JOVEN FUI Y HE ENVEJECIDO (CONSEJOS PARA JÓVENES)

TEMA: JOVEN FUI Y HE ENVEJECIDO (CONSEJOS PARA JÓVENES)

TEXTO: SALMOS 37:25 Joven fui, y he envejecido, Y no he visto justo desamparado, Ni su descendencia que mendigue pan.

Este versículo nos declara una verdad universal: Todos los que hoy somos adultos o ancianos una vez también fuimos jóvenes, ya pasamos por esa etapa de la vida y aunque las generaciones actuales pueden ser muy diferentes en muchas cosas, pero por la experiencia vivida, por los errores cometidos, y por la sabiduría que da primeramente nuestro Dios y también la vida podemos aconsejar a los jóvenes de hoy.

Esos consejos no son para tratar que ellos vivan la vida como nosotros la vivimos, sino para que ellos puedan también superar esta etapa de la juventud y no solamente superarla, sino también disfrutarla para que cuando ellos también lleguen a la edad adulta se puedan sentir satisfechos y agradecidos con el Señor por la juventud que vivieron. 

PRIMERAMENTE ANTES DE LOS CONSEJOS QUISIERA MOSTRARTE UNA MARAVILLOSA VERDAD: TU NO ESTAS SOLO (VS 25a) Joven fui, y he envejecido, Y no he visto justo desamparado Aunque las situaciones que estás viviendo en este momento de tu vida, en tu adolescencia o en tu juventud pueden hacerte sentir lleno o llena de incertidumbre, de temor o de angustia, tu tienes que saber que no estás solo o sola, Dios esta contigo, para ayudarte, para consolarte, para fortalecerte, y para comprenderte, pase lo que pase en tu vida él no te desamparará, siempre puedes contar con él sin importar lo complicada que te pueda parecer la situación que estés enfrentando.

Ahora veamos los consejos que por medio de la palabra de Dios puede darte alguien que ya fue joven y que ha envejecido en los caminos del Señor:

I) PRIMER CONSEJO: NO VEAS TU JUVENTUD COMO UNA EXCUSA, SINO COMO UNA OPORTUNIDAD (DANIEL 1:3-4) Y dijo el rey a Aspenaz, jefe de sus eunucos, que trajese de los hijos de Israel, del linaje real de los príncipes, 4 muchachos en quienes no hubiese tacha alguna, de buen parecer, enseñados en toda sabiduría, sabios en ciencia y de buen entendimiento, e idóneos para estar en el palacio del rey; y que les enseñase las letras y la lengua de los caldeos.

Muchos jóvenes pierden las mejores oportunidades de la vida porque están utilizando el hecho de ser jóvenes como una excusa para no hacer nada, para no prepararse, y para pensar que aún están jóvenes y más adelante pueden aprovechar su tiempo.

Como vemos en el texto que hemos leído en el palacio del rey de Babilonia se abrió una gran oportunidad para algunos jóvenes judios, pero esa oportunidad era para jóvenes que habían aprovechado su tiempo de juventud para prepararse, no solamente eran buenos muchachos, y de buena apariencia, sino que eran jóvenes “Enseñados en toda sabiduría, sabios en ciencia y de buen entendimiento..”  lo cual los hacía idóneos para estar en el palacio del rey. 

La juventud es la etapa para poder soñar con el futuro que quisiéramos poder alcanzar, pero tenemos que saber que no basta con ser un soñador o una soñadora, es necesario ser un visionario, ¿CUAL ES LA DIFERENCIA ENTRE UN SOÑADOR Y UN VISIONARIO? El soñador y el visionario tienen sueños, pero solamente el visionario se esfuerza para alcanzarlos.

II) SEGUNDO CONSEJO: TIENES QUE APRENDER A TOMAR BUENAS DECISIONES (1 CORINTIOS 6:12) Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen; todas las cosas me son lícitas, mas yo no me dejaré dominar de ninguna. (1 CORINTIOS 10:23) Todo me es lícito, pero no todo conviene; todo me es lícito, pero no todo edifica.

Estos versículos nos muestran algo que tenemos que comprender desde la juventud: hay muchísimas cosas que no están prohibidas, pero no todas nos convienen, no todas edifican, y muchas de ellas pueden llegar a dominarnos o esclavizarnos. 

