ESTUDIO BIBLICO, ¿CÓMO MEJORAR EN ÉL 2021? II PARTE: ¿CÓMO MEJORAR EN NUESTRA RELACIÓN FAMILIAR?

ESTUDIO BIBLICO, ¿CÓMO MEJORAR EN ÉL 2021? II PARTE: ¿CÓMO MEJORAR EN NUESTRA RELACIÓN FAMILIAR? 

TEXTO: SALMO 133:1-3 !!Mirad cuán bueno y cuán delicioso es Habitar los hermanos juntos en armonía! 2 Es como el buen óleo sobre la cabeza, El cual desciende sobre la barba, La barba de Aarón, Y baja hasta el borde de sus vestiduras; 3 Como el rocío de Hermón, Que desciende sobre los montes de Sion; Porque allí envía Jehová bendición, Y vida eterna.

Este día continuamos con la serie de estudios Bíblicos de inicio de año titulada ¿Cómo mejorar en el 2021? Y hoy vamos a estudiar en la palabra de Dios cómo podemos mejorar en algo tan importante como lo es nuestra relación familiar, pues tenemos que comprender que así como lo dice el versículo que hemos leído para comenzar, aprender a vivir en armonia con nuestra familia es una bendición, es algo “Bueno y delicioso” pero que lastimosamente muchos de nosotros no valoramos. 

Comprendemos primeramente lo que significa vivir en ARMONIA: Es vivir en una relación de paz, concordia y entendimiento entre dos o más personas.

Ahora veamos los dos simbolismos que representan el porque es algo bueno y tambien delicioso habitar juntos y en armonia: 

  • EL BUEN ÓLEO: Era el que servía tanto para alumbrar en el templo como para ungir a los reyes y sacerdotes de Israel, representa la presencia de Dios (1 Samuel 16:13) Y Samuel tomó el cuerno del aceite, y lo ungió en medio de sus hermanos; y desde aquel día en adelante el Espíritu de Jehová vino sobre David. Se levantó luego Samuel, y se volvió a Ramá. Nosotros sabemos que la presencia de Dios está siempre con nosotros en todo lugar, pero no se manifiesta en todo lugar, la presencia de Dios se manifiesta en un hogar donde se vive en paz, en amor y en armonia. 
  • EL ROCIO DE HERMON: El monte hermón es un monte muy alto y nevado en la parte superior, y debido a esa nieve el monte produce un rocío tan copioso que hace que la vegetación a su alrededor se mantenga aun en las épocas secas, es decir que la armonia en la familia es una bendición de Dios que no permite que nos volvamos una familia esteril, una familia sin fruto, nos permite tener siempre el favor de Dios en nosotros (Proverbios 19:12) Como rugido de cachorro de león es la ira del rey, Y su favor como el rocío sobre la hierba.

Ahora que ya comprendimos la bendición que significa tener una familia en armonia, veamos en la palabra de Dios ¿Cómo podemos mejorar en nuestra relación familiar en este nuevo año? 

I) TENEMOS QUE DEJAR DE FOMENTAR LA DIVISIÓN Y TRABAJAR PARA QUE HAYA UNIDAD ENTRE LOS MIEMBROS DE NUESTRA FAMILIA (MATEO 3:24-25) Si un reino está dividido contra sí mismo, tal reino no puede permanecer. 25 Y si una casa está dividida contra sí misma, tal casa no puede permanecer.

Tenemos que saber que los hijos de Dios no podemos ser agentes de división sino de unidad, de reconciliación, de amor. 

Lastimosamente muchas veces somos nosotros los que fomentamos la división en nuestra propia familia, poniendo a los hijos en contra de sus padres, poniendo en pleito a nuestros hermanos con nuestros comentarios, y tenemos que saber que dentro de las cosas que aborrece el Señor estan los que siembran discordia o división entre los hermanos (Proverbios 6:16 y 19) Seis cosas aborrece Jehová, Y aun siete abomina su alma: (vs 19) El testigo falso que habla mentiras, Y el que siembra discordia entre hermanos.

Una de las herramientas más usadas por el enemigo para dividir las familias y sembrar discordias, es el chisme, llevar y traer chismes entre los miembros de la familia , y nosotros no tenemos que permitir eso si verdaderamente queremos que nuestra familia pueda tener verdadera armonia (Proverbios 26:20) Sin leña se apaga el fuego, Y donde no hay chismoso, cesa la contienda.

