DOS VERDADES INCOMODAS PARA CRISTIANOS CÓMODOS

TEMA: DOS VERDADES INCOMODAS PARA CRISTIANOS CÓMODOS 

TEXTO: 1 CORINTIOS 3.1-2 De manera que yo, hermanos, no pude hablaros como a espirituales, sino como a carnales, como a niños en Cristo. 2 Os di a beber leche, y no vianda; porque aún no erais capaces, ni sois capaces todavía,

Muchas veces escuchamos hablar de las famosas “Verdades incómodas” pero ¿que es en realidad una verdad incómoda? Es cuando se nos dice algo que no queremos escuchar, algo que nos demuestra que estamos equivocados, es una verdad que nos hace reaccionar en nuestro estilo de vida. 

El apóstol Pablo tuvo que predicar algunas verdades incómodas a los cristianos de la iglesia primitiva, como esa verdad que leemos en el texto con el que iniciamos, él les declaro que no podía hablarles como a cristianos espirituales sino como a cristianos carnales, como a niños en Cristo, como a recién convertidos.

Pero tenemos que reconocer que aunque no nos gustan, las verdades incómodas son necesarias en nuestra vida, y mucho más aún cuando esas verdades vienen de la palabra de Dios. 

Este día vamos a reflexionar en algunas verdades que son incómodas para aquellos cristianos que están cómodos en un estilo de vida que no agrada a Dios, en un estilo de vida que no va de acuerdo a lo que la palabra del Señor nos enseña. 

I) PRIMERA VERDAD: CONGREGARSE ES PARTE FUNDAMENTAL EN LA VIDA DE TODO CRISTIANO (HEBREOS 10:24-25) Y considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras; 25 no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca.

No podemos negar que después de los meses que tuvimos que estar en cuarentena a causa de la pandemia muchas personas han dejado de congregarse en sus iglesias, algunas prefieren seguir conectados a los cultos virtuales, pero otras lastimosamente ya no se congregan de ninguna forma, ni presencial ni virtual. 

Lastimosamente muchos cristianos este tiempo de pandemia se acomodaron espiritualmente en su vida cristiana, se acostumbraron a ya no congregarse, y lastimosamente también hay muchos otros que tienen la idea que congregarse es algo opcional en la vida de un cristiano, que podemos vivir una vida cristiana sin tener la necesidad de congregarse en una iglesia. 

Es por eso que tenemos que conocer y comprender lo que la palabra de Dios nos enseña sobre la necesidad de congregarnos:

  • La palabra de Dios nos hace un llamado directamente a no dejar de congregarnos, aunque podamos ver otros cristianos que tienen la costumbre de no congregarse constantemente (Vs 25) no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca.
  • La palabra de Dios nos muestra que congregarse es algo que siempre ha sido parte de la iglesia desde su inicio (Hechos 11:25-26) Después fue Bernabé a Tarso para buscar a Saulo; y hallándole, le trajo a Antioquía. 26 Y se congregaron allí todo un año con la iglesia, y enseñaron a mucha gente; y a los discípulos se les llamó cristianos por primera vez en Antioquía.
  • La palabra de Dios nos enseña que es necesario congregarnos para escuchar la palabra de Dios y así crecer en fe (Romanos 10:17) Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios.
  • La palabra de Dios nos enseña que cuando escuchamos la exposición de la palabra ilumina nuestra vida, para tomar decisiones sabias, para reconocer el pecado que hay en nuestro corazón (Salmo 119:130) La exposición de tus palabras alumbra; Hace entender a los simples.
  • La palabra de Dios nos enseña que venir a la casa de Dios debe ser una alegría para cada uno de nosotros (Salmo 122:1) Yo me alegré con los que me decían: A la casa de Jehová iremos. (Salmo 84:10) Porque mejor es un día en tus atrios que mil fuera de ellos. Escogería antes estar a la puerta de la casa de mi Dios, Que habitar en las moradas de maldad.

