ESTUDIO BIBLICO CARTA A LOS FILIPENSES: CONSEJOS DE NUEVO AÑO II PARTE

ESTUDIO BIBLICO CARTA A LOS FILIPENSES: CONSEJOS DE NUEVO AÑO II PARTE

TEXTO: FILIPENSES 1:9-18 Y esto pido en oración, que vuestro amor abunde aun más y más en ciencia y en todo conocimiento, 10 para que aprobéis lo mejor, a fin de que seáis sinceros e irreprensibles para el día de Cristo, 11 llenos de frutos de justicia que son por medio de Jesucristo, para gloria y alabanza de Dios. 12 Quiero que sepáis, hermanos, que las cosas que me han sucedido, han redundado más bien para el progreso del evangelio, 13 de tal manera que mis prisiones se han hecho patentes en Cristo en todo el pretorio, y a todos los demás. 14 Y la mayoría de los hermanos, cobrando ánimo en el Señor con mis prisiones, se atreven mucho más a hablar la palabra sin temor. 15 Algunos, a la verdad, predican a Cristo por envidia y contienda; pero otros de buena voluntad. 16 Los unos anuncian a Cristo por contención, no sinceramente, pensando añadir aflicción a mis prisiones; 17 pero los otros por amor, sabiendo que estoy puesto para la defensa del evangelio. 18 ¿Qué, pues? Que no obstante, de todas maneras, o por pretexto o por verdad, Cristo es anunciado; y en esto me gozo, y me gozaré aún.

DESCARGA EN PDF: https://elblogdelpastoroscarflores.com/wp-content/uploads/2021/11/ESTUDIO-BIBLICO-CARTA-A-LOS-FILIPENSES_-CONSEJOS-DE-NUEVO-ANO-II-PARTE.pdf

Este día continuamos estudiando la carta del apóstol Pablo a la iglesia de Filipos, la cual como lo estudiamos la semana anterior es una carta que nos invita a tener gozo y esperanza aun en tiempos de dificultad.

Es por eso que por medio de esta epístola vamos a tomar consejos muy importantes para aplicarlos en el nuevo año 2022, consejos que serán de mucho beneficio tanto en nuestra vida espiritual como en las distintas áreas de nuestra vida. 

VEAMOS EN EL TEXTO CUÁLES SON LOS CONSEJOS QUE LA PALABRA DE DIOS NOS DA ESTE DIA POR MEDIO DE LA CARTA A LOS FILIPENSES

III) TERCER CONSEJO: NECESITAMOS CRECER EN AMOR Y EN CONOCIMIENTO DE LA PALABRA DE DIOS (FILIPENSES 1:9-11) Y esto pido en oración, que vuestro amor abunde aun más y más en ciencia y en todo conocimiento, 10 para que aprobéis lo mejor, a fin de que seáis sinceros e irreprensibles para el día de Cristo, 11 llenos de frutos de justicia que son por medio de Jesucristo, para gloria y alabanza de Dios.

Verdaderamente la iglesia de Filipos era un iglesia que tenía amor por Pablo, ellos fueron los únicos que le ayudaron en sus necesidades enviando ayuda cuando él se fue para continuar sus viajes misioneros (Filipenses 4:14-16) Sin embargo, bien hicisteis en participar conmigo en mi tribulación. 15 Y sabéis también vosotros, oh filipenses, que al principio de la predicación del evangelio, cuando partí de Macedonia, ninguna iglesia participó conmigo en razón de dar y recibir, sino vosotros solos; 16 pues aun a Tesalónica me enviasteis una y otra vez para mis necesidades.

Pero Pablo no solamente quería que ellos fueran una iglesia llena de amor, sino llena de amor con conocimiento, es decir no quería que ellos fueran una iglesia con amor ciego, pues él conocía los peligros del amor sin conocimiento (Isaías 5:13) Por tanto, mi pueblo fue llevado cautivo, porque no tuvo conocimiento; y su gloria pereció de hambre, y su multitud se secó de sed.

La palabras CIENCIA Y CONOCIMIENTO en el original griego significan literalmente “CONOCIMIENTO PRECISO” Y “DISCERNIMIENTO PLENO” es decir, nos brindan la capacidad para reconocer y diferenciar en nuestra vida lo que agrada a Dios, y lo que no le agrada, lo que nos edifica y lo que nos destruye, lo que nos conviene y lo que no es bueno para nuestra vida. 

El amor tiene que estar lleno de conocimiento para no amar aquello que Dios aborrece y no amar aquellas cosas que nos destruyen. 

APLICACION A NUESTRA VIDA CRISTIANA: Tenemos que reconocer que muchos cristianos están terminando este año 2021 llenos de dolor en su corazón, con sus matrimonios destruidos, y con sus familias divididas por haber amado lo que no conviene, por amar lo que Dios aborrece. 

