EN EL 2021: CAMBIEMOS NUESTRA MENTALIDAD

TEMA: EN EL 2021: CAMBIEMOS NUESTRA MENTALIDAD 

TEXTO: EFESIOS 4:17 Esto, pues, digo y requiero en el Señor: que ya no andéis como los otros gentiles, que andan en la vanidad de su mente,

Estamos llegando al final de este año 2020 y vamos a comenzar un nuevo año, y seguramente todos anhelamos que este año nuevo sea mejor, que las cosas cambien para bien, que nuestro matrimonio mejore, que nuestros hijos triunfen, que nuestras finanzas prosperen, que las bendiciones de Dios sean derramadas sobre nuestra vida y la de nuestra familia.

Pero tenemos que comprender que aunque tengamos muchos buenos anhelos, propósitos o deseos para el año que está por comenzar, esto no podrá ser realidad si seguimos caminando en la vanidad de nuestra mente, es decir, si seguimos enfrentando la vida con una mentalidad equivocada.

COMPRENDAMOS PRIMERAMENTE LO QUE ES LA MENTALIDAD: Es una serie de ideas y convicciones que conforman la visión general de la vida que una persona tiene. Es decir que es la forma como vemos y enfrentamos la vida.

Veamos por medio de la palabra de Dios algunos tipos de mentalidad que muchos de nosotros tenemos y reconozcamos cómo están afectando nuestra vida.

I)  MENTALIDAD INMADURA (1 CORINTIOS 13:11) Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, juzgaba como niño; mas cuando ya fui hombre, dejé lo que era de niño. 

Es triste de reconocer pero muchos adultos siguen teniendo actitudes infantiles para enfrentar la vida, es por eso que cuando tienen algún conflicto piensan que haciendo berrinche lo van a resolver, piensan que gritando, golpeando cosas, ofendiendo a las personas, van a lograr resolver sus problemas, y no se dan cuenta que lo que hacen es empeorar más las cosas, y es por eso que la palabra del Señor no manda a ser maduros en nuestro modo de pensar (1 Corintios 14:20) Hermanos, no seáis niños en el modo de pensar, sino sed niños en la malicia, pero maduros en el modo de pensar. 

Podemos reconocer que las principales muestras de que una persona es madura son que acepta las críticas y las analiza y reflexiona para mejorar, sabe controlar sus ataques de mal carácter, y que acepta las consecuencias de sus actos sin justificarse o poniendo excusas

II) MENTALIDAD DERROTISTA (NÚMEROS 13:33) También vimos allí gigantes, hijos de Anac, raza de los gigantes, y éramos nosotros, a nuestro parecer, como langostas; y así les parecíamos a ellos.

Este texto nos muestra la actitud que tuvieron diez de los doce espías que fueron enviados a observar la tierra prometida, cuando llegaron ellos no se enfocaron en lo bueno que vieron en esa tierra, sino que vieron los gigantes, los carros de guerra, los soldados, y tuvieron una actitud de derrota: Somos como langostas comparados a ellos. 

La actitud derrotista es la que nos hace sentir pequeños, inseguros e incapaces de enfrentar los problemas de la vida. Y esta actitud de derrota está basada en un pensamiento: No soy capaz, es imposible, la batalla está perdida no vale la pena luchar.

Para poder superar esta mentalidad derrotista lo que necesitamos es enfrentar los problemas y desafíos de la vida, sin importar lo grande que parezcan, con la misma actitud con la que David enfrentó a Goliat (1 Samuel 17:45) Entonces dijo David al filisteo: Tú vienes a mí con espada y lanza y jabalina; mas yo vengo a ti en el nombre de Jehová de los ejércitos, el Dios de los escuadrones de Israel, a quien tú has provocado.

No debemos sentirnos derrotados ante los problemas y dificultades de la vida, porque tenemos que confiar que no los enfrentaremos nosotros solos, sino en el nombre de nuestro Dios, en su fuerza y en su autoridad. 

