CUATRO VERDADES BÍBLICAS PARA LA FAMILIA

TEMA: CUATRO VERDADES BÍBLICAS PARA LA FAMILIA

TEXTO: ISAÍAS 26:2 Abrid las puertas, y entrará la gente justa, guardadora de verdades.

DESCARGA EN PDF: https://elblogdelpastoroscarflores.com/wp-content/uploads/2021/10/CUATRO-VERDADES-BIBLICAS-PARA-LA-FAMILIA.pdf

Como familia cristiana tenemos que conocer la verdad, pues vivimos en un mundo lleno de engaños del enemigo y en la palabra de Dios encontramos verdades muy importantes que como familia tenemos que aprender, son verdades que nosotros como padres y también nuestros hijos e hijas tienen que aprender para poder reconocer y ser libres de las mentiras del enemigo, son verdades que como familias cristianas tenemos que guardar siempre en nuestra mente y en nuestro corazón. 

Veamos por medio de la palabra de Dios cuáles son algunas de esas verdades tan importantes que nuestra familia tiene que conocer.

I) PRIMERA VERDAD: SOLAMENTE HAY SALVACIÓN A TRAVÉS DE JESÚS (HECHOS 4:12) Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos. Como familia tenemos que tener bien claro esta verdad tan importante, el único camino a la salvación es Jesucristo, no es por formar parte de  ninguna religión, no es por cumplir tradiciones o por hacer buenas obras ni tampoco por tener padres cristianos, tenemos que comprender que la salvación es personal e individual (Romanos 10:9) que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo.

II) SEGUNDA VERDAD: TODO LO QUE SEMBRAMOS VAMOS A COSECHAR (GÁLATAS 6:7) No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará. Tenemos que saber que la salvación de Dios es eterna y no se pierde por las obras, PERO NUESTRAS ACCIONES TIENEN CONSECUENCIAS, y eso como familia cristiana lo tenemos que comprender muy bien, el Señor perdona nuestros pecados, pero las consecuencias de nuestros pecados, las consecuencias de nuestras acciones las tendremos que enfrentar cada uno de nosotros. Es por eso que no podemos vivir una vida de libertinaje, no podemos creer que haciendo lo malo nos irá bien pues tenemos un Padre Celestial que nos disciplina como a hijos amados (Proverbios 3:12) Porque Jehová al que ama castiga, Como el padre al hijo a quien quiere.

III) TERCERA VERDAD: NO DEBEMOS APARTARNOS DE LOS CAMINOS DE DIOS (JUAN 15:5) Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer. La mejor manera de enseñar esta verdad a nuestros hijos es dándoles nosotros el ejemplo de una vida cristiana firme y constante, no apartando a nuestra familia de los caminos de Dios, no dejando de congregarnos, enseñando a nuestros hijos que nada puede ser más importante que el Señor en nuestra vida. Llegará el momento que nuestros hijos se irán de casa, pero no se apartaran de los caminos del Señor. Como familia tenemos que comprender que apartarnos del camino de Dios nos llevará poco a poco al enfriamiento espiritual, es por eso que la palabra de Dios nos hace un llamado a no dejar de congregarnos (Hebreos 10:25) no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca.

IV) CUARTA VERDAD: LA HUMILDAD ES LA LLAVE MAESTRA PARA LAS MEJORES OPORTUNIDADES DE LA VIDA. (SALMOS 147:6) Jehová exalta a los humildes, Y humilla a los impíos hasta la tierra. Lastimosamente muchos de nosotros en nuestra familia fuimos enseñados a ser soberbios, a comportarnos con prepotencia, pero como familia cristiana tenemos que aprender a ser humildes para reflejar el carácter de nuestro Señor Jesucristo por medio de nuestra vida. Ser humilde no significa ser débiles, ni tontos, sino reconocer que lo que somos, lo que tenemos y lo que podamos llegar a ser y tener es por la gracia y la misericordia de nuestro Dios en nosotros. Significa no mirar a las personas con menosprecio, ni creernos superiores a los demás