UN MENSAJE DE ESPERANZA: CUANDO TODO PARECE PERDIDO

TEMA: CUANDO TODO PARECE PERDIDO

TEXTO: HECHOS 27:20

 

Definitivamente que hay situaciones en nuestra vida que consideramos tan difíciles de enfrentar que nos parece que ya todo está perdido, que seguramente ya no hay nada más que hacer, situaciones como la que se nos narra en el texto que hemos leído para comenzar, en la que el apóstol Pablo había prácticamente perdido toda esperanza de salvarse.

 

Quizás algunos de nosotros nos podamos sentir exactamente igual que el apóstol Pablo, nos sentimos que estamos a punto de naufragar y que ya no hay esperanza para nosotros, posiblemente por lo grave de nuestra enfermedad, por lo mal que esta nuestro matrimonio, por lo dividida que se encuentra nuestra familia, por lo enredado que estamos en un problema legal o económico, etc.

 

En la palabra de Dios se nos muestran las historias de personas que se encontraron en situaciones críticas, en situaciones en las que parecían que ya no había más que hacer, y por medio de estas personas podemos comprender que es lo que debemos hacer nosotros cuando en las situaciones de nuestra vida todo parece perdido.

 

I) CUANDO TODO PARECE PERDIDO NO DEBEMOS HACER LOCURAS (1 SAMUEL 13:5-14)

 

  • Los filisteos eran un ejército muy numeroso y muy poderoso y cuando vinieron en contra de Israel, Saúl el rey de Israel hizo una locura pues cuando vio que el profeta Samuel no venía en el tiempo que él le había dicho ofreció el mismo las ofrendas y el holocausto, lo cual nadie podía hacerlo solamente los sacerdotes de la tribu de Levi.

 

  • Es por eso que el profeta Samuel le dice: Locamente has hecho, pues esto en lugar de ayudarle a salir victorioso del problema fue la causa por la cual perdió su reino, fue una de las causas por lo cual fue desechado pues el Señor se buscó un hombre conforme a su corazón, el cual era David.

 

  • Lastimosamente muchos cristianos en los tiempos de angustia, cuando nos parece que todo está perdido, al igual que el rey Saúl actuamos locamente, tomamos decisiones arrebatadas, nos dejamos llevar por la desesperación pues no tenemos paciencia para esperar la ayuda de Dios.

 

  • Muchos de nosotros en tiempos de angustia nos comprometemos y hacemos pactos con Dios que no podremos cumplir, y es por eso que el Señor nos dice en su palabra que no nos demos prisa con nuestra boca para prometerle cosas a Dios, para hacer votos a la ligera, para comprometer nuestra vida si después no le vamos a cumplir (Eclesiastés 5:2-5)

 

II) CUANDO TODO PARECE PERDIDO VOLVAMOS NUESTRA MIRADA AL SEÑOR (2 CRONICAS 20:1-2 Y 12)

 

  • El rey Josafat estaba siendo atacado por un gran ejercito de Moab y de Amón, como él mismo lo dijo era una gran multitud que venía en contra de ellos.

 

  • En ese momento aparentemente todo estaba perdido para el pueblo de Dios, pues no tenían la fuerza para poder enfrentarse a un ejército tan grande, pero Josafat fue sabio y no puso su mirada en las armas que tenía su ejército, ni en la cantidad de hombres que tenían para enfrentar la batalla, ni en sus caballos o carros de guerra, el decidió volver su mirada al único que podía ayudarlo en esa situación, el volvió su mirada hacia Dios.

 

  • El no trato de buscar una estrategia humana, el decidió no huir, se mantuvo en el campo de batalla y clamo a su Dios, y el Señor no se hizo esperar, nuestro Dios le dio una palabra de victoria (Vs 15-17)

 

  • Pero el Señor no solamente les dio palabras, sino que también cuando todo parecía perdido él les dio la victoria (vs 27-30)

 

  • Quizás en este momento de tu vida te sientes como el rey Josafat, rodeado, sin salida y sin esperanza, debes tomar el ejemplo de Josafat, deja ya de buscar estrategias humanas, deja ya de poner tu mirada en tus amistades, en tu dinero, en tus posesiones materiales, y pon tu mirada y tu fe en Dios, en su poder y en su misericordia.

 

  • Las mismas palabras del Señor para Josafat son las palabras del Señor para tu vida hoy: NO ES TUYA LA GUERRA SINO DE DIOS. y al igual que Josafat y el ejército de Israel tenemos que creer que él no solamente nos dará una palabra o una promesa, sino que también nos dará su victoria.

 

III) CUANDO TODO PARECE PERDIDO RECUERDA QUE SON MAS LOS QUE PELEAN POR NOSOTROS QUE LOS QUE ESTÁN EN CONTRA DE NOSOTROS (2 REYES 6:14-17)

 

  • Vemos en esta historia el momento en el cual el rey de Siria había enviado un ejército en contra del profeta Elíseo pues él estaba afectando todos sus planes en contra del rey de Israel.

 

  • Cuando el siervo del profeta vio al ejercito de Siria alrededor de ellos se angustio, y le pregunto a Elíseo ¿Qué haremos? Y en ese momento el profeta Eliseo oro para que su siervo ya no viera la situación con los ojos de la carne sino con los ojos del Espíritu, y fue entonces cuando pudo darse cuenta todo el ejercito de Dios que estaba con ellos para defenderlos (vs 17)

 

  • Al igual que el siervo de Elíseo muchos de nosotros estamos viendo nuestra situación con los ojos de la carne, y por eso nos parece que no hay salida, que no hay esperanza, y nos sentimos abrumados, nos sentimos abandonados, pero en la realidad no es así.

 

  • En tiempos de angustia, cuando todo parece perdido tenemos que mirar con los ojos del Espíritu, y ¿Cómo podemos ver con los ojos del Espíritu? ¡Por medio de la palabra de nuestro Dios! La palabra de Dios es el visor que nos permite ver nuestros problemas desde la perspectiva de Dios.

 

  • Al igual que Elíseo la palabra de Dios nos dice que es más poderoso el que está con nosotros que los que están en el mundo (1 Juan 4:4)

 

  • La palabra de Dios nos declara que, si Dios está por nosotros, aunque estemos en situaciones que parecen perdidas, podemos salir victoriosos (Romanos 8:31)

 

CONCLUSION: Si de algo podemos estar seguros es que nuestro Dios conoce nuestra aflicción, y aunque todo parezca perdido en Él esta nuestra fortaleza y nuestra esperanza (Nahúm 1:7) no te rindas, a cualquier situación: JESÚS ES LA SOLUCIÓN.

DESCARGA EN PDF: CUANDO TODO PARECE PERDIDO

Anuncios

Un comentario sobre “UN MENSAJE DE ESPERANZA: CUANDO TODO PARECE PERDIDO

Deja un comentario