ESTUDIO BIBLICO, ENEMIGOS INVISIBLES DE NUESTRO CRISTIANISMO : EL DESÁNIMO I PARTE

ESTUDIO BIBLICO, ENEMIGOS INVISIBLES DE NUESTRO CRISTIANISMO : EL DESÁNIMO I PARTE

TEXTO: NÚMEROS 32:8-9 Así hicieron vuestros padres, cuando los envié desde Cades-barnea para que viesen la tierra. 9 Subieron hasta el torrente de Escol, y después que vieron la tierra, desalentaron a los hijos de Israel para que no viniesen a la tierra que Jehová

DESCARGA EN PDF: https://elblogdelpastoroscarflores.com/wp-content/uploads/2021/09/ESTUDIO-BIBLICO-ENEMIGOS-INVISIBLES-DE-NUESTRO-CRISTIANISMO-_-EL-DESANIMO-I-PARTE.pdf

Este día comenzamos una nueva serie de estudios Bíblicos la cual estará enfocada en los enemigos invisibles que como cristianos enfrentamos en nuestra vida, hoy vamos a estudiar por medio de la palabra de Dios uno de los mayores enemigos en nuestra vida cristiana: EL DESÁNIMO.

Como lo vemos en el texto podemos darnos cuenta que el enemigo siempre ha usado el desánimo o el desaliento para que no alcancemos las bendiciones que el Señor quiere darnos en nuestra vida, y es por eso que es es tan importante que reconozcamos el desánimo en nuestra vida y lo enfrentemos en el nombre de Jesús. 

Comprendamos primeramente que es el desánimo para que podamos comprender porqué es tan peligroso en nuestra vida cristiana: El desánimo es un pensamiento que destruye la esperanza, y sin esperanza nos rendimos, que es exactamente lo que el diablo quiere que hagamos. Interfiere en la comunión con Dios y se puede terminar abandonando la fe.

I) EN LA PALABRA DE DIOS PODEMOS RECONOCER QUE TAMBIÉN ALGUNOS DE LOS PERSONAJES BÍBLICOS, LOS HOMBRES DE FE, EN ALGÚN MOMENTO DE SU VIDA EXPERIMENTARON EL DESÁNIMO:

  • JOSUE EL CONQUISTADOR DE LA TIERRA PROMETIDA, experimento el desánimo cuando Israel sufrió un derrota en una batalla que aparentemente sería fácil de ganar (Josue 7:3-7) Y volviendo a Josué, le dijeron: No suba todo el pueblo, sino suban como dos mil o tres mil hombres, y tomarán a Hai; no fatigues a todo el pueblo yendo allí, porque son pocos. 4 Y subieron allá del pueblo como tres mil hombres, los cuales huyeron delante de los de Hai. 5 Y los de Hai mataron de ellos a unos treinta y seis hombres, y los siguieron desde la puerta hasta Sebarim, y los derrotaron en la bajada; por lo cual el corazón del pueblo desfalleció y vino a ser como agua. 6 Entonces Josué rompió sus vestidos, y se postró en tierra sobre su rostro delante del arca de Jehová hasta caer la tarde, él y los ancianos de Israel; y echaron polvo sobre sus cabezas. 7 Y Josué dijo: !!Ah, Señor Jehová! ¿Por qué hiciste pasar a este pueblo el Jordán, para entregarnos en las manos de los amorreos, para que nos destruyan? !!Ojalá nos hubiéramos quedado al otro lado del Jordán!
  • ELIAS, EL PROFETA DE FUEGO, Experimento el desánimo cuando supo que su vida corría peligro pues la reina Jezabel quería matarlo (1 Reyes 19:1-4) Acab dio a Jezabel la nueva de todo lo que Elías había hecho, y de cómo había matado a espada a todos los profetas.2 Entonces envió Jezabel a Elías un mensajero, diciendo: Así me hagan los dioses, y aun me añadan, si mañana a estas horas yo no he puesto tu persona como la de uno de ellos. 3 Viendo, pues, el peligro, se levantó y se fue para salvar su vida, y vino a Beerseba, que está en Judá, y dejó allí a su criado. 4 Y él se fue por el desierto un día de camino, y vino y se sentó debajo de un enebro; y deseando morirse, dijo: Basta ya, oh Jehová, quítame la vida, pues no soy yo mejor que mis padres.

Podemos darnos cuenta entonces que así como el desánimo afectó la vida de esos hombres los cuales eran hombres de fe y de valentía también el desánimo puede afectarnos a cada uno de nosotros si lo permitimos en nuestro corazón. 

II) VEAMOS AHORA ¿CUÁLES SON LOS EFECTOS DEL DESÁNIMO EN NUESTRA VIDA? ¿CÓMO PODEMOS RECONOCER EL DESÁNIMO EN NUESTRO CORAZÓN?

  • PRIMERAMENTE EL DESÁNIMO SE MANIFIESTA EN QUEJAS Y MURMURACIÓN (NÚMEROS 21:4-5) Después partieron del monte de Hor, camino del Mar Rojo, para rodear la tierra de Edom; y se desanimó el pueblo por el camino. 5 Y habló el pueblo contra Dios y contra Moisés: ¿Por qué nos hiciste subir de Egipto para que muramos en este desierto? Pues no hay pan ni agua, y nuestra alma tiene fastidio de este pan tan liviano.

Cuando el desánimo está tomando control de nuestra mente y de nuestro corazón se refleja en nuestras palabras de queja, y en nuestras palabras de murmuración en contra de todo aquello en lo cual antes nos deleitabamos.

