PREPARÁNDONOS PARA EL ÉXITO EN EL 2022

TEMA: PREPARÁNDONOS PARA EL ÉXITO EN EL 2022

TEXTO: 2 CORINTIOS 5:17 De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.

DESCARGA EN PDF: https://elblogdelpastoroscarflores.com/wp-content/uploads/2021/11/PREPARANDONOS-PARA-EL-EXITO-EN-EL-2022.pdf

Posiblemente este año que está llegando a su final ha sido un año en el cual sentimos que hemos fracasado en algunas áreas de nuestra vida, quizás pensamos que hemos fracasado en nuestra labor de padres, o en nuestro matrimonio, en nuestra vida laboral, o en nuestra vida cristiana, y tenemos que reconocer que experimentar el fracaso es algo difícil de enfrentar y superar.

Es por eso que lo mejor que podemos hacer es que desde ya nos prepararemos para el éxito en este próximo año 2022, pero es muy importante que comprendamos qué significa verdaderamente el éxito en la vida de un hijo de Dios.

¿QUÉ ES EL ÉXITO? La palabra éxito viene del latín “Exitus” que significa “Salida” de ahí se determina que éxito se refiere al resultado final y satisfactorio de una tarea.

Esto significa que tener un fracaso en la vida no significa ser un fracasado o que nunca podremos tener éxito, porque el éxito se determina al final del proceso y en este proceso llamado vida pueden haber muchos fracasos pero estos fracasos pueden ser parte del camino que nos lleva al éxito.

AHORA COMPRENDAMOS LO QUE SIGNIFICA SER EXITOSO PARA NUESTRO DIOS: Tenemos que comprender que nuestro Dios es un Dios de victoria, no de fracasos, nuestro Señor Jesucristo es el mejor ejemplo de victoria y de ser una persona exitos: Él venció la muerte, venció la tumba, venció el pecado y venció a satanás, él vino a este mundo y dejó una huella que nadie puede borrar, una huella de amor y de salvación que ha impactado y transformado la vida de millones de personas y lo sigue haciendo. Nosotros como cristianos siguiendo el ejemplo de nuestro Señor Jesucristo debemos vivir igualmente vidas que dejen huella de bendición en este mundo.

En este año 2022 el éxito de nuestra vida será atrevernos a dejar una huella de bendición que impacte la vida de otros para bien, en nuestra familia, en nuestro matrimonio, en la vida de nuestros hijos, en nuestra iglesia, y en nuestra comunidad.

¿QUÉ SON ESAS HUELLAS DE BENDICIÓN? Son acciones, son decisiones, son actitudes, que van a impactar para bien nuestra vida y la vida de los demás por medio del poder de nuestro Dios en nosotros.  

FRASE: En la vida lo verdaderamente importante no son los pasos que hemos dado sino las huellas que hemos dejado.

PREPARÉMONOS PARA EL ÉXITO COMPRENDIENDO QUÉ NECESITAMOS PARA DEJAR ESAS HUELLAS DE BENDICIÓN: Aún faltan algunas semanas para terminar este año 2021, pero desde ya podemos prepararnos, desde ya podemos comenzar a reconocer que es lo que nos hizo falta este año para poder ser personas de bendición y que es lo que necesitamos hacer para cumplir los propósitos de Dios en nuestra vida: 

I) NECESITAMOS INSPIRACIÓN (NEHEMÍAS 1:1-4) Palabras de Nehemías hijo de Hacalías. Aconteció en el mes de Quisleu, en el año veinte, estando yo en Susa, capital del reino, 2 que vino Hanani, uno de mis hermanos, con algunos varones de Judá, y les pregunté por los judíos que habían escapado, que habían quedado de la cautividad, y por Jerusalén.3 Y me dijeron: El remanente, los que quedaron de la cautividad, allí en la provincia, están en gran mal y afrenta, y el muro de Jerusalén derribado, y sus puertas quemadas a fuego.4 Cuando oí estas palabras me senté y lloré, e hice duelo por algunos días, y ayuné y oré delante del Dios de los cielos.

En este texto vemos el momento en el cual Nehemías recibió noticias de su tierra, de lo que sus hermanos judios estaban sufriendo, de lo destruida que estaba su nación.  

Y podemos ver que Nehemias tenía una cualidad: era un hombre sensible a las necesidades y problemas de su pueblo, de su nación, a pesar que él vivía en el palacio del rey, él no era indiferente al dolor de sus hermanos.

Nehemías era un judio que habia sido llevado cautivo a Babilonia, pero trabajaba en el palacio del rey, era una persona de confianza del rey, él no experimentaba en carne propia el sufrimiento de su pueblo, él vivía en el palacio, comía la comida del rey, el tenia lujos, él vivía tranquilo lejos de los sufrimientos de su pueblo, pero al escuchar lo que sus hermanos judíos estaban sufriendo no pudo ser indiferente, EL SUFRIMIENTO Y DOLOR DE SU PUEBLO FUE LA INSPIRACIÓN DE NEHEMÍAS.

INSPIRACIÓN: Es el estímulo que siente una persona que favorece la creatividad, la búsqueda de soluciones a un problema, la concepción de ideas que permiten emprender un proyecto,etc.

Quizás en este año 2021 el sufrimiento y la escasez que estás experimentando en tu vida y en tu familia te han hecho sentir amargado, enojado y desanimado, pero hoy es tiempo de cambiar de actitud. Lo que estás viviendo tu y tu familia, TIENEN QUE SER LA INSPIRACIÓN, TIENE QUE SER TU MOTIVACIÓN para atreverte a hacer algo para cambiar esa realidad.

