ESTUDIO BIBLICO, LA PARÁBOLA DEL SEMBRADOR II PARTE : LOS DE JUNTO AL CAMINO

ESTUDIO BIBLICO, LA PARÁBOLA DEL SEMBRADOR II PARTE : LOS DE JUNTO AL CAMINO

TEXTO: MATEO 13:1-4 Aquel día salió Jesús de la casa y se sentó junto al mar. 2 Y se le juntó mucha gente; y entrando él en la barca, se sentó, y toda la gente estaba en la playa. 3 Y les habló muchas cosas por parábolas, diciendo: He aquí, el sembrador salió a sembrar. 4 Y mientras sembraba, parte de la semilla cayó junto al camino; y vinieron las aves y la comieron.

DESCARGA EN PDF: https://elblogdelpastoroscarflores.com/wp-content/uploads/2023/01/ESTUDIO-BIBLICO-LA-PARABOLA-DEL-SEMBRADOR-II-PARTE-_-LOS-DE-JUNTO-AL-CAMINO.pdf

Este día continuamos estudiando la parábola del sembrador, y hoy vamos a comenzar a estudiar detenidamente cada uno de los tipos de tierra en los cuales la semilla de la palabra cayó, y cuál fue el resultado.

HOY ESTUDIAREMOS EL PRIMER TIPO DE TERRENO: LOS DE JUNTO AL CAMINO.

Como lo dijimos en el estudio anterior cada tipo de tierra representa la vida de muchos de nosotros, es decir, nuestra actitud cuando escuchamos la palabra de Dios,

I) LOS DE JUNTO AL CAMINO SON LOS QUE OYEN LA PALABRA DE DIOS PERO NO LA ENTIENDEN ((Mateo 13:19) Cuando alguno oye la palabra del reino y no la entiende, viene el malo, y arrebata lo que fue sembrado en su corazón. Este es el que fue sembrado junto al camino.

No la entienden primeramente porque tienen el corazón endurecido (Mateo 13:15) Porque el corazón de este pueblo se ha engrosado, Y con los oídos oyen pesadamente, Y han cerrado sus ojos; Para que no vean con los ojos, Y oigan con los oídos, Y con el corazón entiendan, Y se conviertan, Y yo los sane. 

  • Endurecido a causa de la soberbia (Jeremías 19:15) Así ha dicho Jehová de los ejércitos, Dios de Israel: He aquí, yo traigo sobre esta ciudad y sobre todas sus villas todo el mal que hablé contra ella; porque han endurecido su cerviz para no oír mis palabras.
  • Endurecido a causa de la incredulidad (Mateo 11:21) ¡Ay de ti, Corazín! ¡Ay de ti, Betsaida! Porque si en Tiro y en Sidón se hubieran hecho los milagros que han sido hechos en vosotras, tiempo ha que se hubieran arrepentido en cilicio y en ceniza.

No la entienden porque tienen una actitud de indiferencia y menosprecio hacia la palabra de Dios (Eclesiastés 5:1) Cuando fueres a la casa de Dios, guarda tu pie; y acércate más para oír que para ofrecer el sacrificio de los necios; porque no saben que hacen mal.

  • Menosprecian la palabra cuando sus sentidos están enfocados hacia otras cosas menos importantes que la palabra de Dios (Nehemías 8:8) Y leían en el libro de la ley de Dios claramente, y ponían el sentido, de modo que entendiesen la lectura. Lastimosamente hoy en día en las iglesias muchas personas al momento del mensaje están enfocadas en sus teléfonos móviles, en platicar con sus amigos, en atender a sus hijos, etc y la palabra no tiene efecto en ellos.
  • Menosprecian la palabra porque su tesoro no está en Dios sino en las amistades que tienen en la iglesia o en la persona con la que están relacionados sentimentalmente (Mateo 6:21) Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón. Lastimosamente muchas personas son de junto al camino porque solamente van a las iglesias en busca de sus amigos, por causa de sus novios o novias, su corazón no está en la palabra pues su tesoro no está en el Señor.