Cuando estamos desanimados, comenzamos a quejarnos de todo en nuestra iglesia, todo nos parece mal, y comenzamos a murmurar en contra de los hermanos, los servidores y de los pastores y aún llegamos a murmurar en contra de Dios. 

Y tenemos que comprender que nuestra murmuración y quejas en contra de los hermanos, de los líderes y en contra de los pastores en realidad son quejas en contra de Dios (Éxodo 16:8) Dijo también Moisés: Jehová os dará en la tarde carne para comer, y en la mañana pan hasta saciaros; porque Jehová ha oído vuestras murmuraciones con que habéis murmurado contra él; porque nosotros, ¿qué somos? Vuestras murmuraciones no son contra nosotros, sino contra Jehová.

  • EL DESÁNIMO TAMBIÉN SE MANIFIESTA EN EL DESEO DE ABANDONAR: NUESTROS PROYECTOS, NUESTROS MINISTERIOS, NUESTRA IGLESIA, ETC (NÚMEROS 14:1-4) Entonces toda la congregación gritó, y dio voces; y el pueblo lloró aquella noche. 2 Y se quejaron contra Moisés y contra Aarón todos los hijos de Israel; y les dijo toda la multitud: !!Ojalá muriéramos en la tierra de Egipto; o en este desierto ojalá muriéramos! 3 ¿Y por qué nos trae Jehová a esta tierra para caer a espada, y que nuestras mujeres y nuestros niños sean por presa? ¿No nos sería mejor volvernos a Egipto? 4 Y decían el uno al otro: Designemos un capitán, y volvámonos a Egipto.

Cuando el desánimo lleno el corazón del pueblo de Israel, se llenaron de desesperanza y de frustración y eso los llevó a desear volver a Egipto, a regresar a la esclavitud de donde el Señor los habia sacado.

Y eso es lo que pasa en el corazón de un cristiano cuando el desánimo llena su corazón, viene la desesperanza y la frustración, y es por eso que muchos abandonan sus ministerios, sus privilegios, sus iglesias y al final terminan lejos del Señor fríos espiritualmente. 

Pues tenemos que saber que el desánimo es el primer paso para el alejamiento de Dios y el enfriamiento espiritual en la vida de todo cristiano. 

III) AHORA VEAMOS ALGUNAS DE LAS CAUSAS POR LAS CUALES EL DESÁNIMO VIENE A LA VIDA DE LOS CRISTIANOS 

  • EL DESÁNIMO VIENE CUANDO NOS SENTIMOS DECEPCIONADOS DE OTROS CRISTIANOS (SALMO 55:12-14) Porque no me afrentó un enemigo, Lo cual habría soportado; Ni se alzó contra mí el que me aborrecía, Porque me hubiera ocultado de él; 13 Sino tú, hombre, al parecer íntimo mío, Mi guía, y mi familiar; 14 Que juntos comunicábamos dulcemente los secretos, Y andábamos en amistad en la casa de Dios.

Verdaderamente tenemos que reconocer que si algo provoca desánimo y frustración en nuestro corazón es cuando nos sentimos decepcionados de otros cristianos, de lo que dijeron, de lo que hicieron, y principalmente cuando los que nos han decepcionado son nuestros líderes o nuestros pastores (Vs 13-14) Sino tú, hombre, al parecer íntimo mío, Mi guía, y mi familiar; 14 Que juntos comunicábamos dulcemente los secretos, Y andábamos en amistad en la casa de Dios.

Nos sentimos decepcionados por los hermanos, líderes y pastores que para nosotros viven doble vida, es decir que nos dicen lo que no tenemos que hacer y ellos son los primeros en hacerlo. 

Nos sentimos decepcionados por los hermanos, líderes y pastores que actúan con hipocresía, es decir, que nos tratan muy bien frente a nosotros, pero que hablan muy mal de nosotros a nuestras espaldas  

Nos sentimos decepcionados por los hermanos, líderes y pastores cuando sentimos que no cumplen nuestras expectativas, que no hacen lo que creemos que deberían de hacer. 

Nos sentimos decepcionados por los hermanos, líderes y pastores que tienen mal testimonio por causa del alcoholismo, maltratos, abusos, etc.

Nos sentimos decepcionados por los hermanos, líderes y pastores que tienen un carácter peor que una persona que no conoce de Dios, y por su mal carácter nos han ofendido, humillado o dañado de alguna manera. 

¿CÓMO PODEMOS SUPERAR EL DESÁNIMO CUANDO NOS SENTIMOS DECEPCIONADOS? Necesitamos aprender TRES COSAS muy importantes: 

Necesitamos aprender a ver a las personas como el Señor nos ve a nosotros, con misericordia, recordando que somos débiles, pecadores e imperfectos (Salmo 103:13-14) Como el padre se compadece de los hijos, Se compadece Jehová de los que le temen. 14 Porque él conoce nuestra condición; Se acuerda de que somos polvo.

Necesitamos aprender a perdonar de corazón, posiblemente el Señor está permitiendo esto en nuestra vida para que aprendamos a practicar la paciencia y él perdón de la misma manera como él nos tiene paciencia y nos perdona a nosotros (Colosenses 3:13) soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros.

Necesitamos aprender a ver estas circunstancias como oportunidades para crecer y madurar espiritualmente (Efesios 4:14-16) para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error, 15 sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo, 16 de quien todo el cuerpo, bien concertado y unido entre sí por todas las coyunturas que se ayudan mutuamente, según la actividad propia de cada miembro, recibe su crecimiento para ir edificándose en amor.