Es importante que podamos reconocer cuales son las obras del enemigo que están afectando la unidad de nuestra familia, y no darles lugar en nuestra vida, para que podamos fomentar la unidad y no la división en nuestra familia (2 Corintios 12:20) Pues me temo que cuando llegue, no os halle tales como quiero, y yo sea hallado de vosotros cual no queréis; que haya entre vosotros contiendas, envidias, iras, divisiones, maledicencias, murmuraciones, soberbias, desórdenes;

De esta lista vamos a tomar TRES PALABRAS CLAVES: ENVIDIAS, MURMURACIONES Y SOBERBIAS. Estas palabras son los síntomas de que en nuestra familia nos está haciendo falta lo más importante para poder tener unidad: EL AMOR. pues solamente el amor nos ayuda a sobrellevar los problemas, las faltas, y malos entendidos en la familia (Proverbios 10:12) El odio despierta rencillas; Pero el amor cubrirá todas las faltas.

Y si nosotros decimos que no podemos amar entonces tenemos un grave problema, porque la palabra de Dios nos declara que el que no ama NO HA CONOCIDO A DIOS (1 Juan 4:7-8) Amados, amémonos unos a otros; porque el amor es de Dios. Todo aquel que ama, es nacido de Dios, y conoce a Dios. 8 El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor.

II) NO TENEMOS QUE PERMITIR LAS ENEMISTADES EN NUESTRA FAMILIA, TENEMOS QUE FOMENTAR EL PERDÓN Y LA RECONCILIACIÓN (MIQUEAS 7:6) Porque el hijo deshonra al padre, la hija se levanta contra la madre, la nuera contra su suegra, y los enemigos del hombre son los de su casa.

Este versículo refleja muy bien la realidad de muchas familias en la actualidad, y lastimosamente la de muchas familias cristianas también. 

Hay enemistades, en lugar de ser familia parecemos enemigos, que no nos dirigimos la palabra, que no nos visitamos, que no podemos estar juntos, y ese estilo de vida no puede ser promovido por nosotros los hijos de Dios pues el Señor a nosotros nos ha encomendado el MINISTERIO DE LA RECONCILIACIÓN (2 Corintios 5:18-19) Y todo esto proviene de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliación;19 que Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados, y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación.y el primer lugar en el cual nosotros debemos poner en práctica ese ministerio es en nuestra casa con nuestra familia. 

Para no tener enemistades dentro de nuestra familia y mejorar nuestra relación familiar necesitamos una palabra muy importante: PERDÓN, en las dos vías del perdón para la reconciliación, PERDONAR Y PEDIR PERDÓN

Tenemos que reconocer que la reconciliación en nuestra familia es una prioridad, es algo por la que no podemos dejar pasar meses o años (Mateo 5:23-24) Por tanto, si traes tu ofrenda al altar, y allí te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti, 24 deja allí tu ofrenda delante del altar, y anda, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces ven y presenta tu ofrenda.

Si verdaderamente queremos que haya armonia en nuestra familia, si queremos que nuestra relación familiar mejore en el 2021 tenemos que reconocer algo muy importante: TENEMOS QUE AMAR A LAS PERSONAS MAS QUE A LAS COSAS 

(1 Timoteo 6:10) porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores.

Es por eso que también es muy importante ser sabios administradores de las bendiciones que Dios nos da como familia, y hacer algo muy importante antes de que el Señor nos llame a su presencia (Isaías 38:1) En aquellos días Ezequías enfermó de muerte. Y vino a él el profeta Isaías hijo de Amoz, y le dijo: Jehová dice así: Ordena tu casa, porque morirás, y no vivirás. Tenemos que ordenar nuestra casa, dejar todo legalmente arreglado, para que después no haya pleitos y divisiones en la familia. 

Es necesario dejar las cosas legalmente en orden, definidas, por escrito, de una forma comprobable no solamente de palabra, sino dejando constancia de lo que es la voluntad de los padres o abuelos para con sus hijos o nietos (Genesis 31:51-53) Dijo más Labán a Jacob: He aquí este majano, y he aquí esta señal, que he erigido entre tú y yo. 52 Testigo sea este majano, y testigo sea esta señal, que ni yo pasaré de este majano contra ti, ni tú pasarás de este majano ni de esta señal contra mí, para mal. 53 El Dios de Abraham y el Dios de Nacor juzgue entre nosotros, el Dios de sus padres. Y Jacob juró por aquel a quien temía Isaac su padre.

REFLEXIÓN FINAL: Podemos mejorar nuestra relación con nuestra familia, pero lo primero que tenemos que hacer es acercarnos más al Señor, mejorar nuestra relación con él, pues eso traerá paz también a nuestra familia (Proverbios 16:7) Cuando los caminos del hombre son agradables a Jehová, Aun a sus enemigos hace estar en paz con él.