EN TIEMPOS DE PANDEMIA DIOS CUIDA DE SU PUEBLO

TEMA: EN TIEMPOS DE PANDEMIA DIOS CUIDA DE SU PUEBLO

TEXTO: ISAÍAS 24:1-10 He aquí que Jehová vacía la tierra y la desnuda, y trastorna su faz, y hace esparcir a sus moradores.2 Y sucederá así como al pueblo, también al sacerdote;  como al siervo, así a su amo; como a la criada, a su ama; como al que compra, al que vende; como al que presta, al que toma prestado; como al que da a logro, así al que lo recibe. 3 La tierra será enteramente vaciada, y completamente saqueada; porque Jehová ha pronunciado esta palabra. 4 Se destruyó, cayó la tierra; enfermó, cayó el mundo; enfermaron los altos pueblos de la tierra. 5 Y la tierra se contaminó bajo sus moradores; porque traspasaron las leyes, falsearon el derecho, quebrantaron el pacto sempiterno. 6 Por esta causa la maldición consumió la tierra, y sus moradores fueron asolados; por esta causa fueron consumidos los habitantes de la tierra, y disminuyeron los hombres. 7 Se perdió el vino, enfermó la vid, gimieron todos los que eran alegres de corazón. 8 Cesó el regocijo de los panderos, se acabó el estruendo de los que se alegran, cesó la alegría del arpa. 9 No beberán vino con cantar; la sidra les será amarga a los que la bebieren. 10 Quebrantada está la ciudad por la vanidad; toda casa se ha cerrado, para que no entre nadie.

Verdaderamente son impactantes las imágenes y videos que vemos en las noticias de lo que muchos países en el mundo están viviendo en este año 2021 a causa de las nuevas olas de la pandemia, millones de personas siguen contagiándose del virus Covid19, y también cientos de miles de personas están enfermando y muriendo. 

Parecería que estamos viviendo tiempos apocalípticos, pero no es así, la tribulación de aquellos dias sera mucho peor que lo que hoy estamos viviendo en el mundo, pero podemos decir que esta pandemia es la oportunidad que Dios le está dando al mundo para experimentar algo similar a los juicios que vendrán en la gran tribulación, es la oportunidad para que el mundo busque al Señor y reciba su salvación. 

En el texto que hemos leído el cual nos habla sobre los juicios que vienen para el mundo podemos encontrar algunas semejanzas con lo que hoy estamos viviendo:

  • Estamos enfrentando una crisis que nos está afectando a todos en el mundo, sin distinción de raza, religión, condición social ni económica, (Vs 1-2) He aquí que Jehová vacía la tierra y la desnuda, y trastorna su faz, y hace esparcir a sus moradores.2 Y sucederá así como al pueblo, también al sacerdote;  como al siervo, así a su amo; como a la criada, a su ama; como al que compra, al que vende; como al que presta, al que toma prestado; como al que da a logro, así al que lo recibe.
  • Aun los paises mas poderosos del mundo se han enfermado (Vs 4) 4 Se destruyó, cayó la tierra; enfermó, cayó el mundo; enfermaron los altos pueblos de la tierra.
  • Así como la tierra se ha contaminado de pecado, de violencia, de corrupción y de maldad también se ha contaminado con la enfermedad (Vs 5-6) Y la tierra se contaminó bajo sus moradores; porque traspasaron las leyes, falsearon el derecho, quebrantaron el pacto sempiterno. 6 Por esta causa la maldición consumió la tierra, y sus moradores fueron asolados; por esta causa fueron consumidos los habitantes de la tierra, y disminuyeron los hombres.
  • En muchos países del mundo la tristeza ha llenado los corazones de sus habitantes por la crisis que están viviendo (Vs 6-9) Por esta causa la maldición consumió la tierra, y sus moradores fueron asolados; por esta causa fueron consumidos los habitantes de la tierra, y disminuyeron los hombres. 7 Se perdió el vino, enfermó la vid, gimieron todos los que eran alegres de corazón. 8 Cesó el regocijo de los panderos, se acabó el estruendo de los que se alegran, cesó la alegría del arpa. 9 No beberán vino con cantar; la sidra les será amarga a los que la bebieren.
  • Los países más afectados por la pandemia están volviendo a las cuarentenas, las personas están encerradas, no pueden salir de sus casas ((Vs 10) Quebrantada está la ciudad por la vanidad; toda casa se ha cerrado, para que no entre nadie.

