APRENDAMOS A SER OVEJAS

TEMA: APRENDAMOS A SER OVEJAS

TEXTO: SALMO 100:3

{{
}}

DESCARGA EN PDF APRENDAMOS A SER OVEJAS

En la palabra de Dios podemos ver que muchas veces el pueblo de Dios es comparado con un rebaño de ovejas, se nos dice que Dios es el pastor de ese rebaño y nosotros que somos su pueblo somos sus ovejas. Pero ¿Por qué compararnos con ovejas y no con otro animal más valiente, más fuerte, más ágil, o más feroz? 

Quizás a muchos de nosotros nos hubiera gustado que el Señor dijera que su pueblo somos una manada de leones, o una manada de búfalos, pero no un rebaño de ovejas que aparentemente son débiles y temerosas. 

Es por eso que es muy importante que cada uno de nosotros que formamos el pueblo de Dios comprendamos lo que verdaderamente significa ser ovejas, y que aprendamos a ser ovejas del rebaño de nuestro Dios. 

¿QUE NECESITAMOS PARA QUE PODAMOS APRENDER A SER OVEJAS?

I) NECESITAMOS RECONOCER QUE NECESITAMOS UN PASTOR Y UN REBAÑO (MATEO 9:36 / HECHOS 20:28)

Todos nosotros necesitamos un pastor que nos ame, que nos cuide, y que nos guie, y ese buen pastor es nuestro Señor Jesucristo, y también necesitamos formar parte del rebaño del Señor que hablando en términos generales es la iglesia de Cristo. 

Desde el momento que confesamos a Jesucristo como Señor y Salvador de nuestra vida también lo declaramos como nuestro Pastor, y somos unidos al rebaño del Señor que es su iglesia. 

Espiritualmente todos los cristianos tenemos un pastor y rebaño, pero a nivel terrenal tenemos que comprender que también necesitamos identificar a un pastor llamado por el Señor como nuestro pastor y también necesitamos formar parte de un rebaño el cual es la iglesia local de la cual debemos ser miembros y congregarnos. 

A muchos cristianos les gusta como predican varios pastores, los siguen en las redes sociales, ven sus videos en YouTube, ven sus programas en la televisión, y todo esto está bien pues nos ayuda a crecer espiritualmente, pero es necesario que reconozcamos a un pastor como nuestro pastor, y que tengamos un solo rebaño donde nos congregamos, es decir una iglesia de la cual formamos parte, no debemos ser ovejas de varios rebaños ni considerarnos ovejas independientes.

Es necesario que tengamos bien definida cual es nuestra doctrina, para no caer en una mezcla de doctrinas que luego lo que producen en nuestra vida es una confusión doctrinal y espiritual (Hebreos 13:9) 

I) PARA SER OVEJA Y FORMAR PARTE DE UN REBAÑO NECESITAMOS APRENDER CADA DIA A SER COMO NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO (MATEO 11:29) 

Las ovejas instintivamente se unen en rebaños pues son temerosas, y en el rebaño las ovejas se protegen las unas a las otras, y  se dejan pastorear y cuidar por su pastor. 

En la iglesia para aprender a ser ovejas necesitamos ser mansos para dejarnos guiar por el pastor (Hebreos 13:17) También tenemos que comprender que las ovejas obedecen la voz de su pastor, pero el pastor tiene que obedecer la voz de Dios (Jeremías 3:15) 

En la iglesia para aprender a ser ovejas necesitamos ser humildes de corazón para que podamos convivir en armonía con las otras ovejas del rebaño, es decir con nuestros hermanos en Cristo (Gálatas 5:14-15) 

Hoy en día hay muchas ovejas heridas en su corazón, con resentimiento, fuera del rebaño, lejos de la iglesia, y lejos del Señor, y lastimosamente también hay muchas ovejas en los rebaños con actitudes de soberbia, y es por eso que necesitamos TENER UN CORAZON DE OVEJA mansos y humildes de corazón. 

Es triste ver en la iglesia del Señor, que debería de ser una comunidad de amor y de fraternidad, como las ovejas se comen entre ellas, teniendo pleitos entre hermanos, criticándose entre hermanos, y con nuestras malas actitudes sacamos del rebaño las ovejas que nuestro Señor Jesucristo rescato por medio de su sacrificio en la cruz. (Ezequiel 34:20-22) 

Si te has alejado de tu rebaño, vuelve hoy, deja que el Señor sane tu corazón, y si reconoces que has tenido actitudes soberbias, hoy es el día de hacer un cambio en nuestras actitudes con la ayuda de Dios. (Ezequiel 34:16) 

III) PARA APRENDER A SER OVEJAS TENEMOS QUE COMPRENDER QUE NECESITAMOS SER ALIMENTADOS UNICAMENTE CON BUENOS PASTOS: LA PALABRA DE NUESTRO DIOS (EZEQUIEL 34:14) 

Las ovejas tienen como característica que son totalmente herbívoras, se alimentan exclusivamente de pastos, y la función pastoral es buscar los mejores pastos para su rebaño, de hecho de ahí viene la palabra “Pastor” pues su labor es buscar buenos PASTOS para alimentar a las ovejas que están bajo su cuidado. 

En el rebaño del Señor, que es la iglesia, la responsabilidad de los pastores es preparar mensajes apegados a la sana doctrina, para alimentar a la congregación, mensajes que tienen que cumplir TRES OBJETIVOS: EDIFICAR, EXHORTAR Y CONSOLAR. 

Pero las ovejas del rebaño del Señor, que somos todos los cristianos, tenemos que tener la sabiduría para reconocer esos buenos pastos para ser alimentados, es decir buscar un rebaño donde el pastor predique verdaderamente la palabra de Dios no adulterada, no mezclada con doctrinas falsas, ni con enseñanzas mundanas. 

Tenemos que asegurarnos de estar en un rebaño donde: 

  • No seamos entretenidos sino edificados
  • Que no se nos enseñe solamente a crecer económicamente o materialmente, sino principalmente a crecer espiritualmente por medio de la comunión con nuestro Dios. 
  • Se nos enseñe a llegar a ser más como Cristo no como llegar a ser más como el pastor. 

CONCLUSION: Tenemos que aprender a ser ovejas porque tenemos el mejor de los pastores, al buen pastor, NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO. 

Deja un comentario