ESTUDIO BÍBLICO EL SERMÓN DEL MONTE PARTE XX: NUNCA OS CONOCÍ 

ESTUDIO BÍBLICO EL SERMÓN DEL MONTE PARTE XX: NUNCA OS CONOCÍ 

TEXTO: MATEO 7:21-23 21 No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. 22 Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? 23 Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad.

https://elblogdelpastoroscarflores.com/wp-content/uploads/2021/07/ESTUDIO-BIBLICO-EL-SERMON-DEL-MONTE-PARTE-XX_-NUNCA-OS-CONOCI.pdf

Este día continuamos con el estudio del Sermón del monte, y hoy reflexionaremos sobre la triste sorpresa que se llevarán tanto los falsos profetas que predicaron un falso evangelio, y todos aquellos que les creyeron, igualmente tendrán un triste sorpresa todos aquellos que tuvieron al Señor cerca de su boca pero lejos de su corazón. 

PRIMERAMENTE TENEMOS QUE COMPRENDER ESTA VERDAD ESPIRITUAL: JESÚS HOY QUIERE SER TU SALVADOR, PERO SI LO RECHAZAS SERÁ TU JUEZ (VS 22-23) Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? 23 Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad.

En el texto que hemos leído nuestro Señor Jesucristo nos declara que muchas personas al final de sus vidas, cuando se presenten delante él se llevarán una triste sorpresa, porque Jesús ya no podrá ser su salvador, sino que será su juez (Mateo 25:31-32) Cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria, y todos los santos ángeles con él, entonces se sentará en su trono de gloria, 32 y serán reunidas delante de él todas las naciones; y apartará los unos de los otros, como aparta el pastor las ovejas de los cabritos. (Juan 5:22) Porque el Padre a nadie juzga, sino que todo el juicio dio al Hijo,

Y en ese día en lugar de salvación lo que recibirán será condenación, y escucharan las palabras más tristes y más terribles que un ser humano puede escuchar de parte de Dios: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad. 

Pero ahora respondamos ¿POR QUÉ ESAS PERSONAS SE LLEVARAN ESA TRISTE SORPRESA EN AQUEL DIA? VEAMOS LO QUE NOS ENSEÑA LA PALABRA DE DIOS.

I) PORQUE NO SOMOS SALVOS SOLAMENTE POR DECIRLE A JESÚS SEÑOR (MATEO 7:21) No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.

Nuestro Señor Jesucristo no quiere que solamente le llamemos Señor, él quiere que rindamos nuestra vida a él en obediencia (Lucas 6:46) ¿Por qué me llamáis, Señor, Señor, y no hacéis lo que yo digo?

Lastimosamente muchas personas tienen a Jesús como Señor en sus labios, pero no en sus corazones (Isaías 29:13) Dice, pues, el Señor: Porque este pueblo se acerca a mí con su boca, y con sus labios me honra, pero su corazón está lejos de mí, y su temor de mí no es más que un mandamiento de hombres que les ha sido enseñado;

Muchas personas hablan cosas lindas sobre Jesús, lo alaban con sus bocas, lo exaltan con sus palabras, pero no han creído en él como su salvador personal. (Mateo 16:13-15) Viniendo Jesús a la región de Cesarea de Filipo, preguntó a sus discípulos, diciendo: ¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del Hombre? 14 Ellos dijeron: Unos, Juan el Bautista; otros, Elías; y otros, Jeremías, o alguno de los profetas. 15 El les dijo: Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?

II) PORQUE NO SOMOS SALVOS POR PROFETIZAR DE CRISTO, SINO POR CONFESAR A CRISTO COMO NUESTRO SALVADOR (MATEO 7: 22ª) ¿no profetizamos en tu nombre? 

 En la actualidad hay hombres y mujeres que se dan a sí mismo el nombre de profetas, que hablan en nombre de Dios, que profetizan lo que ocurrirá en el futuro en la vida de las personas, pero lastimosamente nunca lo han recibido como Señor y salvador de sus vidas.

