ESTUDIO BIBLICO CARTA A LOS FILIPENSES: CONSEJOS DE NUEVO AÑO I PARTE

ESTUDIO BIBLICO CARTA A LOS FILIPENSES: CONSEJOS DE NUEVO AÑO I PARTE

TEXTO: FILIPENSES 1:1-11 Pablo y Timoteo, siervos de Jesucristo, a todos los santos en Cristo Jesús que están en Filipos, con los obispos y diáconos: 2 Gracia y paz a vosotros, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo. 3 Doy gracias a mi Dios siempre que me acuerdo de vosotros, 4 siempre en todas mis oraciones rogando con gozo por todos vosotros, 5 por vuestra comunión en el evangelio, desde el primer día hasta ahora; 6 estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo; 7 como me es justo sentir esto de todos vosotros, por cuanto os tengo en el corazón; y en mis prisiones, y en la defensa y confirmación del evangelio, todos vosotros sois participantes conmigo de la gracia. 8 Porque Dios me es testigo de cómo os amo a todos vosotros con el entrañable amor de Jesucristo. 9 Y esto pido en oración, que vuestro amor abunde aun más y más en ciencia y en todo conocimiento, 10 para que aprobéis lo mejor, a fin de que seáis sinceros e irreprensibles para el día de Cristo, 11 llenos de frutos de justicia que son por medio de Jesucristo, para gloria y alabanza de Dios.

DESCARGA EN PDF: https://elblogdelpastoroscarflores.com/wp-content/uploads/2021/11/ESTUDIO-BIBLICO-CARTA-A-LOS-FILIPENSES_-CONSEJOS-DE-NUEVO-ANO-I-PARTE.pdf

Estamos a pocos días de terminar este año y es por eso que este día comenzaremos una nueva serie de estudios Bíblicos enfocada en prepararnos para comenzar el nuevo año 2022, el cual estará basada en la carta del REGOCIJO, ya que esta es una carta que nos invita a tener gozo y esperanza aun en tiempos de dificultad.

PRIMERAMENTE CONOZCAMOS UN POCO EL CONTEXTO DE LA CARTA A LOS FILIPENSES

  1. La carta a los filipenses forma parte junto a Efesios, Colosenses y Filemon de las llamadas “Epístolas Carcelarias” es decir que fueron escritas por el apóstol Pablo mientras estaba encarcelado. (Filipenses 1:12-13) Quiero que sepáis, hermanos, que las cosas que me han sucedido, han redundado más bien para el progreso del evangelio, 13 de tal manera que mis prisiones se han hecho patentes en Cristo en todo el pretorio, y a todos los demás.
  1. La Carta a los Filipenses fue escrita aproximadamente entre los años 50 y 60 D.C 
  1. Filipos era una provincia romana que se encontraba ubicada en una región de Europa llamada Macedonia, en el lugar donde actualmente está ubicada Grecia, y fue fundada por Filipo II, el padre de Alejandro Magno.
  1. La iglesia en Filipos fue la primera que fundó el apóstol Pablo en Europa, guiado por una visión de Dios, de un varón macedonio que les pedía que vinieran a ayudarles (Hechos 16:6-12) Y atravesando Frigia y la provincia de Galacia, les fue prohibido por el Espíritu Santo hablar la palabra en Asia; 7 y cuando llegaron a Misia, intentaron ir a Bitinia, pero el Espíritu no se lo permitió. 8 Y pasando junto a Misia, descendieron a Troas. 9 Y se le mostró a Pablo una visión de noche: un varón macedonio estaba en pie, rogándole y diciendo: Pasa a Macedonia y ayúdanos. 10 Cuando vio la visión, en seguida procuramos partir para Macedonia, dando por cierto que Dios nos llamaba para que les anunciásemos el evangelio. Encarcelados en Filipos 11 Zarpando, pues, de Troas, vinimos con rumbo directo a Samotracia, y el día siguiente a Neápolis; 12 y de allí a Filipos, que es la primera ciudad de la provincia de Macedonia, y una colonia; y estuvimos en aquella ciudad algunos días.
  1. La primera persona que se convirtió a Cristo en Europa fue en Filipos, una mujer vendedora de púrpura llamada Lidia y luego toda su familia (Hechos 16:13-15) Y un día de reposo[a] salimos fuera de la puerta, junto al río, donde solía hacerse la oración; y sentándonos, hablamos a las mujeres que se habían reunido. 14 Entonces una mujer llamada Lidia, vendedora de púrpura, de la ciudad de Tiatira, que adoraba a Dios, estaba oyendo; y el Señor abrió el corazón de ella para que estuviese atenta a lo que Pablo decía. 15 Y cuando fue bautizada, y su familia, nos rogó diciendo: Si habéis juzgado que yo sea fiel al Señor, entrad en mi casa, y posad. Y nos obligó a quedarnos.
  1. La carta a la iglesia en Filipos fue enviada para darles ánimo, esperanza y paz en un momento de aflicción y de futuro desconocido (Filipenses 4:4) Regocijaos en el Señor siempre. Otra vez digo: !!Regocijaos!.

