ESTUDIO BÍBLICO, EL CARÁCTER DE DIOS I PARTE: DIOS ES AMOR.

ESTUDIO BÍBLICO, EL CARÁCTER DE DIOS I PARTE: DIOS ES AMOR.

 

{{
}}

TEXTO: ROMANOS 5:8

DESCARGA EN PDF: ESTUDIO BIBLICO, EL CARÁCTER DE DIOS I PARTE_ DIOS ES AMOR

Este día comenzaremos un nuevo tema de estudio Bíblico para el mes de febrero: EL CARÁCTER DE DIOS. 

 

Como lo hemos dicho en los estudios anteriores, no es posible para nosotros llegar a comprender plenamente a Dios pues nuestra mente es limitada y el es eterno, es sublime y es soberano. Pero por medio de su palabra podemos llegar a conocerlo un poco más.

 

Pero ¿A qué nos referimos cuando hablamos del carácter de Dios? Primeramente definamos: 

 

¿QUE ES EL CARÁCTER? El carácter es el  conjunto de rasgos o expresiones que se manifiestan en la forma de actuar de una persona. Así que puede decirse que son aquellos rasgos que expresan de una manera particular y distintiva su modo de ser y comportarse.

 

Es decir que cuando hablamos sobre el carácter de Dios estamos hablando de su naturaleza y de su manera de obrar en todo lo creado y en su manera de relacionarse con sus creaturas. 

 

Este dia vamos a estudiar por medio de su palabra, uno de los principales rasgos del carácter de nuestro Dios: SU AMOR. 

 

I) EL AMOR ES LA NATURALEZA DE DIOS (1 JUAN 4:8) 

 

Es decir que Dios no tiene amor, Dios no siente amor: DIOS ES AMOR, la naturaleza de Dios es el amor.

 

Eso significa que nada de lo que él hace puede ir separado de su amor, el amor está presente en todo lo que él hace: En su juicios, en su ira, en su disciplina, en su misericordia, etc. como lo vemos por ejemplo en (Proverbios 3:12) Dios castiga por medio de su amor.

 

II) EL AMOR DE DIOS ES UN AMOR DIFERENTE AL AMOR DE LAS PERSONAS (ROMANOS 5:8) 

 

En el original la palabra que el apóstol Pablo usó para hablar sobre él amor de Dios mostrado hacia la humanidad es la palabra ÁGAPE.  

 

Esa misma palabra es la misma que podemos encontrar en otros textos que nos hablan del amor de Dios manifestado al pecador (Juan 3:16 / Efesios 2:4 / Romanos 5:8) 

 

En el idioma original del nuevo testamento, él griego, hay varias palabras que se usan para hablar sobre el amor:

 

PHILOS: Es el amor de la amistad, el amor fraterno (Romanos 12:10) 

 

EROS:  Es el amor romántico, el amor de la atracción física y sexual, es una clase de amor enfocada principalmente en la satisfacción de los propios de deseos.

 

STORGE: Es el amor de la familia, también llamado afecto natural, es el amor de un padre a un hijo, o de un hijo hacia sus padres. (Romanos 1:31) 

 

Pero el amor ÁGAPE es un amor diferente, es un amor incondicional, es un amor basado en la voluntad no en los sentimientos, ni en las relaciones, sino en la decisión de amar sin condiciones ni límites. 

 

La mejor definición del amor ágape la encontramos en la palabra de Dios, si alguien nos pregunta ¿En qué consiste el amor de Dios? ¿En qué consiste el amor Agape? La respuesta está en 1 JUAN 4:10: Consiste en que Dios nos amó a nosotros sin importar que nosotros no le amaramos a él, nos amó porque él ha decidido amarnos, no porque lo merezcamos, no porque seamos buenos, sino porque su naturaleza es amar. 

 

El amor ágape es el único tipo de amor que puede cumplir las características que encontramos en 1 CORINTIOS 13:4-7, esas 16 características del amor, son las características del amor de Dios, es su forma de obrar para con sus hijos y para con su creación. 

 

III) ¿CÓMO OBRA EL AMOR DE DIOS EN FAVOR DE NUESTRA VIDA?

 

Es maravilloso saber que Dios es amor, es lindo que nos digan “Dios te ama” pero ¿Como se manifiesta el amor de Dios en favor de nuestra vida? 

 

  • Se manifiesta en su paciencia y misericordia para salvarnos (Jeremias 31:3) 

 

  • Se manifiesta poniendo límites por medio de su disciplina en nuestra vida para protegernos (Hebreos 12:6-8) 

 

  • Se manifiesta dándole valor a nuestra vida amándonos incondicionalmente (Isaias 43:4) 

 

  • Se manifiesta en su paciencia para con aquellos que lo rechazan y se oponen (Mateo 5:44-45)

 

Pero la máxima manifestación de su amor para con nosotros es haber entregado a su hijo para que por medio de su sacrificio nosotros los pecadores pudiéramos ser salvos (Romanos 5:8)
CONCLUSIÓN: Es maravilloso conocer el amor de Dios, y tenemos que comprender que ese amor ha sido derramado en nuestros corazones para que así como él ama así también nosotros amemos   

Deja un comentario