CUIDANDO LA SALUD MENTAL DE NUESTRA FAMILIA

TEMA: CUIDANDO LA SALUD MENTAL DE NUESTRA FAMILIA

 

TEXTO: 1 PEDRO 5:7

DESCARGA EN PDF: CUIDANDO LA SALUD MENTAL DE NUESTRA FAMILIA

Estamos viviendo tiempos en los cuales todos están enfocados en cuidar nuestra salud física, y es necesario pues estamos amenazados por un virus muy contagioso, pero muy pocos se están preocupando por cuidar su salud mental y la de su familia, y verdaderamente es lo que más está siendo afectada.

 

Veamos dos definiciones muy importantes: 

 

SALUD MENTAL: es un estado de bienestar y equilibrio emocional en el cual una persona es capaz de enfrentarse con las situaciones cotidianas, enfrenta los retos de una manera positiva y tiene buenas relaciones con los demás.

 

Pero la salud mental de las personas y de las familias está siendo afectada por: 

 

LA ANSIEDAD: Estado mental que se caracteriza por una gran inquietud y una extrema inseguridad.

 

La mayor parte de familias están afectadas en su salud mental por la ansiedad, y Dios no quiere que sus hijos vivamos así, llenos de ansiedad y de preocupación que al final nos puede llevar a la depresion. 

 

¿Cómo podemos cuidar la salud mental de nuestra familia? Debemos tomar acciones a nivel humano y espiritual 

 

I) PRIMERAMENTE A NIVEL HUMANO 

 

  • No demos lugar a pensamientos catastróficos (2 Corintios 4:8-9) La iglesia de Cristo a pesar de las dificultades, sigue estando en victoria y bajo la cobertura de Dios. 

 

  • Infórmese bien, con información real y no de falsas noticias y rumores  (Jeremias 51:46) No todo lo que se dice y se envía por medio de las redes sociales es verdadero, tenemos que tener discernimiento (1 Tesalonicenses 5;21) 

 

  • No se se INFOXIQUE ni usted ni su familia (Jeremías 49:23-24) No es bueno pasar todo el dia enfocado en las noticias, todo el día hablando del virus, tenemos que desintoxicar nuestra mente,  mirar y agradecer las bendiciones que tenemos en nuestra vida.

 

II)  SEGUNDO, Y PRINCIPALMENTE A NIVEL ESPIRITUAL 

 

  • Pongamos en Dios nuestra ansiedad, y confiemos que él tiene cuidado de nosotros (1 Pedro 5:7) 

 

  • Oremos como familia pongamos nuestras peticiones en las manos de Dios,  confiemos en la protección de Dios para sus hijos y clamemos por su misericordia (Filipenses 4:6-7)

 

  • Recordemos siempre y enseñemosle a nuestra familia (ROMANOS 8:31) SI DIOS ES POR NOSOTROS, ¿QUIÉN CONTRA NOSOTROS?
Anuncios

Deja un comentario