CONCEPTOS ERRÓNEOS SOBRE EL MATRIMONIO

TEMA: CONCEPTOS ERRÓNEOS SOBRE EL MATRIMONIO

TEXTO: MATEO 19:4-6 

Él, respondiendo, les dijo: ¿No habéis leído que el que los hizo al principio, varón y hembra los hizo, 5 y dijo: Por esto el hombre dejará padre y madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne? 6 Así que no son ya más dos, sino una sola carne; por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre.

No podemos negar que en la actualidad los divorcios van cada día en aumento y cada vez menos parejas jóvenes están pensando en formalizar su relación bajo la bendición matrimonial. 

Pero ¿cuál es la causa de que esté ocurriendo esto? Hay diversidad de causas, pero dentro de todas esas podemos reconocer que uno de los problemas principales en el matrimonio y aun desde las relaciones de noviazgo son los conceptos equivocados o erróneos que tanto hombres como mujeres tienen sobre el matrimonio. 

Y estos conceptos equivocados vienen porque no conocemos lo que Dios ha dejado establecido en su palabra sobre el matrimonio, sino que erróneamente nos basamos solamente en los conceptos que la sociedad no enseña, o que muchas veces nos impone. 

Veamos cuáles son algunos de esos errores sobre el matrimonio  para poder compararlo con lo verdaderamente que nos enseña la palabra de Dios.

I) PRIMER CONCEPTO EQUIVOCADO: EL MATRIMONIO ES UNA UNIÓN BASADA EN LA DECISIÓN DE AMAR A LA OTRA PERSONA, SIN IMPORTAR LA PREFERENCIA SEXUAL DE LA PAREJA 

Hoy en dia esto es cada vez más común en las sociedades, los matrimonios entre parejas del mismo sexo, hombres casados con otro hombre y una mujer casada con otra mujer, pero que sea algo comun y aceptado en la sociedad no significa que sea aprobado y bendecido por nuestro Dios.

La iglesia del Señor en este mundo tiene mantener firmes los valores y principios del matrimonio que fue creado por nuestro Dios en el huerto del Edén (Mateo 19:4-5) Él, respondiendo, les dijo: ¿No habéis leído que el que los hizo al principio, varón y hembra los hizo, 5 y dijo: Por esto el hombre dejará padre y madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne?

A pesar de que las leyes terrenales en muchos países están queriendo reconocer este tipo de matrimonio y lo están legalizando, no quiere decir que este tipo de uniones tengan la bendición de Dios (Génesis 1:27-28) 27 Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. 28 Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra. Reflexionemos ¿Hubiera podido Dios darles la bendición y decirles fructificad y multiplicaos si hubieran sido una pareja del mismo sexo? 

A pesar de lo que las personas en el mundo digan, nosotros tenemos que comprender que el matrimonio no está basado primeramente en la decisión de amar, sino sobre la base del modelo que nuestro Dios ha dejado establecido en su palabra. 

II) SEGUNDO CONCEPTO ERRÓNEO: EL MATRIMONIO ES UN CONCEPTO QUE YA ESTÁ DESFASADO, PASADO DE MODA 

Muchas personas en la actualidad piensan que el matrimonio es algo que ya no tiene validez, que está pasado de moda, y que no es necesario para convivir como pareja.

Algunos hasta se llegan a sentir mal o hasta avergonzados por tener en sus corazones el anhelo de llegar a casarse un día y quizás hasta reciban burlas de sus amistades y hasta de su familia. 

Pero la palabra de Dios nos enseña que el matrimonio no está ni pasado de moda, ni es un motivo de vergüenza anhelar casarse un dia (Hebreos 13:4) Honroso sea en todos el matrimonio, y el lecho sin mancilla; pero a los fornicarios y a los adúlteros los juzgará Dios. 

La palabra de Dios nos enseña que el matrimonio siempre es honroso, es decir que da honra, primeramente a los que se casan, porque no querer vivir en adulterio ni fornicación, y también da honra a Dios, y a los padres de la pareja. 

Y también tenemos que saber que reconocer que el matrimonio no es un “Concepto pasado de moda u obsoleto” 

  • Primeramente porque fue una unión que fue creada y establecida por nuestro Dios. Aun antes que las sociedades existieran, la unión matrimonial ya fue establecida, es decir no se rige por lo que la sociedad diga, sino por lo que Dios establece. 
  • Es una unión que fue confirmada bajo la bendición de la presencia de nuestro Señor Jesucristo en las bodas de Caná de Galilea, en donde hizo su primer milagro.

III) TERCER CONCEPTO ERRÓNEO: MEJOR NO HAY QUE CASARSE PORQUE EL MATRIMONIO ARRUINA LAS RELACIONES.

Muchas personas tienen este concepto que el compromiso que implica estar casado termina arruinando la relación de pareja. 

Pero esto no es así, la realidad es que las parejas fracasan no por culpa del matrimonio, sino primeramente por la mala elección de la pareja, (2 Corintios 6:14) No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas? No es la unión matrimonial la que afecta la relación sino la unión con una persona que no era la idónea para nuestra vida. 

Y para aquellos que piensan que el compromiso de la unión en matrimonio es lo que afecta la relación de pareja, tienen que comprender que la bendición matrimonial no es la que crea el compromiso, las personas que se aman verdaderamente están comprometidas por amor, con un proyecto de vida entre ellas, el matrimonio es solamente la bendición de Dios sobre ese compromiso, sobre ese proyecto de vida. 

IV) CUARTO CONCEPTO ERRÓNEO: PARA PODER CASARSE ES NECESARIO ENCONTRAR A LA PERSONA PERFECTA 

De hecho si buscaramos a una persona perfecta jamás nos podríamos casar, pues personas perfectas no existen, y es por eso que muchas personas no pueden encontrar una persona que llene todas sus expectativas. 
Tenemos que saber que el matrimonio no es la unión de dos personas perfectas, sino de un hombre y una mujer con errores y debilidades, pero que han decidido a pesar de sus diferencias, de sus errores, amarse y ayudarse mutuamente a ser mejores y a ser felices juntos (Génesis 2:18) Y dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él.

Podemos ver que nuestro Dios no le trajo a Adán una mujer perfecta, sino una mujer que sería la ayuda idónea, su complemento, y en eso si aplica la palabra perfecto, la persona que sería su complemento perfecto, a pesar de sus diferencias.