FAMILIAS A PRUEBA DE FUEGO

TEMA: FAMILIAS A PRUEBA DE FUEGO

TEXTO: DANIEL 3:14-15 Habló Nabucodonosor y les dijo: ¿Es verdad, Sadrac, Mesac y Abed-nego, que vosotros no honráis a mi dios, ni adoráis la estatua de oro que he levantado? 15 Ahora, pues, ¿estáis dispuestos para que al oír el son de la bocina, de la flauta, del tamboril, del arpa, del salterio, de la zampoña y de todo instrumento de música, os postréis y adoréis la estatua que he hecho? Porque si no la adorareis, en la misma hora seréis echados en medio de un horno de fuego ardiendo; ¿y qué dios será aquel que os libre de mis manos? 

Seguramente nos gustaria mas que el título del mensaje fuera: “FAMILIAS QUE NO PASAN POR EL FUEGO”, pero no sería algo real pues todas las familias tarde o temprano de una u otra forma pasamos por el fuego de la prueba.

Es por eso que el mensaje de esta noche va enfocado a reconocer las características que tienen aquellas familias que a pesar de pasar por el fuego, salen victoriosas, a pesar de pasar por momentos de aflicción salen más unidas y más fortalecidas.

Esta noche analizaremos la historia de los tres amigos de Daniel: Sadrac, Mesac y Abed nego, de cómo ellos pudieron salir vivos del horno de fuego ardiente, y aplicaremos esas lecciones a nuestra vida familiar, para poder tener el respaldo, la protección y la bendición de Dios siempre con nosotros y muchos más en los tiempos de aflicción.

Veamos en la palabra de Dios cuáles son las características de una familia a prueba de fuego:

I) UNA FAMILIA A PRUEBA DE FUEGO ES LA QUE PROCURA HONRAR PRIMERAMENTE A DIOS (VS 15-16) Ahora, pues, ¿estáis dispuestos para que al oír el son de la bocina, de la flauta, del tamboril, del arpa, del salterio, de la zampoña y de todo instrumento de música, os postréis y adoréis la estatua que he hecho? Porque si no la adorareis, en la misma hora seréis echados en medio de un horno de fuego ardiendo; ¿y qué dios será aquel que os libre de mis manos? 16 Sadrac, Mesac y Abed-nego respondieron al rey Nabucodonosor, diciendo: No es necesario que te respondamos sobre este asunto.

Nuestra familia siempre está y estará bajo la presión del mundo, y satanás lo hace por medio  de amigos, de familiares, de nuestros compañeros de trabajo y aun por medio de cristianos carnales. 

Todos tenemos un Nabucodonosor en nuestra vida que nos quiere obligar a hacer cosas que no debemos, por medio de propuestas indecentes, presionandonos para hacer lo que “todos hacen».

Pero una familia que quiere verdaderamente agradar a Dios tiene que tener la misma actitud que aquellos tres jóvenes judios: “No es necesario que te respondamos sobre este asunto… “  Eso significa en otras palabras: POR MÁS QUE INSISTAS, LA RESPUESTA ES: NO 

Como padres de familia tenemos que enseñarles a nuestros hijos e hijas a no tener temor de responder NO ante la presión de las personas, NADIE puede obligarnos a hacer lo que no queremos, y mucho menos si es algo que sabemos que no agrada a nuestro Dios. 

Pero tenemos que comprender que la mejor manera de enseñarles eso no es solamente con nuestras palabras sino primeramente con nuestro ejemplo. 

II) UNA FAMILIA A PRUEBA DE FUEGO ES AQUELLA QUE CONFÍA EN DIOS DE TODO CORAZÓN (VS 17) He aquí nuestro Dios a quien servimos puede librarnos del horno de fuego ardiendo; y de tu mano, oh rey, nos librará. 

Estos tres jóvenes salieron ilesos del horno de fuego porque tenían una fe firme, ellos creían y confiaban que Dios les iba a ayudar a salir de esa prueba en victoria. 

  • Una familia a prueba de fuego sabe que Dios puede y confía que Dios lo hará : Por eso no se deja llevar por la impaciencia buscando soluciones o salidas momentáneas que no resuelven los problemas sino que muchas veces lo complican aún más. 
  • Una familia a prueba de fuego no compromete su fe ni sus principios para tratar de resolver sus problemas: Aquellos tres jóvenes judios no le dijeron al rey Nabucodonosor: “Ok, solamente hoy vamos a adorar la imagen..” al contrario, ellos se mantuvieron firmes en su fe, y así también tenemos que ser nosotros como familia cristiana, no comprometer nuestra fe ni nuestros principios cristianos para poder arreglar a nuestra manera las dificultades que estamos enfrentando. 
  • Una familia a prueba de fuego pone su fe y su confianza ÚNICAMENTE en Dios: Estos tres jóvenes vivan en una sociedad idólatra y pagana, pero ellos DECIDIERON poner su confianza en Dios hasta el final, lastimosamente hay familias que se llaman cristianas pero en los momentos de crisis caen en el error de tratar de resolver los problemas por medio de las obras de las tinieblas, y la palabra de Dios es clara con respecto a eso (Efesios 5:10-12) comprobando lo que es agradable al Señor. 11 Y no participéis en las obras infructuosas de las tinieblas, sino más bien reprendedlas; 12 porque vergonzoso es aun hablar de lo que ellos hacen en secreto.