Tenemos que reconocer que de nada sirve vivir quejándonos, vivir amargados y decepcionados de nuestra realidad si no hacemos nada para cambiarla y nos quedamos inmóviles, y es por eso que el Señor nos da un mandato a cada uno de nosotros (Josue 1:9) Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.

II) NECESITAMOS DETERMINACIÓN (NEHEMÍAS 1:11) Te ruego, oh Jehová, esté ahora atento tu oído a la oración de tu siervo, y a la oración de tus siervos, quienes desean reverenciar tu nombre; concede ahora buen éxito a tu siervo, y dale gracia delante de aquel varón. Porque yo servía de copero al rey. (NEHEMÍAS 2: 4-5) Me dijo el rey: ¿Qué cosa pides? Entonces oré al Dios de los cielos, 5 y dije al rey: Si le place al rey, y tu siervo ha hallado gracia delante de ti, envíame a Judá, a la ciudad de los sepulcros de mis padres, y la reedificaré.

Determinación significa tomar una decisión o resolución que implica valor y coraje para llevarla a cabo. 

Nehemías era un hombre determinado y tenía un pensamiento: Si no lo hago yo ¿Quién más lo hará? y ese es el problema que muchos de nosotros tenemos y por eso no podemos dejar esas huellas de bendición que puedan cambiar para bien nuestra vida y la de nuestra familia, porque siempre queremos que lo hagan otros, menos nosotros.

Podemos ver que Nehemías reaccionó cuando se dio cuenta que los muros de Jerusalén estaban en ruinas, y él tomó la determinación de reconstruirlos, Nehemías oró a Dios, pero tenemos que ver un detalle muy importante, él no oró para que otros lo hicieran, oró para que Dios lo respaldara a él para hacerlo (Nehemias 2:5) y dije al rey: Si le place al rey, y tu siervo ha hallado gracia delante de ti, envíame a Judá, a la ciudad de los sepulcros de mis padres, y la reedificaré

¿Qué cosas en tu vida están en ruinas hoy en día? ¿Tu matrimonio? ¿Tus finanzas familiares? ¿tu trabajo o tu negocio? No esperes que venga alguien a resolver tus problemas, no vivas esperando que venga alguien externo a resolver los problemas de tu vida, LEVÁNTATE TÚ EN EL NOMBRE DEL SEÑOR y toma acción en el problema como lo hizo Nehemías y como también los hizo una mujer llamada Debora para poder ser de bendición para su pueblo (Jueces 5:6-7) En los días de Samgar hijo de Anat, En los días de Jael, quedaron abandonados los caminos, Y los que andaban por las sendas se apartaban por senderos torcidos. 7 Las aldeas quedaron abandonadas en Israel, habían decaído, Hasta que yo Débora me levanté, Me levanté como madre en Israel.

Tenemos que dejar de buscar culpables y comenzar a buscar soluciones, buscar culpables solamente son excusas para no hacer nada, buscar soluciones es lo que verdaderamente puede transformar nuestra vida para bien (Filipenses 3:13) Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante,

III) TENEMOS QUE ESTAR DISPUESTOS A DEJAR NUESTRA ZONA DE COMODIDAD (NEHEMÍAS 2:11-12) Llegué, pues, a Jerusalén, y después de estar allí tres días, 12 me levanté de noche, yo y unos pocos varones conmigo, y no declaré a hombre alguno lo que Dios había puesto en mi corazón que hiciese en Jerusalén; ni había cabalgadura conmigo, excepto la única en que yo cabalgaba.

Nehemías tenía un buen proyecto, una buena intención, una excelente idea, pero no podía llevarla a cabo si seguía en su función de copero del rey, Nehemías tuvo que viajar a Jerusalén lo cual significaba un viaje de más 1280 Kms de incomodidades y peligros, tuvo que dejar la comodidad del palacio, tuvo que dejar la estabilidad de su vida para iniciar un proyecto que requeriría mucho esfuerzo y sacrificio pero que verdaderamente valía la pena.

Definitivamente hay muchas personas que son como Nehemias, son buenos para hacer proyectos, para soñar, para tener metas, son buenos para orar, para ayunar, pero no tienen el valor de la acción, de levantarse y accionar para hacer realidad la visión, de dejar su zona de comodidad, de lo que ya están acostumbrados, de su rutina de vida, de lo que no les provoca inseguridad. 

REFLEXIÓN: Lastimosamente muchas personas a pesar de sentirse infelices o insatisfechos, la tendencia natural es permanecer en su zona de confort, simple y sencillamente porque sienten que les provee seguridad y familiaridad.

Por otro lado, existen personas que permanecen en esa zona por conformismo, e inseguridad

¿Por qué nos atrevemos a dejar nuestra zona de comodidad? porque eso significa también dejar nuestra seguridad, dejar lo que nos hace sentirnos seguros, pero tenemos que comprender algo muy importante nuestra zona de seguridad no es nuestro trabajo, nuestro salario, nuestro negocio, sino que NUESTRA SEGURIDAD ES CRISTO, es decir que nuestra seguridad está en Dios no en las cosas, no en el trabajo, no en las circunstancias (Salmo 71:5) Porque tú, oh Señor Jehová, eres mi esperanza, Seguridad mía desde mi juventud.

CONCLUSIÓN: Preparémonos para el éxito, atrevámonos a dar pasos de fe en nuestra vida para dejar huellas de bendición en la vida de nuestra familia, de nuestros hijos, y de nuestra comunidad (Josué 1:3-5) Yo os he entregado, como lo había dicho a Moisés, todo lugar que pisare la planta de vuestro pie. 4 Desde el desierto y el Líbano hasta el gran río Eufrates, toda la tierra de los heteos hasta el gran mar donde se pone el sol, será vuestro territorio.5 Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida; como estuve con Moisés, estaré contigo; no te dejaré, ni te desampararé.