ESTUDIO BIBLICO, ENEMIGOS INVISIBLES DE NUESTRO CRISTIANISMO III PARTE: LA SOBERBIA

ESTUDIO BIBLICO, ENEMIGOS INVISIBLES DE NUESTRO CRISTIANISMO III PARTE: LA SOBERBIA

TEXTO: PROVERBIOS 8:11-14 Porque mejor es la sabiduría que las piedras preciosas; Y todo cuanto se puede desear, no es de compararse con ella. 12 Yo, la sabiduría, habito con la cordura, Y hallo la ciencia de los consejos. 13 El temor de Jehová es aborrecer el mal;La soberbia y la arrogancia, el mal camino,Y la boca perversa, aborrezco. 14 Conmigo está el consejo y el buen juicio; Yo soy la inteligencia; mío es el poder.

DESCARGA EN PDF: https://elblogdelpastoroscarflores.com/wp-content/uploads/2021/09/ESTUDIO-BIBLICO-ENEMIGOS-INVISIBLES-DE-NUESTRO-CRISTIANISMO-II-PARTE_-LA-SOBERBIA.pdf

Este día continuaremos estudiando esos enemigos invisibles que tanto afectan nuestra vida cristiana, y hoy vamos a estudiar por medio de la palabra de Dios un enemigo invisible que afecta nuestra relación con Dios y nuestra relación con nuestros prójimos, estamos hablando de la SOBERBIA. 

Tenemos que notar que en todo el capítulo 8 de proverbios se nos habla sobre la importancia de la sabiduría y sus bendiciones, pero hay un versículo que nos menciona lo que Dios aborrece (vs 13) y nos dice que el Señor aborrece la soberbia y la arrogancia, el mal camino y la boca perversa. Podemos comprender entonces que como cristianos no podemos ser indiferentes con algo que nuestro Dios aborrece, no podemos permitir que la soberbia llene nuestro corazón pues nuestra vida se volvería desagradable para nuestro Dios. 

¿POR QUE LA SOBERBIA ES TAN DESAGRADABLE PARA NUESTRO DIOS? 

Porque la soberbia fue la causa del primer pecado, el cual ocurrió en los cielos, cuando satanás quiso poner su trono más alto que el de nuestro Dios (Isaías 14:11-15) Descendió al Seol tu soberbia, y el sonido de tus arpas; gusanos serán tu cama, y gusanos te cubrirán. 12 !!Cómo caíste del cielo, oh Lucero, hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra, tú que debilitabas a las naciones.13 Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono, y en el monte del testimonio me sentaré, a los lados del norte; 14 sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo. 15 Mas tú derribado eres hasta el Seol, a los lados del abismo.

Porque satanás usó también el mismo pecado de la soberbia, de llegar a ser como Dios, para hacer caer a Adán y Eva en el huerto de Edén (Génesis 3:1-5) Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho; la cual dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha dicho: No comáis de todo árbol del huerto? 2 Y la mujer respondió a la serpiente: Del fruto de los árboles del huerto podemos comer; 3 pero del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo Dios: No comeréis de él, ni le tocaréis, para que no muráis. 4 Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis; 5 sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal.

Porque la soberbia es totalmente contraria al carácter de nuestro Señor Jesús ya que él mismo nos enseño que nosotros teníamos que aprender de él, de su carácter manso y humilde de corazón (Mateo 11:29) Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas;

AHORA COMPRENDAMOS ¿QUE ES LA SOBERBIA?: Veamos estos tres conceptos: 

Es un sentimiento de superioridad frente a los demás que provoca un trato distante o de menosprecio hacia las personas. 

Es un sentimiento de superioridad que lleva a presumir de las cualidades o de las ideas propias y menospreciar las ajenas.

Altivez y arrogancia del que por creerse superior desprecia y humilla a los demás

Podemos darnos cuenta entonces por medio de estos conceptos que la soberbia no tiene nada positivo para nuestra vida, no nos ayuda en nada, la soberbia NO NOS HACE MEJORES, NI NOS HACE MÁS GRANDES, lo único que hace es HACERNOS CREER que somos mejores, que sabemos más y que somos más grandes que los demás.

Es por eso que la palabra de Dios nos enseña que la soberbia nos hace engañarnos a nosotros mismos (Abdías 1:3) La soberbia de tu corazón te ha engañado, tú que moras en las hendiduras de las peñas, en tu altísima morada; que dices en tu corazón: ¿Quién me derribará a tierra?

VEAMOS AHORA ALGUNAS DE LAS CARACTERÍSTICAS DE UNA PERSONA SOBERBIA: Para que podamos comprender porque la soberbia es un enemigo del cual tenemos que cuidarnos mucho en nuestra vida cristiana: 

  • No son capaces de admitir sus errores: Piensan que siempre toman las mejores decisiones y que nunca se equivocan. 
  • Creen que siempre tienen la razón: Creen que siempre ellos están en lo correcto y que son los demás los que están equivocados. 
  • Les cuesta mucho pedir perdón: Pues pedir perdón significa reconocer que se han equivocado. 
  • Quieren ser siempre halagados: Ya que muchas veces su autoestima es baja necesitan sentirse aprobados y halagados por lo que han hecho, y si no son halagados se frustran. 
  • Pueden tener actitudes y palabras hirientes: Son personas que no toleran críticas ajenas y como reacción pueden hacer mucho daño con sus palabras con el objetivo de hacer sentir inferior a la persona que le da un consejo o le hace una crítica.
  • Son personas que solamente hablan de sus logros: Hablan constantemente de lo bien que lo hacen todo y solamente de sus éxitos y menosprecian los logros de los demás.

