SERIE DE ESTUDIOS BÍBLICOS LOS PROFETAS MENORES, GRANDES ENSEÑANZAS I PARTE: EL LIBRO DEL PROFETA OSEAS

ESTUDIO BIBLICO LOS PROFETAS MENORES, GRANDES ENSEÑANZAS I PARTE: EL LIBRO DEL PROFETA OSEAS

TEXTO: OSEAS 1:1-3

INTRODUCCIÓN

Este día comenzamos una nueva serie de estudios Bíblicos basados en los doce profetas menores, no se tratará de un estudio exegético versículo por versículo sino un estudio sobre las grandes enseñanzas o las principales enseñanzas que en cada uno de los libros de los profetas menores encontramos para nuestra vida.

Hoy comenzamos nuestros estudios analizando las principales enseñanzas que encontramos en el libro del profeta OSEAS.

CONTEXTO GENERAL: Oseas, era hijo de Beeri, Oseas profetizó durante un largo período, del 785 al 725 a.C. es decir durante casi 60 años, el Libro de Oseas fue escrito probablemente entre el 755 y el 725 a.C, su nombre significa: Salvación.

Oseas vivió y profetizo en tiempos de decadencia espiritual, religiosa y moral en el pueblo de Israel, el reino del norte, tiempos en los cuales la idolatría, los robos, los asesinatos, y la corrupción, eran algo común en la sociedad.

El profeta Oseas es muy conocido por la orden que recibió de Dios de casarse con una mujer infiel, con una mujer fornicaria (vs 2) en el original hebreo la palabra que se usa es la palabra “Zanun” que significa adulterio, fornicación, idolatría y prostitución.

Su matrimonio con una mujer fornicaria o prostituta era una imagen viviente de la idolatría y la infidelidad de Israel para con Dios.

REFLEXION PARA NUESTRA VIDA: Oseas obedeció al mandato del Señor a pesar de que era difícil de cumplir, pues seguramente no era algo agradable para el casarse con una mujer infiel, y mucho menos si Gomer era una prostituta, pero Oseas obedeció a la voz de Dios.

¿Cuántas veces Dios te ha pedido que hagas algo tan difícil como lo que le pidió al profeta Oseas? El Señor nos manda a servirle, a congregarnos con constancia, a bautizarnos, a salir a predicar el evangelio y que ayudemos a nuestro prójimo, pero lastimosamente muchos de nosotros no queremos obedecerle.

La obediencia del profeta Oseas tiene que ser un gran ejemplo para nosotros los cristianos, que pedimos y queremos recibir grandes cosas de Dios, pero no queremos obedecer su voluntad.

ENSEÑANZAS DEL LIBRO DE OSEAS: En los catorce capítulos que forman el libro de Oseas encontramos grandes enseñanzas para el pueblo de Israel de hace casi tres mil años, pero también para la iglesia del siglo XXI, lecciones muy importantes para los cristianos de hoy, veamos cuales son esas grandes enseñanzas:

 

I) PRIMERA ENSEÑANZA: DIOS CONOCE LOS PECADOS DE SU PUEBLO

 

  • El Señor por medio del profeta Oseas le muestra al pueblo cuales son los pecados que estaban cometiendo, veamos cuales eran algunos de ellos y reflexionemos en nuestra propia vida, si alguno de estos pecados también estan en nosotros sus hijos.

 

  • Primer pecado: Infidelidad e idolatría (Oseas 2:8) Israel era un pueblo infiel para con Dios, ellos recibían bendiciones de parte de Dios, pero en lugar de agradecerle a el por sus bendiciones ellos adoraban a baal usando las bendiciones que su Dios les había dado.

 

  • Lastimosamente muchos cristianos hacen lo mismo con las bendiciones que reciben de parte de Dios, en lugar de ser agradecidos y fieles con Dios usan sus bendiciones para gastar en los deleites y placeres del mundo (Santiago 4:3)

 

  • Segundo pecado: Desechar el conocimiento (Oseas 4:6) El pueblo de Israel desecho el conocimiento de la ley de Dios, y no conocer a Dios ni su ley produjo una sociedad llena de violencia y corrupción (vs1-2)

 

  • Como cristianos tenemos que comprender que conocer a Dios y su palabra nos permite vivir una vida agradable al Señor (Colosenses 1:10)

 

  • Tercer pecado: Falso arrepentimiento (Oseas 5:15 y 6:1-4) El Señor sabia que en los tiempos de angustia su pueblo vendría a el arrepentido, pero lastimosamente el arrepentimiento de Israel era falso, no querían convertirse de verdad.