El apóstol Pablo escribió esta carta en un momento complicado de su vida, para un iglesia que también estaba enfrentando persecución y dificultades, es por eso que en ellas podemos encontrar CONSEJOS MUY IMPORTANTES, para enfrentar un nuevo año en tiempos complicados como los que nos está tocando vivir, tanto a nivel mundial, en la sociedad y en nuestra propia vida.

VEAMOS ALGUNOS DE LOS CONSEJOS QUE ENCONTRAMOS EN LA CARTA DEL APÓSTOL PABLO A LOS FILIPENSES PARA QUE LOS APLIQUEMOS EN NUESTRA VIDA

I) PRIMER CONSEJO: TENEMOS QUE DESARROLLAR UNA VERDADERA VIDA DE ORACIÓN (FILIPENSES 1:3-5) Doy gracias a mi Dios siempre que me acuerdo de vosotros, 4 siempre en todas mis oraciones rogando con gozo por todos vosotros, 5 por vuestra comunión en el evangelio, desde el primer día hasta ahora;

Pablo estaba preso y en esa situación que no podía cambiar por sus propios medios la aprovechó para desarrollar su vida de oración, y eso le permitió tener un corazón agradecido y lleno de gozo aun en tiempos de dificultad. 

Nosotros NO tenemos la capacidad de cambiar muchas cosas en nuestra vida, en la sociedad, en nuestro país o en el mundo, hay circunstancias que enfrentamos que están fuera de nuestro control, pero hay algo que nosotros sí podemos hacer: ¡ORAR! 

Debemos orar como lo hacía Pablo, dando gracias y rogando con gozo, pero ¿QUE SIGNIFICA ROGAR CON GOZO? Significa orar no enfocado en los problemas sino en el poder, la fidelidad y el amor de nuestro Dios. 

Pablo conocía muy bien el poder de la oración:

  • El poder que tiene la oración de intercesión (Romanos 15:30) Pero os ruego, hermanos, por nuestro Señor Jesucristo y por el amor del Espíritu, que me ayudéis orando por mí a Dios,
  • El poder que tiene la oración para abrirnos oportunidades de bendición para nuestra vida, y para la expansión del Reino de Dios (Colosenses 4:3) orando también al mismo tiempo por nosotros, para que el Señor nos abra puerta para la palabra, a fin de dar a conocer el misterio de Cristo, por el cual también estoy preso,

II) SEGUNDO CONSEJO: TENEMOS QUE SER PACIENTES, DIOS NUNCA DEJA NADA A MEDIAS (FILIPENSES 1:6-7) estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo; 7 como me es justo sentir esto de todos vosotros, por cuanto os tengo en el corazón; y en mis prisiones, y en la defensa y confirmación del evangelio, todos vosotros sois participantes conmigo de la gracia.

Pablo estaba plenamente seguro que el proceso de Dios en la vida de los hermanos de la iglesia de Filipos sería completo, pues el Señor todo lo que comienza lo termina.

¿Que es el día de Jesucristo? Es el día cuando Cristo venga por su iglesia, por aquellos que estén vivos en ese momento y por aquellos que han muerto en Cristo, es decir, aquellas personas que murieron habiendo puesto en Cristo su esperanza y su fe. (1 Tesalonicenses 4:15-17) Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron. 16 Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. 17 Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.

Esto significa para nosotros que el proceso de Dios en nuestra vida se llevará a cabo hasta el último día de nuestra vida o hasta que Cristo venga por nosotros, todos los días, en nuestra mente, en nuestro corazón, en nuestras prioridades, en nuestra familia, en nuestro matrimonio, en nuestras finanzas, etc.

Y podemos ver que no es un proceso de REPARACIÓN, sino un proceso de PERFECCIONAMIENTO, pues reparar algo es dejarlo como estaba, pero perfeccionarlo es mejorarlo aún de su estado inicial. (2 Corintios 5:17) De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.

Esa obra de perfeccionamiento se llama PROCESO, y aunque muchas veces el proceso de Dios en nuestra vida puede ser difícil o doloroso, vale la pena, pues nos fortalece espiritualmente, nos hace crecer en fe, y nos purifica (1 Pedro 5:10) Mas el Dios de toda gracia, que nos llamó a su gloria eterna en Jesucristo, después que hayáis padecido un poco de tiempo, él mismo os perfeccione, afirme, fortalezca y establezca.