¿QUE PASO CON MI FAMILIA?

TEMA: ¿QUE PASO CON MI FAMILIA?

 

TEXTO: MATEO 9:36

DESCARGA EN PDF: QUE PASO CON MI FAMILIA

INTRODUCCION

 

¿Que paso con mi familia? Esa es la pregunta que se hacen muchos cristianos al ver él estado actual de su familia viviendo en vicios, lejos de Dios, enredados en pecados, y con matrimonios divididos o en fracaso.

 

Es triste ver que nuestra familia sean como ovejas descarriadas que no tienen pastor, pero respondamos esa pregunta ¿que paso con mi familia? ¿Cuales fueron las causas que nos llevaron a vivir así?

 

I) NOS CONFORMAMOS A VIVIR UN CRISTIANISMO FINGIDO EN LA IGLESIA (ISAÍAS 29:13) Lastimosamente muchos padres de familia les enseñamos a nuestros hijos a fingir ser cristianos, pero no a vivir como cristianos, cometemos él error de enseñarles con nuestro ejemplo que él pecado hay que esconderlo para ir a la iglesia y volver a vivirlo después del culto (Génesis 35:1-4) al igual que Jacob escondemos nuestros ídolos, pero no nos arrepentimos. 

 

Es necesario que en casa les enseñemos a no vivir un cristianismo fingido sino real (2 Timoteo 1:4-5) 

 

II) NO NOS PREOCUPAMOS POR LA SEGURIDAD DE LA SALVACIÓN DE NUESTROS HIJOS (HECHOS 16:30-31) Muchos padres cristianos están enfocados en traer a sus hijos a una iglesia cristiana, en matricularlos en colegios cristianos, pero no se aseguran que sus hijos sean cristianos, tenemos que saber que no es la iglesia cristiana ni él colegio cristiano él que hace salva a una persona, es CRISTO quien salva, es Cristo en el corazón de las personas él único que puede dar la vida eterna. 

 

III) NO TOMAMOS CON RESPONSABILIDAD LA AUTORIDAD QUE COMO PADRES DIOS NOS HA DADO (PROVERBIOS 29:17) Ser familia cristiana no significa que solamente vamos a orar por nuestros hijos para que no se vayan por malos caminos o que no se enreden en vicios y en malas amistades, como familias cristianas tenemos que tomar la palabra de Dios y practicarla, es decir que como padres tenemos que usar con responsabilidad la disciplinar y corregir a nuestros hijos e hijas, no podemos ser indiferentes a los estilos de vida equivocado de los miembros de nuestra familia, si los amamos los tenemos que corregir (Proverbios 13:24) 

 

IV) PERMITIMOS QUE SE UNIERAN EN YUGO DESIGUAL CON INCRÉDULOS (DEUTERONOMIO 7:1-4) Él mismo principio espiritual del libro de deuteronomio en tiempos de la ley aplica para hoy en la dispensación de la gracia, no podemos unirnos en yugo desigual porque esas personas apartaran a nuestra familia de los caminos de Dios, los llevaran a vivir estilos de vida que no agradan a Dios y terminarán en fracaso y lejos de Dios, y no solamente aplica para relaciones de pareja, sino también en relaciones de amistad. 

 

V) DAÑAMOS SU MENTE Y SU CORAZÓN CON NUESTRAS MURMURACIONES Y CRÍTICAS EN CONTRA DE NUESTRA PROPIA IGLESIA (EZEQUIEL 34:18-19) Lastimosamente este es el mayor daño que le hacemos a nuestra familia en su vida espiritual, murmurar y criticar a la misma iglesia donde nos congregamos a recibir la palabra de Dios, ensuciamos el agua que las ovejas sedientas quieren beber y por eso ya no vuelven, no les enseñamos a nuestra familia a amar la iglesia de Cristo sino a destruirla, y eso trae consecuencias muy duras (1 Corintios 3:17) 

 

Anuncios

Deja un comentario