BOSQUEJO CORTO: NO DESAPROVECHES LAS NUEVAS OPORTUNIDADES DE DIOS

TEMA: NO DESAPROVECHES LAS NUEVAS OPORTUNIDADES DE DIOS

TEXTO: LUCAS 13:6-9 Dijo también esta parábola: Tenía un hombre una higuera plantada en su viña, y vino a buscar fruto en ella, y no lo halló. 7 Y dijo al viñador: He aquí, hace tres años que vengo a buscar fruto en esta higuera, y no lo hallo; córtala; ¿para qué inutiliza también la tierra? 8 Él entonces, respondiendo, le dijo: Señor, déjala todavía este año, hasta que yo cave alrededor de ella, y la abone. 9 Y si diere fruto, bien; y si no, la cortarás después.

Este dia vamos a reflexionar en la misericordia y la gracia de Dios sobre nuestra vida al darnos nuevas oportunidades a pesar de nuestros errores, a pesar que muchas veces hemos sido indiferentes y no nos hemos querido entregar de corazón, a pesar que muchas veces hemos sido cristianos sin compromiso para con el Señor. 

Para reflexionar sobre esas nuevas oportunidades del Señor a nuestra vida y cómo debemos aprovecharlas vamos a tomar una preciosa parábola del Señor llamada “LA PARÁBOLA DE LA HIGUERA ESTERIL” 

I) PRIMERAMENTE TENEMOS QUE RECONOCER QUE DIOS NOS HA PLANTADO EN SU VIÑA, SIENDO NOSOTROS HIGUERAS, (Vs 6a) “Dijo también esta parábola: Tenía un hombre una higuera plantada en su viña,..” Los terrenos donde se sembraban las viñas eran los mejores en Israel, eran terrenos muy fértiles, terrenos especiales de gran valor, y las higueras eran plantas silvestres, que crecen en cualquier terreno, pero ese hombre, el dueño de la viña, que representa a nuestro Dios, había plantado una higuera en ese terreno tan especial, y eso es lo que el Señor ha hecho con cada uno de nosotros, siendo pecadores él nos ha sembrado en su terreno fértil, en el Reino de Dios, donde tenemos todo lo necesario para poder fructificar, para poder ser cristianos que producen los frutos agradables para el Señor. el Señor nos arrancó del terreno del reino de las tinieblas y nos trasplantó en el Reino de nuestro Señor Jesucristo (Colosenses 1:13) “…el cual nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al reino de su amado Hijo,”

II) TAMBIÉN TENEMOS QUE SABER Y COMPRENDER QUE NUESTRO DIOS ESPERA FRUTOS DE CADA UNO DE NOSOTROS (LUCAS 13:6B) “…y vino a buscar fruto en ella, y no lo halló…” El dueño de la viña no llegó a su terreno a ver que tan grande y bonita estaba su higuera, llegó con un solo objetivo: BUSCAR FRUTOS, pero lastimosamente esa higuera que estaba plantada en un terreno fértil y especial, no había dado NINGÚN FRUTO, aquella higuera era una higuera con hojas pero sin frutos, es decir tenía nombre de higuera, tenía hojas de higuera, tenía apariencia de higuera, pero no producía higos, y cada uno de nosotros tenemos que saber que nuestro Dios no busca de nosotros apariencia, sino frutos, porque los frutos reflejan lo que verdaderamente somos (Mateo 7:16) Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos? Tenemos que comprender que nuestro Dios no quiere personas que se llamen cristianos, que tengan apariencia de cristianos, pero sus hechos niegan que han conocido a Cristo (Tito 1:16) Profesan conocer a Dios, pero con los hechos lo niegan, siendo abominables y rebeldes, reprobados en cuanto a toda buena obra.

III) DIOS HA SIDO PACIENTE CON NOSOTROS, PERO NO ES INDIFERENTE A NUESTRA ESTERILIDAD ESPIRITUAL (LUCAS 13:7) Y dijo al viñador: He aquí, hace tres años que vengo a buscar fruto en esta higuera, y no lo hallo; córtala; ¿para qué inutiliza también la tierra? Tres años había esperado el dueño de la viña que su higuera diera fruto, tres años de no encontrar ningún fruto en la higuera, había sido paciente con ella, pero PACIENCIA NO ES LO MISMO QUE INDIFERENCIA, él quería recibir frutos de su higuera, y al tercer año de esterilidad decidió cortar la higuera, para no inutilizar esa tierra tan fértil, para poder sembrar otra higuera u otra viña que si fructificara, y en la vida cristiana tenemos que reconocer que nuestro Dios ha sido muy paciente con nosotros, a pesar que quizás no estamos dando frutos, pero tenemos que saber DIOS ES PACIENTE, PERO NO ES INDIFERENTE con la falta de frutos en nuestra vida cristiana. ¿Cuánto tiempo lleva esperando el Señor que nuestra vida fructifique? 

IV) PERO NUESTRO DIOS TAMBIÉN ES UN DIOS DE NUEVAS OPORTUNIDADES POR SU GRACIA Y SU MISERICORDIA (LUCAS 13:8) Él entonces, respondiendo, le dijo: Señor, déjala todavía este año, hasta que yo cave alrededor de ella, y la abone. 9 Y si diere fruto, bien; y si no, la cortarás después. Aunque el dueño de la viña había decidido cortar la higuera por no dar frutos, el viñador le pidió una nueva oportunidad para esa viña, le pidió un año de gracia, un año para invertir en la higuera, para trabajar en ella, para abonarla, para cavar a su alrededor para que el abono llegará directamente a sus raíces, para que pudiera dar los frutos que el dueño de la viña esperaba. Esa platica entre el dueño de la viña y el viñador representa al Padre celestial y nuestro Señor Jesucristo, la justicia y la gracia, por nuestra vida sin frutos la justicia de Dios sería cortarnos, pero la gracia del Señor se manifiesta en nuestra vida para darnos una nueva oportunidad, ¡NO LA DESAPROVECHEMOS!, el Señor está dispuesto a invertir aún más en nosotros, PERO HOY TENEMOS QUE REFLEXIONAR¿Será que este es el año en el que Dios está esperando que demos los frutos que él espera? recordemos las últimas palabras de esta parábola (Vs 9) Y si diere fruto, bien; y si no, la cortarás después. 

QUIERO TERMINAR CON ESTA FRASE PARA HACERNOS REFLEXIONAR: EXCUSAS SIEMPRE HABRÁN, PERO OPORTUNIDADES NO.