LA OTRA PANDEMIA DE LA QUE TENEMOS QUE CUIDARNOS

TEMA: LA OTRA PANDEMIA DE LA QUE TENEMOS QUE CUIDARNOS

TEXTO: 1 SAMUEL 17:10-11 Y añadió el filisteo: Hoy yo he desafiado al campamento de Israel; dadme un hombre que pelee conmigo. 11 Oyendo Saúl y todo Israel estas palabras del filisteo, se turbaron y tuvieron gran miedo.

DESCARGA EN PDF: https://elblogdelpastoroscarflores.com/wp-content/uploads/2021/11/LA-OTRA-PANDEMIA-DE-LA-QUE-TENEMOS-QUE-CUIDARNOS.pdf

Estamos llegando al final del año 2021 y continuamos viviendo en medio de una pandemia, seguimos cumpliendo protocolos de bioseguridad, seguimos usando las mascarillas, se continúan aplicando las vacunas para evitar contagios del virus.

Pero hay otra pandemia que a pesar de todas las medidas de seguridad, mascarillas, vacunas, etc sigue contagiando a millones de personas en el mundo, y esta es una pandemia de un “virus” que no se vence con medicamentos, ni con vacunas, y que puede permanecer en nuestra vida durante meses, ¿de que pandemia estamos hablando? De la pandemia del virus llamado MIEDO.

El miedo viene a nuestra vida así como en el texto que hemos leído, por las palabras que escuchamos, así como el pueblo de Israel y el rey Saul con todo su ejército estaban llenos de miedo por las palabras de Goliat, así cada día millones de personas en el mundo se contagian de miedo y de angustia por las palabras que escuchan en las noticias y en las redes sociales. 

Nos llenamos de miedo y de angustia cuando escuchamos que aparecen nuevas cepas del Covid, cuando escuchamos que los países están cerrando sus fronteras, y cuando escuchamos que estas nuevas cepas pueden ser más contagiosas y llegar a ser más mortales que las anteriores. 

Tenemos que comprender que el enemigo está muy interesado en llenar nuestra vida de miedo y de angustia, pues eso producirá poco a poco dudas en nuestro corazón, es por eso que NO PODEMOS CONTAGIARNOS DEL VIRUS DEL MIEDO en nuestro corazón. 

¿CÓMO PODEMOS CUIDARNOS DE ESTA OTRA PANDEMIA? Veamos lo que nos enseña la palabras de nuestro Dios: 

I) ECHAMOS FUERA EL TEMOR POR MEDIO DEL AMOR DE DIOS (1 JUAN 4:18) En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor; porque el temor lleva en sí castigo. De donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor.

Verdaderamente hay muchas cosas que no sabemos, para las que no tenemos respuesta: ¿Cuándo terminará esta pandemia? ¿Cuántas cepas aparecerán? ¿Serán más graves las nuevas cepas?  ¿Nos protegerán las vacunas de todas estas cepas? 

Pero HAY ALGO QUE SÍ SABEMOS: DIOS NOS AMA Y ÉL CUIDA DE NOSOTROS, pase lo que pase en el mundo el amor de Dios no nos abandona ni quedará sin efecto, ni perderá su efectividad, ni puede fallar (Romanos 8:35-39) ¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada? 36 Como está escrito: Por causa de ti somos muertos todo el tiempo; Somos contados como ovejas de matadero. 37 Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó.38 Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, 39 ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.

El miedo y el temor por lo que ocurrirá en el futuro se puede vencer comprendiendo que Dios nos ama, y nunca nos dejará de amar, y por su amor nos cuida, nos sana, y tiene planes de bendición para nuestra vida. 

II) NOS CUIDAMOS DEL VIRUS DEL MIEDO MEDITANDO EN LA PROMESAS DEL SEÑOR (ISAÍAS 26:3-4) Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado.4 Confiad en Jehová perpetuamente, porque en Jehová el Señor está la fortaleza de los siglos.

CONOCER las promesas del Señor y CREERLAS es lo mejor para cuidar nuestra mente y nuestro corazón del virus del temor. 

Lastimosamente muchos de nosotros pasamos más tiempo buscando información en el internet y en las redes sociales que leyendo la palabra de Dios. 

Pero no se trata de leer la Biblia solo por leerla, por cumplir una cuota diaria de versículos o capítulos, tenemos que poner atención y aplicar nuestro corazón en la lectura de su palabra (Nehemías 8:7) Y leían en el libro de la ley de Dios claramente, y ponían el sentido, de modo que entendiesen la lectura.

III) NOS CUIDAMOS DEL VIRUS DEL MIEDO CUANDO DECIDIMOS PONER TODA NUESTRA CONFIANZA EN DIOS A PESAR DE LAS MALAS NOTICIAS (SALMOS 112:7) No tendrá temor de malas noticias; Su corazón está firme, confiado en Jehová.

No podemos negar que vivimos en una sociedad llena de malas noticias que poco a poco van llenando nuestro corazón de angustia y de miedo. 

Si en un mundo lleno de malas noticias ponemos nuestra confianza en lo humano y en lo terrenal tarde o temprano nos sentiremos defraudados porque todo lo humano falla, es limitado, y tiene errores.

Es por eso que como cristianos debemos decidir poner TODA nuestra confianza en Dios aun en medio de las malas noticias, porque nuestro Dios nos ha dado la mejor noticia del mundo: ÉL ESTÁ CON NOSOTROS

CONCLUSIÓN: Tenemos que seguir cuidándonos, tenemos que seguir cuidando los protocolos, pero por sobre todo tenemos que cuidar nuestro corazón del virus del temor. (Proverbios 4:23) Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; Porque de él mana la vida, y la mejor manera de cuidarlo es por medio de la paz que nos da el Señor.