Pero nosotros como pueblo de Dios tenemos que saber que a pesar de todo lo que está ocurriendo en el mundo debemos confiar en la protección y la misericordia de nuestro Dios, en estos tiempos de crisis, en estos tiempos en los que la pandemia aún sigue, la protección de Dios también sigue estando sobre sus hijos (Isaías 26:1-4) En aquel día cantarán este cántico en tierra de Judá: Fuerte ciudad tenemos; salvación puso Dios por muros y antemuro. 2 Abrid las puertas, y entrará la gente justa, guardadora de verdades. 3 Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado. 4 Confiad en Jehová perpetuamente, porque en Jehová el Señor está la fortaleza de los siglos.

I) EN EL DIA DE LA AFLICCIÓN: FUERTE CIUDAD TENEMOS EN DIOS (Vs1) En aquel día cantarán este cántico en tierra de Judá: Fuerte ciudad tenemos; salvación puso Dios por muros y antemuro. En todos los países del mundo la pandemia está afectando de una o de otra manera, no hay una ciudad que pueda decir que está exenta de ser afectada por el virus, pero para los cristianos, nuestra ciudad fuerte, nuestra ciudad fortificada por muros y antemuro es nuestro Dios. Nuestro Dios es nuestra ciudad de refugio, en él estamos seguros y protegidos, nuestra confianza tiene que estar en él, su salvación nos da seguridad, en esta vida y en la eternidad. 

II) EL SEÑOR GUARDA EN COMPLETA PAZ A TODOS LOS QUE CONFÍAN EN SUS PROMESAS (Vs 3) Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado. Por todo lo que oímos y vemos sobre lo que está ocurriendo alrededor del mundo a causa de la pandemia fácilmente nuestro corazón se llena de angustia y de aflicción, pero nosotros debemos confían en nuestro Dios, debemos meditar en sus promesas, debemos llenar nuestros pensamientos de la palabra de Dios y perseverar en ella pues la palabra la palabra de nuestro Dios es nuestro consuelo en los tiempos de aflicción (Salmo 119:49-50) Acuérdate de la palabra dada a tu siervo, En la cual me has hecho esperar. 50 Ella es mi consuelo en mi aflicción, Porque tu dicho me ha vivificado.

III) PODEMOS CONFIAR EN NUESTRO DIOS PORQUE AUNQUE TODO CAMBIE EN EL MUNDO, ÉL ES LA FORTALEZA DE LOS SIGLOS (VS 4) Confiad en Jehová perpetuamente, porque en Jehová el Señor está la fortaleza de los siglos. Nuestra generación nunca había enfrentado algo como lo que hoy estamos viviendo, pero en la historia del mundo han habido grandes catástrofes, pandemias, guerras, crisis económicas, y en todas ellas nuestro Dios ha estado con su pueblo, y todos los que han confiando en él nuestro Dios los ha sostenido (Salmo 63:7-8) Porque has sido mi socorro, Y así en la sombra de tus alas me regocijaré. 8 Está mi alma apegada a ti; Tu diestra me ha sostenido.

CONCLUSIÓN: Para todos los que están enfrentando tiempos difíciles a causa de la pandemia en sus países, ¡ánimo! Dios está con nosotros, ¿que tenemos que hacer mientras estos tiempos pasan? (Salmo 62:8) Esperad en él en todo tiempo, oh pueblos; Derramad delante de él vuestro corazón; Dios es nuestro refugio.