Lastimosamente también hay muchas personas que piensan que son cristianas y que son salvas porque una persona que se llama a sí mismo profeta les da palabra en nombre de Dios, les declara y les decreta lo que ocurrirá en sus vidas usando el nombre de Dios, pero también estas personas se llevaran una triste sorpresa en aquel día, porque el único que tiene palabras de vida eterna es JESUCRISTO (Juan 6:68) Le respondió Simón Pedro: Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna.

La salvación no se recibe profetizar, predicar, o hablar de Jesús, tenemos que creer en nuestro corazón y confesar con nuestra boca (Romanos 10:9-10) que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. 10 Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación.

III) PORQUE LA SALVACIÓN NO ES EXPULSAR AL DEMONIO, SINO RECIBIR A CRISTO COMO SEÑOR Y SALVADOR DE NUESTRA VIDA (MATEO 7:22b) Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, Y EN TU NOMBRE ECHAMOS FUERA DEMONIOS

En la actualidad muchas iglesias se han enfocado en la liberación espiritual, en la expulsión de demonios, y es una realidad que muchas personas necesitan ser liberadas de las opresiones del diablo, que muchas personas necesitan ser liberadas de una posesión demoníaca, pero no podemos olvidar lo que nuestro Señor Jesucristo nos enseñó (Mateo 12:43-45) Cuando el espíritu inmundo sale del hombre, anda por lugares secos, buscando reposo, y no lo halla. 44 Entonces dice: Volveré a mi casa de donde salí; y cuando llega, la halla desocupada, barrida y adornada. 45 Entonces va, y toma consigo otros siete espíritus peores que él, y entrados, moran allí; y el postrer estado de aquel hombre viene a ser peor que el primero. Así también acontecerá a esta mala generación. 

No se es salvo automáticamente cuando un demonio sale de la vida de una persona, cuando es libertado de las opresiones del diablo, para ser salvo se necesita expulsar a satanás y que nuestro Dios venga a morar a la vida de las personas (Juan 14:23) Respondió Jesús y le dijo: El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él.

Como cristianos tenemos que comprender una importante verdad que nuestro Señor Jesucristo declaró (Lucas 10:20) Pero no os regocijéis de que los espíritus se os sujetan, sino regocijaos de que vuestros nombres están escritos en los cielos. 

IV) PORQUE NO SOMOS SALVOS POR HACER O RECIBIR MILAGROS, LOS MILAGROS SON UN MEDIO PARA LLEVARNOS A LA SALVACIÓN (MATEO 7:22c) Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, Y EN TU NOMBRE HICIMOS MUCHOS MILAGROS?

Para muchos cristianos y muchas iglesias el enfoque principal son los milagros, las sanidades, las liberaciones, la provisión económica, etc.

Pero tenemos que saber que los milagros no salvan al pecador, los milagros son una muestra del poder de nuestro Dios para que las personas crean (Juan 4:48) Entonces Jesús le dijo: Si no viereis señales y prodigios, no creeréis.

Los milagros que recibimos nos tienen que llevar a reconocer a Cristo como nuestro Dios y nuestro Señor (Marcos 5:30-34) Luego Jesús, conociendo en sí mismo el poder que había salido de él, volviéndose a la multitud, dijo: ¿Quién ha tocado mis vestidos? 31 Sus discípulos le dijeron: Ves que la multitud te aprieta, y dices: ¿Quién me ha tocado? 32 Pero él miraba alrededor para ver quién había hecho esto. 33 Entonces la mujer, temiendo y temblando, sabiendo lo que en ella había sido hecho, vino y se postró delante de él, y le dijo toda la verdad. 34 Y él le dijo: Hija, tu fe te ha hecho salva; ve en paz, y queda sana de tu azote.

¿COMO PODEMOS EVITAR TENER UNA TRISTE SORPRESA AL FINAL DE NUESTRA VIDA? (MATEO 7:21) Nuestro Señor Jesucristo fue claro, ¿Quiénes entrarán en el reino de los cielos? Los que hacen la voluntad del Padre Celestial. y ¿Cual es la voluntad del Padre Celestial? (Juan 6:29) Respondió Jesús y les dijo: Esta es la obra de Dios, que creáis en el que él ha enviado. Que creamos en Cristo como Señor y Salvador de nuestra vida.