¿QUE NECESITO PARA RESTAURAR MI FAMILIA?

TEMA: ¿QUE NECESITO PARA RESTAURAR MI FAMILIA?

 

TEXTO: JOB 22:21

 

Hoy en día muchas familias necesitan ser restauradas, tanto en la relación matrimonial como en la relación padre e hijos, pero lastimosamente muchas veces no sabemos qué hacer para comenzar, o no sabemos que necesitamos para poder restaurar nuestra familia.

 

Tenemos que reconocer que en la palabra de Dios es donde encontramos los mejores consejos para nuestra vida, y también los mejores consejos para aquellos que necesitamos ser restaurados en nuestra vida y en nuestra familia.

 

En el texto que hemos leído encontramos tres factores que son indispensables para la restauración de nuestra familia.

 

¿que es un factor? Es un elemento, circunstancia, o influencia, que contribuye a producir un resultado.

 

Es decir que estos tres factores van a contribuir para que nosotros podamos restaurar nuestra familia con la ayuda de nuestro Dios.

 

Veamos en el texto cuáles son esos tres factores:

 

I) PRIMER FACTOR: DISTANCIA (VUELVE) VS 21a

 

El factor distancia primeramente tenemos que aplicarlo en nuestra relación para con Dios, pues muchas veces todos los problemas que nuestra familia está enfrentando, de infidelidades, rebeldía de los hijos, escasez económica son causados porque nos hemos alejado de Dios, y no necesariamente significa que nos hemos alejado de la iglesia donde nos congregamos sino que hemos tenido un alejamiento en nuestro corazón (Mateo 15:8)

 

El problema posiblemente es porque hemos dejado nuestro primer amor, hemos cambiado nuestras prioridades (Apocalipsis 2:4) quizás hemos dejado la oración en familia, nuestro altar familiar o congregarnos constantemente.

 

Es por eso que el Señor nos dice: vuelve! Tenemos que tomar nosotros la decisión

Pero el factor distancia también tiene que ver con nuestra familia directamente, pues muchas veces hay un alejamiento entre los miembros de la familia, hay una distancia que poco a poco va enfriando la relación familiar, no hay comunicación, no se comparten momentos en familia, estamos juntos en la misma casa pero no compartimos los unos con los otros, es necesario acortar la distancia para con nuestra familia, tenemos que compartir tiempo juntos, tenemos que platicar, tenemos que compartir en familia.

 

Lastimosamente el factor distancia en la familia significa que nuestro corazón y no está con nuestro cónyuge sino con alguien más y cuando el corazón ya no está con alguien todo es fingido (Proverbios 23:7) tenemos que pedirle al Señor que nos ayude a poner en orden nuestros sentimientos y a volver nuestro amor y nuestro corazón hacia nuestro cónyuge.

 

II) SEGUNDO FACTOR: TIEMPO (AHORA) JOB 22:21b

 

Es triste pero es una realidad, en nuestra familia dejamos las cosas verdaderamente importantes siempre para después, para mañana, siempre le damos largas y nos enfocamos en otras cosas que no son tan importantes como la restauración de nuestra familia.

 

Tu sabes que necesitas hablar con tus hijos adolescentes o mayores de edad sobre sus amistades o sobre sus noviazgos, o sobre sus malas actitudes, etc, pero ¿para cuando has programado esa platica? Para después, para otro dia, para la otra semana, etc.

 

Tenemos que reconocer que hay cosas que no pueden esperar, así como esa platica con nuestro cónyuge para ver el porque él dinero no alcanza, para hacer juntos el presupuesto de nuestra familia, pero para eso decimos que nunca hay tiempo.

 

A nosotros y a nuestra familia el Señor nos hace un llamado muy importante que tiene que ver directamente con el factor tiempo (Isaías 1:18) ¿que más vamos a esperar para volver nuestra vida y nuestra familia al Señor?

 

Tenemos que reconocer que la respuesta que reconocer que la respuesta o la reacción que el Señor espera de nosotros no es para mañana ni para después si de verdad queremos su ayuda para restaurar nuestra familia (Hebreos 4:7)

 

Nuestra familia verdaderamente necesita que HOY tomemos una decisión.

 

III) TERCER FACTOR: ACTITUD (EN AMISTAD) JOB 22:21c

 

Primeramente en amistad para con Dios, es decir ya dejar de ser solamente visitantes de una iglesia, sino convertirnos en amigos del Señor, el quiere y puede restaurar nuestra familia, pero Dios no solamente quiere hacer un milagro en nuestra familia o en nuestro matrimonio, pues amistad significa RELACIÓN, eso es lo que Dios quiere que nosotros anhelemos, no solamente su ayuda o un milagro, sino que desarrollemos una relación de amistad para con él.

 

Para restaurar nuestra familia tenemos que cambiar primeramente nuestra actitud, no podemos restaurar si nuestra actitud es destructiva, si tenemos una actitud llena de soberbia, llena de altanería, tenemos que volver en amistad, con humildad, sin barreras, sin reproches ni acusaciones.

 

Tenemos que volver en amistad porque los mejores amigos que tenemos en nuestra vida es Dios y nuestra familia.

DESCARGA EN PDF: QUE NECESITO PARA RESTAURAR MI FAMILIA

Anuncios

Deja un comentario