ESTUDIO BIBLICO, LA GENEALOGÍA DE JESÚS II PARTE

ESTUDIO BIBLICO, LA GENEALOGÍA DE JESÚS II PARTE

TEXTO: MATEO 1:1-2 Libro de la genealogía de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abraham.2 Abraham engendró a Isaac, Isaac a Jacob, y Jacob a Judá y a sus hermanos.

Este día continuamos estudiando la genealogía terrenal de nuestro Señor Jesucristo, es decir a todos aquellos hombres y mujeres que forman parte del linaje terrenal de nuestro Señor Jesucristo

Por medio de esos hombres y mujeres encontraremos lecciones muy importantes para la vida 

de todos aquellos que hoy formamos parte de la familia del Señor. 

II) LA GENEALOGÍA DE JESÚS: ABRAHAM (MATEO 1:1-2) Libro de la genealogía de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abraham.2 Abraham engendró a Isaac, Isaac a Jacob, y Jacob a Judá y a sus hermanos.

Aunque en la genealogía que hace Mateo menciona primero a David y luego a Abraham, pero sabemos que cronológicamente primero fue Abraham. 

Abraham representa en la genealogía de nuestro Señor Jesús algo muy importante: REPRESENTA A TODOS LOS QUE SON JUSTIFICADOS POR LA FE, ya sean JUDIOS que forman parte del pacto de Dios con Abraham que es la circuncisión pero que han creido en Jesús como su Mesías y su salvador, así como también a todos los GENTILES que son justificados por la fe.(Romanos 4:8) Bienaventurado el varón a quien el Señor no inculpa de pecado.9 ¿Es, pues, esta bienaventuranza solamente para los de la circuncisión, o también para los de la incircuncisión? Porque decimos que a Abraham le fue contada la fe por justicia. 10 ¿Cómo, pues, le fue contada? ¿Estando en la circuncisión, o en la incircuncisión? No en la circuncisión, sino en la incircuncisión.11 Y recibió la circuncisión como señal, como sello de la justicia de la fe que tuvo estando aún incircunciso; para que fuese padre de todos los creyentes no circuncidados, a fin de que también a ellos la fe les sea contada por justicia;12 y padre de la circuncisión, para los que no solamente son de la circuncisión, sino que también siguen las pisadas de la fe que tuvo nuestro padre Abraham antes de ser circuncidado. 

Al estar Abraham en la genealogía de Jesús nos recuerda que para que podamos ser salvos, tenemos que tener la misma fe de Abraham, que pudo creer sin ver, que  creyó en la promesa de Dios por difícil que pareciera su cumplimiento, esa fe lo justificó, (Génesis 15:5-6) Y lo llevó fuera, y le dijo: Mira ahora los cielos, y cuenta las estrellas, si las puedes contar. Y le dijo: Así será tu descendencia. 6 Y creyó a Jehová, y le fue contado por justicia. así como nosotros somos justificados por creer en la promesa de salvación que el Padre Celestial nos da por medio de la fe en Jesucristo 

Tenemos que saber también que el nacimiento de nuestro Señor Jesucristo es el cumplimiento de la promesa que Dios le hizo a Abraham que en su simiente, es decir en su descendencia, serán benditas todas las familias de la tierra (Génesis 22:17-18) de cierto te bendeciré, y multiplicaré tu descendencia como las estrellas del cielo y como la arena que está a la orilla del mar; y tu descendencia poseerá las puertas de sus enemigos.18 En tu simiente serán benditas todas las naciones de la tierra, por cuanto obedeciste a mi voz.

III) LA GENEALOGÍA DE JESÚS: JACOB (MATEO 1:2) Abraham engendró a Isaac, Isaac a Jacob, y Jacob a Judá y a sus hermanos.

Tenemos que recordar que Jacob recibió la bendición del Señor y él le cambió su nombre ya no se llamaría Jacob sino Israel (Génesis 32:28) Y el varón le dijo: No se dirá más tu nombre Jacob, sino Israel; porque has luchado con Dios y con los hombres, y has vencido.

De las generaciones de Jacob saldrá el pueblo que fue escogido por el Señor para ser un pueblo especial, un pueblo que sería bendición para todas las naciones (Deuteronomio 7:6) Porque tú eres pueblo santo para Jehová tu Dios; Jehová tu Dios te ha escogido para serle un pueblo especial, más que todos los pueblos que están sobre la tierra.

