflores.com/wp-content/uploads/2021/11/FAMILIAS-FINANCIERAMENTE-ENFERMAS.pdf

Qué dura realidad la que nos muestra el versículo que hemos leído para comenzar, llegar al punto de ser embargados por los acreedores, y que el fruto de nuestro trabajo solamente sea para otros y no para bendición de nuestra familia. 

Lastimosamente esa es la realidad de muchas familias en la actualidad, son familias que están enfermas financieramente, son familias que quizás sin darse cuenta van camino al fracaso en su economía, lo cual traerá tristeza, enojo, amargura y quizás hasta desintegración de la familia. 

En la actualidad hay muchas familias que aparentemente se ven muy prósperas, por los vehículos que tienen, por la casa en la que viven, por los lugares donde sus hijos estudian, por los viajes que hacen, pero lastimosamente su realidad es otra, lo que aparentemente es prosperidad en realidad es INFLAMACIÓN, verdaderamente su economía familiar está muy enferma. 

VEAMOS POR MEDIO DE LA PALABRA DE DIOS CUÁLES SON LAS CARACTERÍSTICAS DE LAS FAMILIAS FINANCIERAMENTE ENFERMAS

I) SON LAS QUE VIVEN POR SOBRE SU NIVEL DE INGRESOS (PROVERBIOS 13:7) Hay quienes pretenden ser ricos, y no tienen nada; Y hay quienes pretenden ser pobres, y tienen muchas riquezas.

Las familias que están mal financieramente están enfermas primeramente de falta de contentamiento y de falta de sabiduría, pues quieren vivir un estilo de vida que está por sobre sus ingresos familiares,  y la única forma de poder hacer eso es por medio de la deuda, de pagar con tarjetas de crédito todo aquello que con sus ingresos mensuales no alcanzan a cubrir.

Son familias que viven de apariencias aunque en la realidad están hundidas en deudas que se hacen cada vez más grandes, y poco a poco irán entrando en el IMPAGO, es decir, dejar cosas básicas sin pagar y ni siquiera alcanzar a cubrir el pago mínimo de las tarjetas de crédito.

Tenemos que saber que la palabra de Dios nos hace un llamado a tener contentamiento en nuestro corazón y no tratar de vivir un estilo de vida que no podemos pagar (1 Timoteo 6:6-9) Pero gran ganancia es la piedad acompañada de contentamiento; 7 porque nada hemos traído a este mundo, y sin duda nada podremos sacar. 8 Así que, teniendo sustento y abrigo, estemos contentos con esto. 9 Porque los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo, y en muchas codicias necias y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y perdición;

Tenemos que saber que los especialistas en economía familiar recomiendan que para tener finanzas familiares sanas es necesario vivir por debajo de nuestros ingresos mensuales. 

II) SON LAS QUE UTILIZAN SUS INGRESOS PARA SOSTENER VICIOS Y RELACIONES PECAMINOSAS.(PROVERBIOS 21:17) Hombre necesitado será el que ama el deleite, Y el que ama el vino y los ungüentos no se enriquecerá.

Tenemos que saber que aparte de las consecuencias espirituales que trae el pecado a nuestra vida, hay una realidad muy importante que  tenemos que comprender: SOSTENER UN VICIO O UNA RELACIÓN DE ADULTERIO O DE FORNICACIÓN ES MUY CARO

Vivir un estilo de vida de vicios y relaciones pecaminosas significa derrochar una buena parte de los ingresos familiares, y eso significa que una familia que está sufriendo escasez y deudas por esta causa es porque alguno de sus miembros está enfermo de algo llamado EGOÍSMO Y FALTA DE SABIDURÍA

Es triste cuando alguien de la familia solamente piensa en deleitarse y agradarse a sí mismo aunque esto pueda significar sufrimiento y escasez para los demás miembros de la familia y esto delante de Dios es una INJUSTICIA

Tenemos que saber que Dios nos se agrada de aquellos que gastan el dinero de su familia en cosas que no aprovechan para nada, él quiere que seamos sabios administradores de las bendiciones que él da para nuestra familia (Isaías 55:2) ¿Por qué gastáis el dinero en lo que no es pan, y vuestro trabajo en lo que no sacia? Oídme atentamente, y comed del bien, y se deleitará vuestra alma con grosura.

