ESTUDIO BÍBLICO, CONCEPTOS CRISTIANOS  BASICOS V PARTE: LA VERDADERA IGLESIA Y SU PROPÓSITO

ESTUDIO BÍBLICO, CONCEPTOS CRISTIANOS  BASICOS V PARTE: LA VERDADERA IGLESIA Y SU PROPÓSITO

TEXTO: 1 TIMOTEO 3:14-15 Esto te escribo, aunque tengo la esperanza de ir pronto a verte, 15 para que si tardo, sepas cómo debes conducirte en la casa de Dios, que es la iglesia del Dios viviente, columna y baluarte de la verdad.

DESCARGA EN PDF: https://elblogdelpastoroscarflores.com/wp-content/uploads/2022/11/ESTUDIO-BIBLICO-CONCEPTOS-CRISTIANOS-BASICOS-V-PARTE_-LA-VERDADERA-IGLESIA-Y-SU-PROPOSITO.pdf

Este día continuamos estudiando por medio de la palabra de Dios los conceptos cristianos básicos que cada uno de nosotros tenemos que conocer para no ser presa fácil de los engaños del enemigo.

Este día vamos a estudiar un concepto muy importante en la vida cristiana: LA IGLESIA, Y SU PROPÓSITO EN ESTE MUNDO.

Cuando nos referimos a la VERDADERA IGLESIA DEL SEÑOR tenemos que tener bien claro que no estamos hablando de una religión o de una denominación cristiana, pues muchas veces confundimos estos conceptos con lo que verdaderamente es la iglesia que el Señor estableció en este mundo.

¿QUÉ ES UNA RELIGIÓN? Una religión es un sistema de creencias, dogmas, reglas y rituales para alcanzar, por medio del cumplimiento de ellas, la salvación del alma, dejando de lado las enseñanzas Bíblicas de la salvación por gracia mediante confesar a Jesucristo como nuestro Señor y salvador personal. (Colosenses 2:8) Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo.

¿QUÉ ES UNA DENOMINACIÓN? Las denominaciones son organizaciones cristianas que funcionan con un nombre, una estructura y una doctrina definida, y que pueden tener diferentes formas de celebrar los cultos, diferentes formas de adorar a Dios y de predicar el evangelio, la mayoría de las denominaciones cristianas forman parte de la iglesia de Cristo.

Tenemos que tener bien claro una cosa muy importante: Se puede ser parte de una religión o de una denominación cristiana y NO SER PARTE DE LA VERDADERA IGLESIA DEL SEÑOR ya que la iglesia la forman todos aquellos que HAN CONFESADO Y RECIBIDO A JESÚS COMO SEÑOR Y SALVADOR DE SUS VIDAS, y se convierten en el templo viviente del Espíritu Santo (1 Corintios 3:16) ¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros?  ( 1 Corintios 6:19) ¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?,

¿QUÉ ES LA IGLESIA? Es el pueblo de Dios que ha recibido la salvación por medio de Jesucristo. La palabra iglesia viene del griego “EKLESIA” formada por la palabra “EK” que significa “FUERA” y la palabra  “KLESIA” que significa “LLAMAR” es decir que la palabra iglesia significa literalmente: LOS LLAMADOS FUERA, o los que han sido llamados fuera. Podemos decir entonces que la iglesia son todas aquellas personas que han sido llamados fuera por nuestro Dios, que han sido llamados fuera del mundo pecador, que han sido llamados fuera de la condenación, que han sido llamados fuera de la vida de religiosidad, y que sido llamados fuera del camino ancho que lleva la perdición, que han sido llamados fuera para ser sal y luz en este mundo de pecado y maldad.

Como lo dijo nuestro Señor Jesucristo, la iglesia son todos aquellos que ESTÁN EN EL MUNDO PERO QUE NO SON DE ESTE MUNDO (Juan 17:14.16) Yo les he dado tu palabra; y el mundo los aborreció, porque no son del mundo, como tampoco yo soy del mundo. 15 No ruego que los quites del mundo, sino que los guardes del mal. 16 No son del mundo, como tampoco yo soy del mundo.

I) LA IGLESIA VERDADERA TIENE ALGUNAS CARACTERÍSTICAS MUY IMPORTANTES QUE TENEMOS QUE CONOCER:

  • PRIMER CARACTERÍSTICA DE LA IGLESIA VERDADERA: la iglesia verdadera es la que está edificada sobre Cristo (Mateo 16:18) Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella.

Algunos defienden la teoría o la doctrina de que la iglesia está basada en el apóstol Pedro y sus sucesores, pero esto ni siquiera el mismo apóstol Pedro lo enseño en sus epístolas, pues él dejó bien claro que la piedra angular es Cristo (Hechos 4:11-12) Este Jesús es la piedra reprobada por vosotros los edificadores, la cual ha venido a ser cabeza del ángulo. 12 Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.

  • SEGUNDA CARACTERÍSTICA DE LA IGLESIA VERDADERA: Es la que predica y enseña la palabra de Dios (Hechos 18:8-11) Y Crispo, el principal de la sinagoga, creyó en el Señor con toda su casa; y muchos de los corintios, oyendo, creían y eran bautizados. 9 Entonces el Señor dijo a Pablo en visión de noche: No temas, sino habla, y no calles; 10 porque yo estoy contigo, y ninguno pondrá sobre ti la mano para hacerte mal, porque yo tengo mucho pueblo en esta ciudad. 11 Y se detuvo allí un año y seis meses, enseñándoles la palabra de Dios.
  • TERCERA CARACTERÍSTICA DE LA IGLESIA VERDADERA: Se predica de la salvación por gracia la cual se recibe únicamente por la fe, no por las obras (Efesios 2:8-10) Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; 9 no por obras, para que nadie se gloríe. 10 Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.
  • CUARTA CARACTERÍSTICA DE LA IGLESIA VERDADERA: hay testimonios de vidas transformadas por la palabra y el poder de Dios (Mateo 11:1-5) Cuando Jesús terminó de dar instrucciones a sus doce discípulos, se fue de allí a enseñar y a predicar en las ciudades de ellos.2 Y al oír Juan, en la cárcel, los hechos de Cristo, le envió dos de sus discípulos, 3 para preguntarle: ¿Eres tú aquel que había de venir, o esperaremos a otro? 4 Respondiendo Jesús, les dijo: Id, y haced saber a Juan las cosas que oís y veis. 5 Los ciegos ven, los cojos andan, los leprosos son limpiados, los sordos oyen, los muertos son resucitados, y a los pobres es anunciado el evangelio;

II) AHORA QUE YA CONOCEMOS CUALES SON LAS CARACTERÍSTICAS DE LA IGLESIA VERDADERA, VEAMOS POR MEDIO DE LA PALABRA DE DIOS CUÁLES SON LOS PROPÓSITOS DE LA IGLESIA EN ESTE MUNDO:

Desde el momento que nuestro Señor Jesucristo ascendió al cielo la iglesia es la responsable de llevar adelante los propósitos del Señor, en cada pueblo, lengua y nación, esto significa que los propósitos del Señor para este mundo deben ser llevados a cabo por aquellos que formamos la iglesia, es decir por cada uno de nosotros.

¿CUÁLES SON LOS PROPÓSITOS DE LA IGLESIA? ¿CUALES SON LOS PROPÓSITOS QUE NOSOTROS DEBEMOS CUMPLIR?

I) PRIMERAMENTE UN PROPÓSITO EVANGELÍSTICO (HECHOS 1:8) pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.

Nosotros como hijos de Dios, cada uno de nosotros que formamos la iglesia tenemos la responsabilidad ineludible de predicar el evangelio, de anunciar las buenas nuevas de salvación a aquellos que aún no han creído en Cristo como su salvador personal.

Pero tenemos que darnos cuenta que el Señor no nos ha mandado primero a lo último de la tierra, sino que primeramente nos ha enviado a predicar a los más cercanos a nosotros, Jerusalén representa para nosotros nuestra familia, nuestros padres, nuestro cónyuge, nuestros hijos, nuestros hermanos en carne.

II) SEGUNDO, UN PROPÓSITO DE EDIFICACIÓN (1 CORINTIOS 14:12) Así también vosotros; pues que anhelais dones espirituales, procurad abundar en ellos para edificación de la iglesia.

El Señor ha llamado y preparado a hombres y mujeres para predicar la palabra para edificar a su pueblo, para enseñar la sana doctrina, para predicar el verdadero evangelio.

Y ese propósito de edificación solamente se puede hacer realidad por medio del estudio de la palabra de Dios, ya que pueden haber muchos libros buenos, que nos ayudan a conocer más de Dios y de la vida cristiana, pero solamente la Biblia nos edifica, nos alimenta, nos transforma, nos ilumina (2 Timoteo 3:16-17) Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, 17 a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.

III) TERCERO: UN PROPÓSITO DE RESTAURACIÓN (GÁLATAS 6:1) Hermanos, si alguno fuere sorprendido en alguna falta, vosotros que sois espirituales, restauradle con espíritu de mansedumbre, considerándote a ti mismo, no sea que tú también seas tentado.

Tenemos que saber que el propósito de la iglesia no solamente es buscar a los perdidos, sino también restaurar a los que caen, a los que fallan, a los que se apartan, y como lo dice el versículo, a los que han sido sorprendidos en alguna falta.

Seguramente todos nosotros conocemos hermanos y hermanas en Cristo, o personas de nuestra familia, que han sido sorprendidos en alguna falta, que han fallado, que cometieron errores, que han caído en pecado, como iglesia de Cristo ¿que debemos hacer? Lastimosamente lo que hacemos es contrario a lo que nuestro Dios nos manda en su palabra, pues los humillamos, los menospreciamos, los criticamos y los juzgamos.

Pero el Señor nos dice que lo que debemos hacer como iglesia es RESTAURARLOS es decir no destruirlos. Si el mundo quiere destruir la vida de los hijos de Dios, ¿Cómo vamos nosotros a destruirlos también? Nuestro propósito es ayudarles a su restauración, que vuelvan al camino de Dios, que puedan estar a cuentas con el Señor.

Pero ¿QUÉ NECESITAMOS PARA PODER EDIFICAR A LOS QUE CAEN? Veamos los que nos enseña el texto que hemos leído (GÁLATAS 6:1) Hermanos, si alguno fuere sorprendido en alguna falta, vosotros que sois espirituales, restauradle con espíritu de mansedumbre, considerándote a ti mismo, no sea que tú también seas tentado

Necesitamos ser espirituales, es decir, ver a las personas de la misma forma que nuestro Dios lo ve.

Necesitamos tener espíritu de mansedumbre, no de jueces.

Necesitamos reconocer que nosotros también somos débiles y también podemos caer, también podemos fallar.

Posiblemente hoy mismo alguien de nuestra familia necesita ser restaurado, pero en lugar de eso lo que estamos haciendo es rechazando, menospreciando, regalando ese tesoro al mundo para que sea destruido.

Deja un comentario