Ya vimos cuales son algunas de las características de una persona soberbia, lo cual nos tiene que servir no solamente para reconocer a los soberbios con los que nos relacionamos, sino también y principalmente para evaluarnos cada uno de nosotros, pues muchas veces vemos la soberbia en los demás y no reconocemos nuestra soberbia, y por eso tenemos muchos problemas con nuestra familia, con nuestros vecinos, compañeros de trabajo y hermanos de nuestra iglesia. 

Por eso una de las peticiones del rey David para el Señor fue que le permitiera reconocer sus propios errores para ser libre de las soberbias (Salmo 19:12-13) ¿Quién podrá entender sus propios errores? Líbrame de los que me son ocultos. 13 Preserva también a tu siervo de las soberbias; Que no se enseñoreen de mí; Entonces seré íntegro, y estaré limpio de gran rebelión.

VEAMOS AHORA POR MEDIO DE LA PALABRA DE DIOS CUÁLES SON ALGUNOS DE LOS EFECTOS DE LA SOBERBIA EN NUESTRA VIDA: Es decir la forma como ese enemigo invisible se manifiesta en nuestra vida.

I) FRACASO (PROVERBIOS 29:1) El hombre que reprendido endurece la cerviz, De repente será quebrantado, y no habrá para él medicina.

Definitivamente que una persona que nos acepta consejos, que no reconoce sus errores, y que siempre piensa que tiene la razón aunque esté equivocado, fracasara en lo que emprenda, puede ser en sus relaciones sentimentales, en su proyectos de vida, negocios, etc. 

Estas personas no fracasan por falta de consejos, ni por falta de corrección, sino porque su soberbia no le permitió reconocer que iban por el camino equivocado, que se estaban relacionando con la persona incorrecta, o que se estaba apresurando en sus decisiones. 

Y tristemente al final aun en su fracaso con soberbia esas personas se enojan contra Dios en lugar de reconocer nuestros errores (Proverbios 19:3) La insensatez del hombre tuerce su camino, Y luego contra Jehová se irrita su corazón.

II) VIVIR REPITIENDO SIEMPRE LOS MISMOS ERRORES (PROVERBIOS 26:11) Como perro que vuelve a su vómito, Así es el necio que repite su necedad.

Tenemos que reconocer que el fracaso, las heridas, el dolor y las cicatrices en nuestra vida se pueden resumir en una sola palabra: APRENDIZAJE. 

Pero lastimosamente el soberbio NO APRENDE DE SUS ERRORES, pues no los admite, ni los reconoce, siempre piensa que tiene la razón. Y por lo tanto no aprende de sus errores y fracasos, sino que los repite, en sus relaciones, en sus decisiones, etc. 

FRASE: Los errores son para aprender, no para repetir

III) FAMILIAS CONFLICTIVAS O DESINTEGRADAS (PROVERBIOS 13:10) Ciertamente la soberbia concebirá contienda; Mas con los avisados está la sabiduría.

La actitud de soberbia, de no querer reconocer nuestros errores y siempre señalar a los otros como culpables de los problemas, de no querer perdonar ni pedir perdón, producirá siempre contiendas en nuestro matrimonio, conflictos en nuestra familia y poco a poco puede llevarnos a la desintegración de la familia. 

Y esas contiendas que produce nuestra soberbia nos llevará a la soledad (Proverbios 21:9) Mejor es vivir en un rincón del terrado Que con mujer rencillosa en casa espaciosa.

IV) VIDAS INFRUCTUOSAS Y UN CORAZÓN LLENO DE FRUSTRACIÓN (LEVÍTICO 26:19) Y quebrantaré la soberbia de vuestro orgullo, y haré vuestro cielo como hierro, y vuestra tierra como bronce.

La palabra de Dios es clara al decirnos que el Señor no respalda a los soberbios, sino que su actitud los vuelve personas sin fruto, con oraciones sin respuestas. 

Es decir que muchas oraciones sin respuesta el problema no es la falta de fe, sino la abundancia de soberbia del corazón, la altanería que hay en nuestra vida. 

Hay muchos cristianos frustrados diciendo: Dios no me ayuda, Dios no me oye, todo me sale mal, nunca me va bien, etc, y no reconocen que el problema no es Dios, ni las circunstancias, sino SU SOBERBIA.. 

¿QUÉ DEBEMOS HACER ENTONCES PARA PODER SER LIBRES DE LAS CONSECUENCIAS DE LA SOBERBIA? 

Solamente hay DOS alternativas: 

HUMILLARSE DELANTE DE DIOS. (2 Crónicas 7:14) si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra. Es decir reconocer que nuestra soberbia es pecado y confesarlo al Señor para que su sangre nos limpie (1 Juan 1:7) pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado.

ESPERAR A SER HUMILLADO POR EL SEÑOR. (Daniel 4:37) Ahora yo Nabucodonosor alabo, engrandezco y glorifico al Rey del cielo, porque todas sus obras son verdaderas, y sus caminos justos; y él puede humillar a los que andan con soberbia. 

¿Como vamos a ser libre de la soberbia? LA DECISIÓN ES DE CADA UNO DE NOSOTROS.