III) MENTALIDAD NEGATIVA (NÚMEROS 14:1-3) Entonces toda la congregación gritó, y dio voces; y el pueblo lloró aquella noche.2 Y se quejaron contra Moisés y contra Aarón todos los hijos de Israel; y les dijo toda la multitud: !!Ojalá muriéramos en la tierra de Egipto; o en este desierto ojalá muriéramos! 3 ¿Y por qué nos trae Jehová a esta tierra para caer a espada, y que nuestras mujeres y nuestros niños sean por presa? ¿No nos sería mejor volvernos a Egipto?

Las personas negativas son fáciles de reconocer porque tienen una forma de vida que los caracteriza: LAS QUEJAS, para ellos siempre todo está mal, nada les parece bien, nada les parece suficiente.

Pero es necesario que nos hagamos una pregunta ¿Nuestras quejas mejoran las circunstancias? La respuesta seguramente es NO. Tenemos que reconocer que todos alguna vez podemos quejarnos por algo, pero no podemos VIVIR QUEJÁNDONOS.

¿Por qué no nos proponemos de corazón en este nuevo año CAMBIAR NUESTRAS QUEJAS POR AGRADECIMIENTO? (1 Tesalonicenses 5:18) Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús. Tenemos que aprender a darle gracias al Señor en todo, es decir no solamente por lo que tenemos, sino también aun por lo que no tenemos, por los días felices, como también por los días en los que lloramos, por los días de abundancia, como también por los días de escasez, por los días de buena compañía, como también por los días de soledad, porque en todos y cada uno de ellos el Señor ha estado con nosotros, en todos ellos el Señor nos ha enseñado que aun en el desierto podemos florecer y fructificar (Isaías 41:18) En las alturas abriré ríos, y fuentes en medio de los valles; abriré en el desierto estanques de aguas, y manantiales de aguas en la tierra seca.

IV) MENTALIDAD CONFORMISTA (ISAÍAS 54:2-3) Ensancha el sitio de tu tienda, y las cortinas de tus habitaciones sean extendidas; no seas escasa; alarga tus cuerdas, y refuerza tus estacas.3 Porque te extenderás a la mano derecha y a la mano izquierda; y tu descendencia heredará naciones, y habitará las ciudades asoladas.

Nosotros como cristianos debemos vivir como nos los dice la palabra de Dios con un corazón lleno de contentamiento, es decir agradecidos con lo que tenemos hoy (Hebreos 13:5) Sean vuestras costumbres sin avaricia, contentos con lo que tenéis ahora; porque él dijo: No te desampararé, ni te dejaré;  pero no creyendo que no podemos avanzar más, no pensando que hasta ahí podemos llegar, pensando que nuestro Dios no quiere darnos aún más, el conformismo es compañero inseparable de la mediocridad. 

FRASE: “El conformismo es el enemigo de nuestro crecimiento” y eso aplica en todas las áreas de nuestra vida. 

Nosotros como hijos de Dios tenemos que tener una mentalidad para avanzar, no para estancarnos ni para retroceder. 

Hay algunas características de las personas que tienen una mentalidad conformista: 

  • Creer que lo saben todo y que no necesitan aprender nada más. 
  • No ahorrar ni invertir, solamente gastar, es decir, no tener planes a futuro.
  • Encontrar un problema a cada solución.
  • Asumir siempre el papel de víctima.
  • Rendirse pronto, querer resultados rápidos.
  • Círculo de influencia tóxico: Amigos conformistas y negativos.

Recordemos que nuestro Dios nos ha dicho: ESFUÉRZATE Y SÉ VALIENTE.

CONCLUSIÓN: Hemos visto algunas mentalidades que nos están afectando y que debemos cambiar en el 2021, pero si reflexionamos ¿Para que esperar que comience un nuevo año? HOY PODEMOS CAMBIAR NUESTRA MENTALIDAD, porque TODO LO PODEMOS EN CRISTO QUE NOS FORTALECE.