Tenemos que reconocer que la religión está basada en amor a Dios pero sin conocimiento como le ocurrió al pueblo judio (Romanos 10:1-2) Hermanos, ciertamente el anhelo de mi corazón, y mi oración a Dios por Israel, es para salvación. 2 Porque yo les doy testimonio de que tienen celo de Dios, pero no conforme a ciencia

No podemos negar que muchas de las personas que conocemos, amigos y familiares que pertenecen a una religión tienen amor por Dios, hablan cosas lindas de él , pero por falta de conocimiento de la palabra del Señor por amor a sus tradiciones, por amor a lo que sus padres y abuelos les enseñaron, por amor a sus ritos y costumbres RECHAZAN A CRISTO Y RECHAZAN SU SALVACIÓN.

Los judios amaban “Su ayo” es decir la ley ( Gálatas 3:24) De manera que la ley ha sido nuestro ayo, para llevarnos a Cristo, a fin de que fuésemos justificados por la fe. Pero ese amor a la ley no les permitió reconocer a Cristo, amaron el ayo y menospreciaron a Jesús. 

IV) CUARTO CONSEJO: NO TE DESANIMES, AUNQUE NO LO COMPRENDAS DIOS SIEMPRE TIENE UN PROPÓSITO (FILIPENSES 1:12-14) Quiero que sepáis, hermanos, que las cosas que me han sucedido, han redundado más bien para el progreso del evangelio, 13 de tal manera que mis prisiones se han hecho patentes en Cristo en todo el pretorio, y a todos los demás. 14 Y la mayoría de los hermanos, cobrando ánimo en el Señor con mis prisiones, se atreven mucho más a hablar la palabra sin temor.

El objetivo de Pablo al enviar esta carta a la iglesia de Filipos era animarlos, para darles esperanza aun en medio de las pruebas que estaban enfrentando, y lo hizo con su propio testimonio, aun en las situaciones difíciles que la habían sucedido Dios tenía un propósito bueno.

Tenemos que comprender que cuando Pablo dice “Las cosas que me han sucedido” no solamente se refería a estar encarcelado, sino a todo lo que había tenido que enfrentar y sufrir en su ministerio apostolico (2 CORINTIOS 11:23-28) ¿Son ministros de Cristo? (Como si estuviera loco hablo.) Yo más; en trabajos más abundante; en azotes sin número; en cárceles más; en peligros de muerte muchas veces. 24 De los judíos cinco veces he recibido cuarenta azotes menos uno. 25 Tres veces he sido azotado con varas; una vez apedreado; tres veces he padecido naufragio; una noche y un día he estado como náufrago en alta mar; 26 en caminos muchas veces; en peligros de ríos, peligros de ladrones, peligros de los de mi nación, peligros de los gentiles, peligros en la ciudad, peligros en el desierto, peligros en el mar, peligros entre falsos hermanos; 27 en trabajo y fatiga, en muchos desvelos, en hambre y sed, en muchos ayunos, en frío y en desnudez; 28 y además de otras cosas, lo que sobre mí se agolpa cada día, la preocupación por todas las iglesias

Pero el apóstol Pablo reconoció que todo lo que le había sucedido tenía un propósito de Dios para el PROGRESO del evangelio, (Filipenses 1:12) Quiero que sepáis, hermanos, que las cosas que me han sucedido, han redundado más bien para el progreso del evangelio, y esta palabra en el original es la palabra griega “PROKOPE” la cual literalmente significa “Cortar hacia adelante” es decir abrir camino en medio de los obstáculos. Podemos decir entonces que el Señor transformó los obstáculos que enfrentó Pablo en oportunidades para el evangelio (Filipenses 1:14) Y la mayoría de los hermanos, cobrando ánimo en el Señor con mis prisiones, se atreven mucho más a hablar la palabra sin temor.

AHORA TRASLADEMOS ESTA ENSEÑANZA A NUESTRA VIDA: Nosotros igualmente tenemos que confiar que en nuestra vida el Señor cambiará nuestros obstáculos, nuestras dificultades, nuestros problemas en oportunidades de bendición y de salvación para nosotros y nuestra familia (Romanos 8:28) Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.

No tenemos que permitir que el desánimo llene nuestro corazón, debemos confiar en las promesas de Dios, en su amor y en su fidelidad, para poder estar seguros que aunque no lo comprendamos el Señor tiene un propósito bueno aun en las situaciones difíciles que podamos estar viviendo. DIOS NO ESPERA QUE LO COMPRENDAMOS, ÉL ESPERA QUE LE CREAMOS.