II) SEGUNDA VERDAD: PARA CONOCER A DIOS Y SER TRANSFORMADOS TENEMOS QUE DESARROLLAR UNA RELACIÓN PERSONAL CON ÉL (HECHOS 17:22-23) Entonces Pablo, puesto en pie en medio del Areópago, dijo: Varones atenienses, en todo observo que sois muy religiosos; 23 porque pasando y mirando vuestros santuarios, hallé también un altar en el cual estaba esta inscripción: AL DIOS NO CONOCIDO. Al que vosotros adoráis, pues, sin conocerle, es a quien yo os anuncio.

Ya vimos en la palabra de Dios la importancia que tiene congregarnos en la vida de todo cristiano, pero también tenemos que comprender que congregarnos sin tener una relación personal con nuestro Dios es simplemente religiosidad, tal como el apóstol Pablo se los declaró a los atenienses. 

Pero ¿Qué es lo que nos impide conocer verdaderamente a nuestro Dios? veamos lo que nos enseña la palabra de Dios en el libro de los hechos de los apóstoles: 

  • LA IDOLATRÍA QUE HAY EN NUESTRA VIDA (Hechos 17:16) Mientras Pablo los esperaba en Atenas, su espíritu se enardecía viendo la ciudad entregada a la idolatría. Muchos cristianos se congregan en una iglesia, forman parte de una congregación pero su corazón está lleno de ídolos que no nos permiten relacionarnos con nuestro Dios, estos ídolos es todo aquello que ocupa el lugar de Dios en nuestro corazón, es decir aquello que para nosotros es la principal prioridad de nuestra vida. (Mateo 6:24) Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas.
  • NUESTROS ESTILOS DE VIDA Y CREENCIAS EQUIVOCADAS (HECHOS 17:18) Y algunos filósofos de los epicúreos y de los estoicos disputaban con él; y unos decían: ¿Qué querrá decir este palabrero? Y otros: Parece que es predicador de nuevos dioses; porque les predicaba el evangelio de Jesús, y de la resurrección. La filosofía de los epicúreos era una vida entregada al placer, y la filosofía de los estoicos era basada en el panteísmo, en la hermandad universal y la creencia de la chispa divina en todos los hombres. Igualmente muchas personas que se congregan en las iglesias no quieren dejar su estilo de vida enfocado en el placer, en los vicios, y las vanidades y también muchos tienen la creencia errónea que toda religión es buena, que no necesitan confesar a Cristo como su salvador porque ellos afirman que todos somos hijos de Dios, pero no es así (Juan 1:12) Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios;
  • LA FALTA DE CONVICCIÓN DE NUESTRA FE Y DE NUESTRA DOCTRINA (HECHOS 17:19-21) Y tomándole, le trajeron al Areópago, diciendo: ¿Podremos saber qué es esta nueva enseñanza de que hablas? 20 Pues traes a nuestros oídos cosas extrañas. Queremos, pues, saber qué quiere decir esto. 21 (Porque todos los atenienses y los extranjeros residentes allí, en ninguna otra cosa se interesaban sino en decir o en oír algo nuevo) Los atenienses estaban enfocados en lo novedoso, un nuevo pensamiento, una nueva filosofía, una nueva corriente de pensamiento, y lastimosamente muchos cristianos no pueden desarrollar una verdadera relación con Dios pues no tienen convicción en lo que han creído, siempre son movidos por lo nuevo, por los llamado “nuevos moveres del espíritu” que muchas veces son falsas doctrinas disfrazadas de espiritualidad. Son cristianos que andan buscando iglesias “donde se siente el Espíritu” pero tenemos que saber que nuestro Dios no quiere que le SINTAMOS, sino que le CREAMOS. (Judas 1:19) Estos son los que causan divisiones; los sensuales, que no tienen al Espíritu. Los sensuales son aquellos que están enfocados en lo que se siente, en lo que se percibe o experimenta por los sentidos