BOSQUEJO CORTO: LA PLENITUD DE LA VIDA EN CRISTO

TEMA: LA PLENITUD DE LA VIDA EN CRISTO

TEXTO: SALMO 23 Jehová es mi pastor; nada me faltará. 2 En lugares de delicados pastos me hará descansar; Junto a aguas de reposo me pastoreará. 3 Confortará mi alma; Me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre. 4 Aunque ande en valle de sombra de muerte, No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; Tu vara y tu cayado me infundirán aliento. 5 Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores; Unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando. 6 Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, Y en la casa de Jehová moraré por largos días.

DESCARGA EN PDF: https://elblogdelpastoroscarflores.com/wp-content/uploads/2021/08/LA-PLENITUD-DE-LA-VIDA-EN-CRISTO.pdf

La palabra plenitud viene del del griego pleroma la cual significa: que llena lo que hace falta, que completa, que perfecciona. Y esa plenitud en nuestra vida muchos la hemos buscado por medio de las cosas materiales, por medio de las riquezas, por medio de los placeres, por medio de las relaciones sentimentales, etc, pero al final todos nos hemos dado cuenta que a pesar de todo eso siempre hay un vacío en nuestro corazón, siempre hay una insatisfacción en nuestra vida, pues esa plenitud solamente se puede experimentar cuando nuestro Señor Jesucristo viene a nuestra vida, y Dios se convierte en nuestro Padre. 

En su palabra el Señor nos demuestra que al ser ovejas de su prado todas nuestras necesidades están completas en él, que en él está la plenitud de nuestra vida. 

I) LA PLENITUD DE DIOS POR MEDIO DE JESÚS SATISFACE NUESTRAS NECESIDADES MATERIALES (VS 1) Jehová es mi pastor; nada me faltará. El señor nos da la seguridad que todas nuestras necesidades estarán cubiertas si decidimos hacer de Dios nuestro padre, si él es nuestro pastor y la única forma que eso sea realidad es cuando Jesús viene a nuestra vida por la fe. La palabra de Dios nos da la seguridad que ni nosotros ni nuestros hijos andaremos desamparados en este mundo (Salmos 37:25) Joven fui, y he envejecido, Y no he visto justo desamparado, Ni su descendencia que mendigue pan.

II) LA PLENITUD DE DIOS POR MEDIO DE JESÚS SATISFACE NUESTRA NECESIDAD DE PERTENENCIA Y AFECTO, DE SER IMPORTANTES PARA ALGUIEN (SALMO 23:2) En lugares de delicados pastos me hará descansar; Junto a aguas de reposo me pastoreará. 3 Confortará mi alma;  Me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre. Todo ser humano necesita sentirse aceptado, amado, y que es importante para alguien. Lastimosamente muchas veces hasta nuestra propia familia nos da la espalda, hasta nuestros propios padres nos han abandonado, pero nuestro Dios conforta nuestra alma, el nos ama y nos anima, nos alienta, nos consuela, nos da fuerza para seguir adelante y lo hace aceptándonos y amándonos a pesar de nuestros errores, a pesar de nuestros pecados, a pesar de los malos caminos en los que hemos andado, en el podemos sentirnos comprendidos, amados, y tener la seguridad que somos importantes (Salmos 27:10) Aunque mi padre y mi madre me dejaran, Con todo, Jehová me recogerá.

III) LA PLENITUD DE DIOS POR MEDIO DE JESÚS SATISFACE NUESTRA NECESIDAD DE SEGURIDAD, DE SENTIRNOS PROTEGIDOS (SALMO 23:4)  Aunque ande en valle de sombra de muerte,  No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; Tu vara y tu cayado me infundirán aliento.  Nuestro Diosl siempre está a nuestro lado, cuidándonos, guiándonos, protegiéndonos. Solamente Jesús nos da verdadera seguridad en esta vida (Salmo 91:3-7) El te librará del lazo del cazador, De la peste destructora.4 Con sus plumas te cubrirá, Y debajo de sus alas estarás seguro; Escudo y adarga es su verdad. 5 No temerás el terror nocturno, Ni saeta que vuele de día, 6 Ni pestilencia que ande en oscuridad, Ni mortandad que en medio del día destruya. 7 Caerán a tu lado mil, Y diez mil a tu diestra; Mas a ti no llegará. Y nos da seguridad aún más allá de nuestra vida, pues el nos guía aún más allá de la muerte (Salmos 48:14) Porque este Dios es Dios nuestro eternamente y para siempre; El nos guiará aun más allá de la muerte.

IV) LA PLENITUD DE DIOS POR MEDIO DE JESÚS SATISFACE NUESTRA NECESIDAD DE ESTIMA O RECONOCIMIENTO, DE SER VALORADOS (SALMO 23:5) Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores; Unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando.  La mesa servida, el aceite en la cabeza y la copa en la mano eran señales de que a la casa había llegado un amigo. Para nuestro Dios no somos uno más de sus siervos, somos sus hijos, nos da un trato especial a cada uno de nosotros. Sus maravillas demuestran a todos que para él somos especiales

V) LA PLENITUD DE DIOS POR MEDIO DE JESÚS NOS PERMITE EXPERIMENTAR LA VERDADERA PAZ EN NUESTRA ALMA  (SALMO 23:6) Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, Y en la casa de Jehová moraré por largos días.  No hay nada que nos pueda llenar más de paz que tener la plena seguridad que el bien y la misericordia nos seguirán donde quiera que vayamos, que aun en las circunstancias más difíciles de nuestra vida, en los momentos más críticos, podemos estar seguros que el bien y la misericordia de Dios están disponibles para nosotros SIEMPRE. En estos tiempos de pandemia, que maravilloso es saber que aunque el virus está siempre a nuestro alrededor, el bien y la misericordia del Señor están siempre protegiendo nuestra vida.