LA AUTOESTIMA DEL CRISTIANO

TEMA: LA AUTOESTIMA DEL CRISTIANO

 

TEXTO: ROMANOS 12:3

 

Mientras caminamos por la vida nos podemos dar cuenta que lastimosamente hay muchas personas que tienen un concepto de sí mismos muy distorsionado, algunos tienen un bajo concepto de sí mismos, y se sienten inferiores a los demás y se menosprecian a sí mismos, en cambio otros tienen un alto concepto de sí mismos y se sienten superiores a los demás y actúan con soberbia.

 

Pero la palabra de Dios nos dice que nosotros los hijos de Dios no tenemos que sentirnos inferiores a nadie ni superiores tampoco, sino que tenemos que tener cordura cuando pensamos sobre nosotros mismos.

 

Eso significa que nosotros no valemos menos que nadie, ni mas que nadie, pero si podemos ser diferentes a los demás, y muchas veces el ser diferentes es lo que nos hace sentir menospreciados en la sociedad, pero esto no debe ser así.

 

Primeramente definamos dos conceptos muy importantes en la vida de toda persona:

 

AUTO IMAGEN: Es la imagen que cada uno de nosotros tenemos de nosotros mismos, es la manera como nos vemos a nosotros mismos en nuestra mente.

 

AUTOESTIMA: Es el valor o estima que sentimos por nosotros mismos y también el valor o estima que pensamos que los demás tienen por nosotros.

 

En la palabra de Dios se nos muestran personas que tenia una auto imagen muy pobre de sí mismos, como era el caso de los espías que vieron la tierra prometida y Mefi Boset  (Números 13:33 / 2 Samuel 9:7-8)

 

En la palabra de Dios se nos muestran personas que tenían una baja autoestima de sí mismos, como era el caso de Moisés (Éxodo 3:10-11)

 

Igualmente se nos muestran personas que tenían una auto imagen y una autoestima muy buena de sí mismos, como era el caso de David (1 Samuel 17:32-36)

 

Lastimosamente en la actualidad aun dentro de la iglesia de Cristo hay personas que viven tristes y deprimidas porque tienen una autoestima muy baja y una auto imagen muy dañada.

 

¿CÓMO PODEMOS MEJORAR NUESTRA AUTOESTIMA Y NUESTRA AUTO IMAGEN CON LA AYUDA DE DIOS?

 

I) PRIMERAMENTE RECONOCIENDO QUE NUESTRA VIDA NO ES UN ACCIDENTE NI FUE UN ERROR (SALMO 119:73)

 

Este precioso versículo nos dice que nosotros fuimos hechos y formados por las manos de nuestro Dios, y tenemos que reconocer que Dios no hace nada ni por accidente ni por error, Dios obra según su amor, su propósito y su voluntad.

 

A pesar de lo que las personas digan o piensen, nosotros tenemos que creer y reconocer que nuestra vida es un reflejo del amor, del propósito y de la voluntad de Dios.

 

Que maravilloso es saber que aun antes de nacer ya estábamos en el pensamiento y bajo el cuidado de los ojos de nuestro Dios (Salmo 139:16)

 

II) TENEMOS QUE RECONOCER QUE NUESTRA VIDA TIENE UN PROPÓSITO Y TIENE VALOR (SALMO 138:8)

 

Satanás siempre trata de hacernos creer que nuestra vida no tiene un sentido, y por eso lleva a miles de personas a los vicios, y al suicidio, pues usando las palabras hirientes y las actitudes de menosprecio de las personas nos hace sentir que somos “Un cero a la izquierda” es decir personas sin valor con vidas sin sentido.

 

Pero esto no es así, la vida de cada uno de nosotros tiene un propósito dado por el Señor, aunque a veces no reconozcamos cuál es ese propósito nosotros tenemos que creer y confiar que Dios lo cumplirá en nuestra vida.

 

Y más aún los hijos de Dios tenemos que confiar que aunque las cosas en nuestra vida no vayan como quisiéramos, aun las situaciones que nos parecen malas o incomprensibles el Señor hará que todas ellas sirvan para nuestro bien (Romanos 8:28)

 

Nosotros somos valiosos para Dios, somos de gran estima ante los ojos de nuestro Dios (Isaías 43:4-5)

 

Nuestra vida es tan valiosa que nuestro Dios nos ha amado con amor eterno (Jeremias 31:3)

 

III) TENEMOS QUE TOMAR LA DECISIÓN DE ALEJARNOS DE LAS PERSONAS QUE NOS DESTRUYEN INTERNAMENTE (PROVERBIOS 13:20)

 

Hay una frase que dice algo muy real: ¿Como pretendes volar si no te alejas de los que te cortan las alas?

 

Muchas veces nuestra auto imagen y nuestra autoestima está muy dañada porque siempre estamos con personas que nos menosprecian, que se burlan de nosotros, que no nos valoran, y neciamente seguimos con ellos.

 

Dios quiere que nuestra vida vuelva a tener gozo y alegría, que nos volvamos a sentir amados y valorados, pero lastimosamente tenemos temor de apartarnos de esas personas que satanás usa para destruirnos interiormente, y este dia el Señor nos dice, NO TENGAS TEMOR, RECUERDA QUIEN ERES TU: UN HIJO DE DIOS!! (ISAIAS 51:11-12)

 

CONCLUSIÓN: Tenemos que tener claro quienes somos, no por lo que dice la gente sino por lo que Dios ha dicho de nosotros (1 Pedro 2:9) Y si Dios lo ha dicho: ¡YO LO CREO!

DESCARGA EN PDF: LA AUTOESTIMA DEL CRISTIANO

 

Anuncios

Deja un comentario