La palabra de Dios nos declara que para poder salir de estas finanzas enfermas causadas por los vicios y las relaciones pecaminosas ya no tenemos que permitir las injusticias en nuestra familia (Job 11:13-16) Si tú dispusieres tu corazón, Y extendieres a él tus manos; 14 Si alguna iniquidad hubiere en tu mano, y la echares de ti, Y no consintieres que more en tu casa la injusticia, 15 Entonces levantarás tu rostro limpio de mancha, Y serás fuerte, y nada temerás; 16 Y olvidarás tu miseria, O te acordarás de ella como de aguas que pasaron.

III) SON LAS QUE NO LE DAN IMPORTANCIA A LA PREPARACIÓN ACADÉMICA (PROVERBIOS 24:3-4) Con sabiduría se edificará la casa, Y con prudencia se afirmará; 4 Y con ciencia se llenarán las cámaras De todo bien preciado y agradable.

Quiero invitarlos a leer este texto en la traducción Nueva Versión Viviente: Una casa se edifica con sabiduría y se fortalece por medio del buen juicio. 4 Mediante el conocimiento se llenan sus cuartos de toda clase de riquezas y objetos valiosos.

Lastimosamente muchos jóvenes y también muchos matrimonios jóvenes le están dando más importancia al trabajo que les produce ingresos rápidos que a su preparación académica, aunque esto con el tiempo signifique que se cierren ellos mismos puertas de bendición para su vida y para su familia.

Es necesario invertir en la educación de nuestros hijos, es necesario invertir en nuestra propia preparación académica para que nuestro Dios abra para nosotros buenas oportunidades de superación 

FRASE: La educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo. (Nelson Mandela) 

IV) SON LAS QUE NO SIEMBRAN EN EL REINO DE DIOS (MALAQUÍAS 3:10-12) Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde.11 Reprenderé también por vosotros al devorador, y no os destruirá el fruto de la tierra, ni vuestra vid en el campo será estéril, dice Jehová de los ejércitos. 12 Y todas las naciones os dirán bienaventurados; porque seréis tierra deseable, dice Jehová de los ejércitos.

Tenemos que comprender que una familia financieramente enferma muchas veces también está enferma de FALTA DE FE, y esa falta de fe se ve manifestada en no creer en las promesas de Dios que son para su bendición y para la prosperidad que Dios puede y quiere darles a su familia. 

Cuando una familia no pone al Señor como prioridad en sus finanzas está rechazando las bendiciones que Dios ha prometido para aquellos que confían en sus promesas y siembran en el Reino de Dios. 

Es necesario quitar de nuestra mente la excusa diabólica que muchos usan: “Yo no diezmo porque no me alcanza” porque la realidad es que a muchas de esas familias no les alcanza porque no diezman, porque no toman en cuenta a Dios en sus finanzas familiares. 

Como familias cristianas tenemos que decidir cómo queremos vivir: Limitados a lo que nosotros podemos hacer en nuestra capacidad, o confiar en las promesas de Dios y sembrar en el Reino de Dios y esperar sus bendiciones a nuestra vida. 

CONCLUSIÓN: Si hemos reconocido algunas de esas características en nuestra familia y con honestidad reconocemos que la economía de nuestra familia está enferma es necesario que hagamos cambios en nuestra manera de administrar nuestras finanzas, pero el principal cambio que  tenemos que hacer es buscar la ayuda de Dios, su sabiduría, y su misericordia, pues él puede darnos una nueva oportunidad para comenzar a hacer las cosas bien (Lamentaciones 3:22-23) Por la misericordia de Jehová no hemos sido consumidos, porque nunca decayeron sus misericordias. 23 Nuevas son cada mañana; grande es tu fidelidad.