CUIDADO CON LAS MOSCAS 

TEMA: CUIDADO CON LAS MOSCAS

TEXTO: ECLESIASTES 10:1

{{
}}

INTRODUCCIÓN

DESCARGA EN PDF: CUIDADO CON LAS MOSCAS

Definitivamente a nadie de le gustan las moscas, pues la mosca es un vector de enfermedades, es decir, que en su cuerpo transporta bacterias, gérmenes y hongos hacia otras superficies, como los personas, animales y alimentos, especialmente a través de sus patas, cuando al volar hace paradas sirviendo de vehículo microbios y bacterias que producen enfermedades.

Es por eso que a las moscas siempre las espantamos y las queremos lejos de nosotros. Pero este dia vamos a reflexionar sobre algunas moscas que muchos de nosotros pasamos inadvertidas y no nos damos cuenta el daño que le están causando a nuestra vida y a nuestra salud espiritual.

¿A cuales moscas nos estamos refiriendo? Veamos lo que nos enseña la palabra de Dios:

I) LAS PEQUEÑAS LOCURAS QUE NOS CAUSAN GRANDES DAÑOS (VS 1)

Analicemos primeramente el texto: se nos habla de un perfumista, los perfumistas en tiempos Bíblicos trabajaban con especias como la mirra, el bálsamo, el incienso, la canela, el nardo, etc, muchos de los cuales no eran de la tierra de Israel, tenían que ser traídos por barco desde muy lejos y por lo tanto eran eran muy caros, por lo tanto el perfume que el perfumista preparaba era algo exquisito de mucho valor.

Pero una pequeña mosca muerta podía arruinar algo de tanto valor, haciendo que en el aroma delicioso se convirtiera en un hedor, en un olor muy desagradable.

Nosotros nos somos perfumistas pero en nuestra vida tenemos cosas de gran valor: Nuestra familia, nuestro matrimonio, nuestros hijos, nuestro buen testimonio de vida cristiana, nuestra buena fama en la sociedad por nuestro trabajo, por nuestra labor profesional. Etc

Pero al igual que el perfumista una pequeña mosca puede echar a perder su perfume de gran valor, así para nosotros una PEQUEÑA LOCURA, puede echar a perder de un dia para otro todo lo bueno que tenemos en nuestra vida.

  • Una pequeña locura llamada adulterio (2 Samuel 11:2) Sucedio un dia… un dia fue suficiente para que el rey David cometiera las mas grandes locuras de su vida para luego tener que sufrir las más duras consecuencias.
  • Una pequeña locura llamada mal carácter (Proverbios 14:17) Muchos matrimonios han sido dañados y destruidos por un momento de locura causado por el mal carácter, por dejarnos llevar por la ira y decir palabras hirientes, por tomar decisiones arrebatadas motivados por el enojo, muchas de las cuales ya no hay vuelta atrás.
  • Una pequeña locura llamada amor en yugo desigual (Jueces 16:17-20) ¿Cuál fue error de Sansón? Haberse enamorado de una persona que no era del pueblo de Dios, abrió su corazón a una persona que no era agradable a Dios y terminó destruido, y lastimosamente esa es la historia da la vida de muchos cristianos hoy en dia.
  • Una pequeña locura llamada volver a caer en un vicio (Proverbios 23:31-32) No creas que por el tiempo que llevas sin probar el licor o una droga ya eres capaz de controlarte, que puedes tomar una copa y no habrá problema, porque en la realidad si lo habrá, y muchos de esos vicios también pueden ser relaciones destructivas, no vuelvas atrás, no juegues con fuego.

II) LAS AMISTADES QUE APARECEN CUANDO ESTAMOS MAL (TITO 1:15)

Hay una frase que nos debe hacer reflexionar: Sabes cuando algo se ha podrido cuando aparecen las moscas.

Definitivamente cuando estamos mal espiritualmente, cuando hemos dejado que la corrupción del pecado domine nuestra vida, cuando nos alejamos del Señor y nuestra mente y nuestro corazón se llenan de la corrupción del mundo, siempre aparecerán las moscas, es decir esas amistades que solo estan con nosotros cuando estamos caminando en pecado, cuando hemos vuelto atrás.

Por eso vale la pena preguntarnos y reconocer, esas personas que hoy están en nuestra vida que nos llevan al vicio, que llenan nuestra mente de pecado, que siempre nos incitan a hacer lo malo, ¿Son moscas o son amigos?

Podemos reconocer cómo está nuestro interior, cómo está nuestra mente y nuestro corazón llenos de corrupción y de pecado, si vemos a nuestro alrededor las moscas que nos rodean. Entonces ¿qué tenemos que hacer? (Amos 5:4)

Deja un comentario