Para todas las naciones Dios sería el Dios de Israel (Génesis 33:19-20) Y compró una parte del campo, donde plantó su tienda, de mano de los hijos de Hamor padre de Siquem, por cien monedas. 20 Y erigió allí un altar, y lo llamó El-Elohe-Israel. (Dios, el Dios de Israel) 

De ese pueblo escogido, del linaje de Jacob, vino la salvación para todo el mundo, para judios y para gentiles (Juan 4:22) Vosotros adoráis lo que no sabéis; nosotros adoramos lo que sabemos; porque la salvación viene de los judíos.

Mateo 4:15-16 : Tierra de Zabulón y tierra de Neftalí, Camino del mar, al otro lado del Jordán, Galilea de los gentiles; 16 El pueblo asentado en tinieblas vio gran luz; Y a los asentados en región de sombra de muerte, Luz les resplandeció. 

REFLEXIÓN: Jacob en la genealogía de nuestro Señor Jesucristo nos recuerda que la salvación vino por medio del pueblo que él escogió, ISRAEL, para salvar a todos aquellos que creen en él tanto judios como gentiles. 

IV) LA GENEALOGÍA DE JESÚS: JUDÁ (MATEO 1:2 B) Abraham engendró a Isaac, Isaac a Jacob, y Jacob a Judá y a sus hermanos.

A nuestro Señor Jesucristo se le llama el LEÓN DE LA TRIBU DE JUDÁ (Apocalipsis 5:5) Y uno de los ancianos me dijo: No llores. He aquí que el León de la tribu de Judá, la raíz de David, ha vencido para abrir el libro y desatar sus siete sellos.

Pero porque nuestro Señor Jesucristo desciende de Judá? Tenemos que Juda no es el primogénito de Jacob, sino que fue Ruben (Génesis 29:31-32) Y vio Jehová que Lea era menospreciada, y le dio hijos; pero Raquel era estéril.32 Y concibió Lea, y dio a luz un hijo, y llamó su nombre Rubén,[a] porque dijo: Ha mirado Jehová mi aflicción; ahora, por tanto, me amará mi marido.

Pero fue a Judá a quien Judá le dio la promesa de parte de Dios de que de sus generaciones saldrían reyes y de él vendría el Mesías prometido a Israel (Génesis 49:8-10) Judá, te alabarán tus hermanos; Tu mano en la cerviz de tus enemigos; Los hijos de tu padre se inclinarán a ti. 9 Cachorro de león, Judá; De la presa subiste, hijo mío. Se encorvó, se echó como león, así como león viejo: ¿Quién lo despertará? 10 No será quitado el cetro de Judá, Ni el legislador de entre sus pies, Hasta que venga Siloh; Y a él se congregarán los pueblos.

¿Qué hizo Judá para que fuera bendecido de esa manera por el Señor a través de su padre Israel? Juda hizo simbólicamente algo que representaría la misión que nuestro Señor Jesucristo cumpliria miles de años despues, Juda puso su vida por su hermano, se entregó él en lugar de su hermano Benjamin (Genesis 44:30-34) Ahora, pues, cuando vuelva yo a tu siervo mi padre, si el joven no va conmigo, como su vida está ligada a la vida de él, 31 sucederá que cuando no vea al joven, morirá; y tus siervos harán descender las canas de tu siervo nuestro padre con dolor al Seol. 32 Como tu siervo salió por fiador del joven con mi padre, diciendo: Si no te lo vuelvo a traer, entonces yo seré culpable ante mi padre para siempre; 33 te ruego, por tanto, que quede ahora tu siervo en lugar del joven por siervo de mi señor, y que el joven vaya con sus hermanos. 34 Porque ¿cómo volveré yo a mi padre sin el joven? No podré, por no ver el mal que sobrevendrá a mi padre.

Juda cumplió una función de vicario, se entregó en lugar de su hermano, así como Cristo ofreció una muerte vicaria, en lugar de cada uno de nosotros, él sufrió el castigo, él llevó nuestros pecados. (Isaías 53:4-5) Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido. 5 Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.

La bendición de Judá se cumplió pues de sus generaciones vino el rey David, y el Rey de reyes, nuestro Señor Jesucristo.