II) LOS DE JUNTO AL CAMINO SON TAMBIÉN AQUELLAS PERSONAS A QUIENES LES GUSTA EL EVANGELIO, LES GUSTAN LAS PREDICACIONES, LES GUSTA LA IGLESIA, PERO NO QUIEREN DEJAR SUS MALOS CAMINOS Y VENIR AL CAMINO DE DIOS (Juan 3:19) Y esta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas.

Son personas en las cuales se cumplen perfectamente las palabras de nuestro Señor Jesucristo (Marcos 7:6) Respondiendo él, les dijo: Hipócritas, bien profetizó de vosotros Isaías, como está escrito: Este pueblo de labios me honra, Mas su corazón está lejos de mí. Tienen un buen concepto del Señor ,de su palabra, oyen los sermones, les gustan los mensajes, pero no quieren venir al camino de Dios, no quieren aceptar a Jesús como Señor y salvador de sus vidas.

Puede ser también que muchas de esas personas de junto al camino tengan un sincero amor por las cosas de Dios, tienen respeto por la iglesia, hablan bien de las cosas de Dios, pero EL PROBLEMA ES QUE AMAN MÁS LAS TINIEBLAS  QUE LA LUZ. porque sus obras son malas.

La semilla de la palabra de Dios no fructifica en ellos porque simplemente NO QUIEREN DEJAR SUS PECADOS, no quieren venir al camino del Señor porque QUIEREN SEGUIR EN SUS MALOS CAMINOS (Zacarías 1:4) No seáis como vuestros padres, a los cuales clamaron los primeros profetas, diciendo: Así ha dicho Jehová de los ejércitos: Volveos ahora de vuestros malos caminos y de vuestras malas obras; y no atendieron, ni me escucharon, dice Jehová.

Lastimosamente al final los de junto al camino terminan en condenación porque SOLAMENTE HAY UN CAMINO QUE LLEVA A LA VIDA ETERNA: NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO (Juan 14:6) Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.

III) LOS DE JUNTO AL CAMINO SON PERSONAS A QUIENES EL ENEMIGO LES ROBA LA SEMILLA DE LA PALABRA DE DIOS DE SUS CORAZONES (Marcos 4:15) Y estos son los de junto al camino: en quienes se siembra la palabra, pero después que la oyen, en seguida viene Satanás, y quita la palabra que se sembró en sus corazones.

En el texto se nos muestra la manera inmediata de actuar de satanás después de que alguien oye la palabra: “…pero después que la oyen, en seguida viene Satanás, y quita la palabra que se sembró en sus corazones…” , seguramente al salir de la iglesia, al terminar de escuchar una predicación, ya satanás esté usando personas para robarnos lo que Dios puso en nuestro corazón.

Satanás utilizará personas a las cuales la palabra de Dios llama RUIN para arrancar de nuestro corazón lo que Dios había sembrado en nuestra vida (Isaías 32:6) Porque el ruin hablará ruindades, y su corazón fabricará iniquidad, para cometer impiedad y para hablar escarnio contra Jehová, dejando vacía el alma hambrienta, y quitando la bebida al sediento.

Por medio de ese tipo de personas viene inmediatamente satanás a quitar la semilla de la palabra por medio de sus burlas, de sus comentarios de crítica, de sus argumentos en contra de la sana doctrina.

PERO SI ALGO TENEMOS QUE TENER CLARO ES QUE NUESTRO DIOS NO NOS DEJARA DE HABLAR, NO NOS DEJARA DE PREDICAR SU PALABRA, OIGAMOS O NO OIGAMOS (Ezequiel 2:7) Les hablarás, pues, mis palabras, escuchen o dejen de escuchar; porque son muy rebeldes.

Deja un comentario