 

  • La palabra de Dios nos declara que Dios quiere de nosotros un arrepentimiento verdadero, el verdadero arrepentimiento es el que produce la conversión en la vida de la persona (Hechos 3:19)

 

II) SEGUNDA ENSEÑANZA: A PESAR DE SU INFIDELIDAD DIOS SEGUÍA AMANDO A SU PUEBLO (Oseas 2:13-14)

 

  • Dios tuvo que castigar muchas veces a su pueblo por su infidelidad, por su rebeldía y por su idolatría, pero eso no significaba que lo había dejado de amar.

 

  • Dios usaba esos procesos de disciplina y castigo para hablar al corazón de su pueblo, para hacerles entender que el los amaba a pesar de todo.

 

  • Nosotros tenemos que comprender que, aunque el Señor nos discipline a causa de nuestros pecados eso no significa que el no nos ama, al contrario, su disciplina para nosotros es muestra de su amor y su cuidado para nuestra vida (Hebreos 12:5-7)

 

  • Aunque su pueblo se alejaba de Dios, el seguía siempre buscándolo y atrayéndolo hacia él, no dejaba que se perdiera a pesar de su rebeldía y su idolatría (Oseas 11:2-4)

 

  • Nosotros también hemos sido traídos por nuestro Dios con cuerdas humanas y con lazos de amor, esas cuerdas humanas u lazos de amor se hacen realidad en la persona de Jesucristo, Dios hecho hombre, que vino para traernos a Dios (1 Pedro 3:18)

 

III) TERCERA ENSEÑANZA: AUNQUE SU PUEBLO SE ALEJO DE EL, DIOS SEGUÍA BUSCÁNDOLO Y ESPERÁNDOLO (Oseas 13:5-9)

 

  • El pueblo de Israel se lleno de soberbia y se aparto de Dios, se olvidó de él, pero él no se había olvidado de su pueblo, y Oseas compara al Señor buscando a su pueblo con un león, con un leopardo, con una osa que ha perdido sus hijos, esto significaba que Dios no los dejaría perder, que él no se resignaría a que su pueblo lo abandonara.

 

  • Nuestro Padre Celestial hizo exactamente lo mismo con nosotros, por eso envió a su hijo al mundo para buscar y salvar lo que se había perdido (Lucas 19:10)

 

  • El señor a pesar de que los pecados de su pueblo merecían un castigo semejante a Sodoma, él no podía ir en contra del amor para su pueblo, del amor para sus hijos (Oseas 11:7-9)

 

  • El llamaba a su pueblo no para castigarlo o destruirlo, que seria lo que ellos merecían, sino que el los llamaba y los buscaba para mostrarles su gracia y su misericordia (Oseas 14:1-4)

 

  • Nosotros al igual que el pueblo de Israel somos pecadores, rebeldes, soberbios, idolatras, etc, pero por su gracia, por su amor inmerecido a nuestra vida hemos recibido de parte de Dios por medio de Jesucristo el perdón de todos nuestros pecados (Efesios 1:6-7)

 

  • Dios sigue esperando por nosotros, si nos hemos alejado, vengamos a el, y no olvidemos lo que nos enseña el ultimo versículo del libro de Oseas capitulo 14 vs 9: No nos ira bien haciendo lo malo en los caminos de Dios, vengamos hoy con arrepentimiento de corazón y recibamos de él la gracia de su perdón para nuestra vida.

DESCARGA EN PDF: ESTUDIO BIBLICO LOS PROFETAS MENORES I PARTE LIBRO DE OSEAS

Donacion_Pay_Pal

Para ofrendar con Paypal dale click a la imagen, para ofrendar por otros medios dale click al enlace: OFRENDAS EL BLOG DEL PASTOR OSCAR FLORES

Anuncios

Deja un comentario