Nosotros como padres siempre procuramos que nuestros hijos e hijas cuando son adolescentes y jóvenes se cuiden de las malas amistades, de aquellas personas que pueden influir en ellos para consumir licor o drogas, o influir en ellos para que caigan en la tentación sexual, en fornicación, en pornografia, etc. 

Pero tienes que saber que a medida vas creciendo ya tus padres tendrán menos oportunidad de supervisarte, de cuidarte directamente, y es por eso que tienes que comprender la importancia o el poder que tienen las decisiones personales, pues en todos los ámbitos de la vida, en el colegio, en la universidad, en el trabajo, en el vecindario, etc te vas a encontrar con personas que pueden considerarse malas amistades, que pueden hacerte propuestas de todo tipo, que pueden motivarte a hacer cosas que no van deacuerdo a tus valores, es decir que no son agradables a Dios, y TENDRÁS QUE DECIDIR sabiendo que las decisiones que tomes pueden afectar directamente tu hoy y también tu mañana.

FRASE: Somos libres para decidir lo que queramos, pero seremos esclavos de las consecuencias. 

III) TERCER CONSEJO: NO CONFUNDAS LIBERTAD CON SOLEDAD (1 PEDRO 2:16) como libres, pero no como los que tienen la libertad como pretexto para hacer lo malo, sino como siervos de Dios.

No podemos negar que una de las etapas más complicadas de la adolescencia y de la juventud es cuando comenzamos a sentirnos solos o solas, cuando llega esa desesperación de tener a alguien especial en nuestra vida, de tener a alguien con quien compartir y tener momentos especiales con esa persona  y mucho más cuando vemos que nuestros amigos o amigas ya tienen a alguien especial en su vida. 

Y es cuando surgen las preguntas que nos agobian: ¿No seré lo suficientemente atractiva, o atractivo? ¿Habrá algo malo en mi? ¿porque los otros tienen ya a alguien y yo no? Y con esas preguntas podemos sentirnos tristes, deprimidos, rechazados, etc. 

Pero tienes que saber algo muy importante, y seguramente toda persona que ya fue joven y ha envejecido te lo puede decir, no tienes que desesperarte ni hacer locuras, ten por seguro que esa persona llegara a su tiempo, en el tiempo de Dios, y no cualquier persona sino la persona idónea, la persona correcta para tu vida.

Pero tienes que tener cuidado porque satanás es astuto y siempre usara esos momentos de tristeza o de inseguridad por no tener una novia o un novio para hacerte creer que estás solo, para tratar de llenar tu corazón de soledad, y motivarte a hacer locuras. Pero tu debes saber que NUNCA estas solo o sola, primeramente Dios siempre esta contigo, tienes a tu familia, a tus padres, a tus hermanos y a tus amigos y hermanos en Cristo. 

No estás SOLO o SOLA, simplemente eres LIBRE, pero no para usar esa libertad para lo malo, como lo dice el versículo que hemos leído, sino que tienes libertad para hacer lo que te gusta, para compartir con tus amigos, para conocer personas, para conocerte a ti mismo o a ti misma primeramente, y libre para ser feliz tu, con un corazón agradecido con Dios confiando que el Señor tiene para ti esa persona no solamente especial, sino idónea para tu vida. 

FRASE: Lo que Dios tiene para ti, tarde o temprano llegará a tu vida. NO TE DESESPERES

IV) CUARTO CONSEJO: POR SOBRE TODO NO TE ALEJES DE DIOS (ECLESIASTÉS 12:1) Acuérdate de tu Creador en los días de tu juventud, antes que vengan los días malos, y lleguen los años de los cuales digas: No tengo en ellos contentamiento;

Definitivamente si algo puede enseñarte alguien que fue joven y ha envejecido en los caminos de Dios es que las jóvenes que se apartan del Señor y envejecen lejos de Dios, no terminan bien.

Verdaderamente en los años de la vida que el Señor me ha permitido vivir he visto jovenes perder la vida por lo vicios, muchos jóvenes destruir sus hogares y familias a causa de su vida lejos de Dios, y también fracasar a muchos hombres y mujeres que en su juventud tenían todo para triunfar, pero decidieron no tomar en cuenta a Dios en sus decisiones. 

Es por eso que si algo te puede aconsejar alguien que ya fue joven y que ha envejecido es: NUNCA TE ALEJES DEL SEÑOR. (JUAN 15:5) Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer.