BOSQUEJO CORTO: NO ARRUINEMOS LA NAVIDAD

TEMA: NO ARRUINEMOS LA NAVIDAD

TEXTO: LUCAS 2:8-15 Había pastores en la misma región, que velaban y guardaban las vigilias de la noche sobre su rebaño. 9 Y he aquí, se les presentó un ángel del Señor, y la gloria del Señor los rodeó de resplandor; y tuvieron gran temor. 10 Pero el ángel les dijo: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo: 11 que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es CRISTO el Señor. 12 Esto os servirá de señal: Hallaréis al niño envuelto en pañales, acostado en un pesebre. 13 Y repentinamente apareció con el ángel una multitud de las huestes celestiales, que alababan a Dios, y decían:14 ¡Gloria a Dios en las alturas, Y en la tierra paz, buena voluntad para con los hombres! 15 Sucedió que cuando los ángeles se fueron de ellos al cielo, los pastores se dijeron unos a otros: Pasemos, pues, hasta Belén, y veamos esto que ha sucedido, y que el Señor nos ha manifestado.

DESCARGA EN PDF: https://elblogdelpastoroscarflores.com/wp-content/uploads/2021/12/NO-ARRUINEMOS-LA-NAVIDAD.pdf

Ya estamos a muy pocos días de celebrar el nacimiento de nuestro Señor Jesucristo, una fecha que tiene que ser llena de alegría, de gozo, de agradecimiento y de amor, por todo lo que representa que el hijo de Dios haya venido a nacer a este mundo para luego morir en la cruz del calvario y resucitar al tercer dia para darnos salvación y vida eterna. 

Pero lastimosamente muchos de nosotros nos encargamos con nuestras actitudes de que este tiempo sea todo lo contrario a lo que debería ser, es por eso que el Señor nos hace un llamado a cada uno de nosotros: NO ARRUINES LA NAVIDAD

Veamos en el texto que hemos leído para comenzar cómo podemos arruinar la navidad: 

I) ARRUINAMOS LA NAVIDAD CON NUESTRA AMARGURA (VS 9-11) Y he aquí, se les presentó un ángel del Señor, y la gloria del Señor los rodeó de resplandor; y tuvieron gran temor. 10 Pero el ángel les dijo: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo: 11 que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es CRISTO el Señor. Exactamente como lo dice el texto, la navidad tiene que ser un tiempo de gran gozo, alegrarnos de celebrar el nacimiento de nuestro Señor Jesucristo, pero lastimosamente muchas veces en lugar de gozo lo que hay en nuestro corazón es amargura, por las cosas que no pudimos comprar, por el tráfico que hay en esta época, por el dinero que se ha gastado, por todos los quehaceres de la casa, etc, nos dejamos robar el gozo y la paz por cosas que no valen la pena, y lastimosamente con nuestra amargura contaminamos a toda nuestra familia y les arruinamos también a ellos la navidad (Hebreos 12:15) Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios; que brotando alguna raíz de amargura, os estorbe, y por ella muchos sean contaminados; Que no se nos olvide que la navidad son nuevas de GRAN GOZO

II) ARRUINAMOS LA NAVIDAD CUANDO NO LE DEDICAMOS TIEMPO A  NUESTRO SEÑOR JESÚS (LUCAS 2:12-15) Esto os servirá de señal: Hallaréis al niño envuelto en pañales, acostado en un pesebre. 13 Y repentinamente apareció con el ángel una multitud de las huestes celestiales, que alababan a Dios, y decían:14 ¡Gloria a Dios en las alturas, Y en la tierra paz, buena voluntad para con los hombres! 15 Sucedió que cuando los ángeles se fueron de ellos al cielo, los pastores se dijeron unos a otros: Pasemos, pues, hasta Belén, y veamos esto que ha sucedido, y que el Señor nos ha manifestado. No podemos olvidar que el centro de la navidad, el principal motivo por lo que celebramos esta fecha es nuestro Señor Jesucristo, el niño envuelto en pañales que había nacido en Belén, pero lastimosamente muchas personas en esta fecha tienen tiempo para todo: Para cocinar, para ir al salon de belleza, para hacer limpieza en la casa, para salir a comprar la ropa que van a estrenar, pero no apartan tiempo para Jesús, ese dia no van a su iglesia porque “tienen mucho que hacer” tenemos que tener cuidado de que en este tiempo de navidad nuestro corazón este como el de Marta y por tantos afanes seamos indiferentes con la principal persona de esta época: NUESTRO SEÑOR JESÚS. (LUCAS 10:40-42) Pero Marta se preocupaba con muchos quehaceres, y acercándose, dijo: Señor, ¿no te da cuidado que mi hermana me deje servir sola? Dile, pues, que me ayude. 41 Respondiendo Jesús, le dijo: Marta, Marta, afanada y turbada estás con muchas cosas. 42 Pero solo una cosa es necesaria; y María ha escogido la buena parte, la cual no le será quitada.

III) ARRUINAMOS LA NAVIDAD CUANDO NO TENEMOS LA BUENA VOLUNTAD DE UNIR A NUESTRA FAMILIA POR MEDIO DEL PERDÓN (LUCAS 2:14-16) ¡Gloria a Dios en las alturas, Y en la tierra paz, buena voluntad para con los hombres! 15 Sucedió que cuando los ángeles se fueron de ellos al cielo, los pastores se dijeron unos a otros: Pasemos, pues, hasta Belén, y veamos esto que ha sucedido, y que el Señor nos ha manifestado. 16 Vinieron, pues, apresuradamente, y hallaron a María y a José, y al niño acostado en el pesebre. La buena voluntad de Dios para el mundo, es decir, su perdón y su misericordia, se manifestó primeramente por medio de una familia en la cual nació Jesús, y tenemos que reconocer que navidad es tiempo de buena voluntad, es el tiempo propicio para dejar de lado las rencillas, los rencores, y perdonar primeramente a las personas de nuestra propia familia. Tenemos que comprender que el mejor regalo que podemos hacer a nuestros hermanos y hermanas, a nuestros padres, es el perdón, y si es posible, también la reconciliación  (Romanos 12:18) Si es posible, en cuanto dependa de vosotros, estad en paz con todos los hombres

Hagamos que la navidad sea para nosotros y para nuestra familia una verdadera NOCHE DE PAZ Y UNA NOCHE DE AMOR.