III) UNA FAMILIA A PRUEBA DE FUEGO ES AQUELLA QUE PASE LO QUE PASE SU AMOR HACIA DIOS NOS CAMBIA (DANIEL 3:18) He aquí nuestro Dios a quien servimos puede librarnos del horno de fuego ardiendo; y de tu mano, oh rey, nos librará. 18 Y si no, sepas, oh rey, que no serviremos a tus dioses, ni tampoco adoraremos la estatua que has levantado.

 Estos tres jóvenes tenían una convicción firme, su confianza y su amor hacia el Señor no dependía de las circunstancias, pasara lo que pasara ellos confiaban y amaban a su Dios. 

Lastimosamente muchas familias cristianas cuando las cosas no suceden como ellos lo esperaban, o el Señor no responde las oraciones en el tiempo o de la manera que ellos querían se resienten con Dios, se molestan con el Señor. 

Pero una familia a prueba de fuego COMPRENDE CUATRO COSAS MUY IMPORTANTES:

  • Comprende y confía que Dios tiene planes mejores que los nuestros.
  • Comprende que la última palabra la tiene Dios no nosotros. 
  • Comprende que Dios nos ama y quiere lo mejor para nosotros, y por lo tanto hay momentos y situaciones en las que un NO de Dios es lo mejor para nuestra vida.
  • Comprende que el tiempo perfecto es el de Dios, no el nuestro, muchas veces lo que nosotros queremos para HOY no será de bendición MAÑANA.

Podemos decir entonces que un matrimonio a prueba de fuego no permite que arda en ellos el fuego del resentimiento, del desánimo ni de  la frustración.

V) UNA FAMILIA A PRUEBA DE FUEGO CONFÍA QUE AUN EN MEDIO DEL HORNO DE FUEGO DE LA PRUEBA EL SEÑOR ESTARÁ CON ELLOS (VS 22-27) Y como la orden del rey era apremiante, y lo habían calentado mucho, la llama del fuego mató a aquellos que habían alzado a Sadrac, Mesac y Abed-nego.23 Y estos tres varones, Sadrac, Mesac y Abed-nego, cayeron atados dentro del horno de fuego ardiendo. 24 Entonces el rey Nabucodonosor se espantó, y se levantó apresuradamente y dijo a los de su consejo: ¿No echaron a tres varones atados dentro del fuego? Ellos respondieron al rey: Es verdad, oh rey. 25 Y él dijo: He aquí yo veo cuatro varones sueltos, que se pasean en medio del fuego sin sufrir ningún daño; y el aspecto del cuarto es semejante a hijo de los dioses. 26 Entonces Nabucodonosor se acercó a la puerta del horno de fuego ardiendo, y dijo: Sadrac, Mesac y Abed-nego, siervos del Dios Altísimo, salid y venid. Entonces Sadrac, Mesac y Abed-nego salieron de en medio del fuego. 27 Y se juntaron los sátrapas, los gobernadores, los capitanes y los consejeros del rey, para mirar a estos varones, cómo el fuego no había tenido poder alguno sobre sus cuerpos, ni aun el cabello de sus cabezas se había quemado; sus ropas estaban intactas, y ni siquiera olor de fuego tenían.

Tenemos que saber que cuando honramos a Dios como familia, cuando tratamos de agradarlo en todo momento, cuando soportamos la tentación y la presión, y buscamos primeramente hacer su voluntad, el señor siempre nos dará su respaldo.

Si hoy estás pasando por el fuego de la prueba en tu familia tienes que saber que no están solo, el Señor está con tu familia, porque él lo ha prometido (Isaías 43:1-2) Ahora, así dice Jehová, Creador tuyo, oh Jacob, y Formador tuyo, oh Israel: No temas, porque yo te redimí; te puse nombre, mío eres tú. 2 Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti.

Tenemos que saber que para Dios nuestra familia es una joya preciosa, y por eso muchas veces permite que pasemos por el fuego, para purificarnos, para quitar las impurezas que nosotros mismos no podemos quitar. (Proverbios 25:4) Quita las escorias de la plata, Y saldrá alhaja al fundidor.